20.5.13

De nada sirve quejarte, Verónica,
te miro con dos tumbas paralelas
y tu voz me sabe a cuentos infantiles
que la Luz se devoró.

No habrán de sujetarme
tus reproches ni tus ruegos.
Ni la pasión ni el deseo
habrán de maniatarme.
Hace tanto que no duermo!

He visto suficiente,
he visto demasiado,
he visto hasta no verte.

En ominosas noches
y días execrables
he vagado intensamente muerto.

Las mentiras piadosas,
los infiernos terrenales,
las mentiras clamorosas,
los paraísos infernales,
el infundio macabro
en que el hombre reposa
ametrallado a gritos por la Sombra,
crucificado sobre lanzas luminosas.

He visto suficiente,
he visto demasiado,
he visto hasta no verte.

Te mataré en cualquier instante,
como quien cambia de canal
cuando el programa
no alcanza contra el tedio.

Hace siglos que ya fuiste.
Hace siglos que no estás.
Lo que queda no eres tú,
lo que resta es el recuerdo,
una imagen vagarosa
que palpita en el espejo.

Cambia ya de soñador,
que yo ya no te sueño...
Si supieras cuánto
hace que no duermo!

De mi novela "Y juramos con Gloriar Morir"

1 comments:

Anónimo dijo...

tremendo e implacable!

 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.