24.8.12



A la mundialmente reconocida violinista, la aduana alemana le retuvo su violín Guarnerius 1741, valuado en un millón doscientos mil dólares, durante su paso por el aeropuerto de Frankfurt la semana pasada. La violinista que actualmente vive en Bélgica volvía a Europa luego de una función en Japón. A pesar de haber realizado este viaje muchas veces antes sin tener nunca ningún problema, esta vez la aduana le dijo que debía pagar 500.000 dólares si deseaba recuperar su violín.
A pasar por el aeropuerto alemán, Horigame como siempre no declaró nada, cuál sería su sorpresa cuando los aduaneros le dijeron que debía pagar 190.000 Euros  por ese raro violín. Y aún más ridículo, la multaron hasta llegar a 380.000 Euros (unos 476.000 dólares) porque no pudo presentar la boleta de su compra, realizada en 1986.
Horigome explicó –una obviedad- que el violín era un instrumento indispensable para su trabajo, y que para un violinista el violín es como una extensión de su propio cuerpo. La violinista ha vivido en Europa por casi tres décadas, y nunca antes había tenido un problema semejante. A medida que hizo los trámites para presentar la documentación que prueba la compra de su violín, Horigome comentó que las negociaciones están siendo muy difíciles y que la aduana alemana le dice que sólo le devolverá el violín si prueba que es verdaderamente necesario para el trabajo de ella (SIC)
Toda la situación se agrava si uno tiene en cuenta que Alemania ha sido siempre un país central en la difusión de la música clásica.
Los niveles de imbecilidad burocrática han aumentado tanto, que aún si la humanidad tuviera chances de sobrevivir, resulta dudoso que valiera la pena!
Estos niveles de automatismo harían enrojecer al mismo Gurdjieff…

1 comments:

Ti: dijo...

Sitio muy bueno, pero es perder el tiempo con .

 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.