9.12.15

Esperando el dulce amanecer
en que la prepotencia, la intolerancia,
la brutalidad pseudoilustrada,
la irrespetuosidad sin límites
el pensamiento único,
la actitud totalitaria,
la incapacidad de escuchar,
la mirada sesgada,
la mirada que divide,
la mirada que separa...
vuelvan finalmente a su casa.

26.11.15

Lo he escrito más de una vez, incluso en mi novela "Y Juramos con Gloria morir", y decenas de veces más en distintos artículos...Pero es inútil. Todos siguen repitiendo lo mismo sin saber, aún los que deberían saber.

La Triple A fue una frase-sigla acuñada por mi amigo el Dr.Julio César Urien,

El significado de la Triple A era, según su autor y cito textualmente,   "el eje de liberación de los pueblos Asia-África-América".

Aún puedo recordar la charla con Julio César en su piso de la calle Arenales -mientras yo fumaba uno de los  "Gran Nicaragua" que Julio solía cederme a mí, ya que él no los fumaba-...
El Juez de Cámara retirado, ya grande, y con la mirada embarazosamente húmeda me decía: "Ese degenerado -por López Rega- usurpó y retorció la obra de mi vida, dándole a la Triple A un sentido completamente opuesto a lo que originalmente representaba".

Y Punto.
Punto Final.

Julio César era la cabeza de la Logia Anael - a la que Perón dió su apoyo (sea lo que fuere lo que representase el "apoyo" de Perón que no daba puntada sin hilo y sin segundas intenciones)

De la extraña combinación ideológica de Julio César no he de hablar, primero porque ya no está entre nosotros y debería decirlo él si esa hubiese sido su voluntad, y en segundo lugar porque mi propia urdimbre ideológica no es menos compleja ue la de él,  e incluso se entrecruza en algunos puntos que tampoco deseo revelar en este momento.

Vaya pues la verdad en este tema en honor y homenaje a ese hombre tan lleno de de bellos ideales que me honró con su cálida amistad, una abrazo para vos, Julio César!

PD: me refiero en esta nota al Dr.Julio César Urien, no a su hijo -quien fue Presidente del Astillero Río Santiago-con quien no me relaciona vínculo alguno de ningún tipo.
Dime lo que planeas hacer y te diré de dónde vienes y hacia dónde vas...

No puede haber cambios genuinamente sustanciales en Argentina si no se aplican las siguientes medidas:

1- Modificación del mapa geopolítico de Argentina, suprimiendo las provincias y creando REGIONES (como tiene nuestro vecino Chile) Indispensable medida  por diversas razones que exceden esta breve introducción al tema. y que podría detallar mejor si alguien lo solicita.

2- Instauración de una nueva economía basada en la creación e incentivación  de nuevas economías regionales, autónomas y lo más descentralizadas posibles.

3- Creación de una estructura Cooperativista desde La Quiaca hasta Tierra del Fuego, donde los obreros sean socios reales de las estructuras a las que dan vida y sustento. Con la adecuada formación técnico-educativa que cada área requiera.

4- Descentralización progresiva y creciente de las comunidades rurales con apertura de posibilidades económicas dentro del marco antes planteado.

5-Creación e incentivación de energías autosustentables  a lo largo de todo el país.

6-Modificación profunda y sustancial de los programas de educación, estableciendo un currículo basado en las necesidades reales y concretas de los niños y jóvenes de hoy (no en los niños y jóvenes "conceptuales" que habitan e las mentes de los académicos). Con una estructura de actividades que concuerde con la neurobiología del niño y que no atente dramáticamente contra ella (un niñito no está preparado para "aprender" confinado en una cuadrícula cerrada llamada "aula" -esto sólo apunta a las necesidades del sistema: programar y "normalizar" al sistema nervioso para crear autómatas funcionales a la sociedad consumista del "espectáculo y el despilfarro").(Luego de un promedio de doce años en ese "sistema educativo" el sistema nervioso y la energía vital de los jóvenes está ya dañada de manera casi irreversible)

7- Modificación radical del Sistema Penitenciario Federal, que hoy opera como una estructura de asociaciones ilícitas, donde se pervierte aún más a los presos y se los explota, además, para beneficio de un contubernio de delincuentes amparados por la legalidad (que incluye policías, abogados, jueces, y agentes penitenciarios, por citar sólo a los más conspicuos).
 Los que han atentado contra la comunidad de una u otro forma, deben trabajar en un marco que apunte a una posible y verdadera transformación, y en los casos en que eso no se diera -por razones de idiosincrasia personal- deben aportar a la sociedad a la que han atacado o dañado de una manera efectiva y concreta que de ninguna manera puede incluir la tortura ni crear mayor depravación en los convictos.

8-Atravesando todos los puntos mencionados, un Espíritu de democracia cada vez más participativa y menos "representativa".

Ninguno de los partidos políticos actuales incluye ni uno solo de estos puntos, por lo que es imposible que algo cambie realmente en Argentina (ni en el mundo...)

Manuel Gerardo Monasterio, Walden,Villa Giardino,26 de Noviembre de 2015


Nuestro libro publicado en 1988, que nos abrió el corazón (y la biblioteca) de Don Arturo Frondizi





(Publicado por primera vez en 2011)

La consecuencias de la ecuanimidad pueden ser diversas, y en general casi todas trágicas. En mi caso particular ha sido la de vivir exiliado en mi propio país.

A pesar de todos los discursos y pretensiones de “respeto del disenso” y “aceptación de las diferencias” , pocas cosas hay que el ser humano odie tanto en la práctica como verse obligado a “escuchar la otra campana”, lo que significa en realidad asomarse un poco más a la “verdad”. Y a la gente la “verdad” no le interesa. Lo único que les importa, en general, es “su verdad”.
Por eso, aquel que intenta el difícil ejercicio de la ecuanimidad, suele terminar como un leproso en tiempos de la Edad Media.


En 1988 – a los 32 años- escribí “Bases para un nuevo modelo de nación”. El escritor Sánchez Sorondo –a quien nunca conocí personalmente-escribió una reseña crítica positiva sobre la obra. La misma se presentó en todos los diarios de la época, pero jamás se consiguió ni la más mínima mención.
En ese libro se hablaba con mucha claridad de la corrupción dirigencial argentina. Y algunos méritos habrá tenido porque a partir de esa obra el Dr. Arturo Frondizi me honró con una amistad que duró hasta su muerte.

El libro no tuvo mención alguna porque su autor no pertenecía a ningún partido, a ninguna corporación ni a ningún conciliábulo de cualquiera de los poderes establecidos.

Desde que tengo memoria he padecido de la manía de tener siempre en cuenta las dos caras de la moneda. Lo que resultó –me di cuenta mucho después- en una suerte de tragedia social.
Aunque peque de soberbia, debo decir que no creo que ningún escritor argentino haya asumido, sistemáticamente, una postura semejante.

Cuando el presidente Carlos Saúl Menem –uno de los tantos que traicionaron al peronismo original- promulgó el indulto, tanto para la cúpula militar como para los delincuentes subversivos, le envié una carta de indignado repudio.

Considero que los militares tenían, no sólo el derecho sino la obligación, de defenderse y defender a la nación del violento intento de toma del poder por parte de los criminales subversivos y terroristas, quienes habían impuesto el reino del caos bajo el signo del asesinato y del secuestro extorsivo, hasta el punto en que el mismo  Juan Domingo Perón llegó a expresar al respecto: "
Nosotros estamos en la necesidad de contar con una legislación fuerte para parar lo que se está produciendo, que es también fuerte; y a grandes males no hay sino grandes remedios, que es lo que nosotros necesitamos. En este momento se está asaltando en nombre de no sé qué cosa. Si hasta han tomado ciudadanos; ya los ciudadanos no tienen la seguridad que el Estado tiene la obligación de dar, porque no hay sanción en las leyes para este tipo de delitos, que son nuevos. ¿Cómo es posible que todos los hombres que tengan armas estén amenazados de ser tomados por bandas de delincuentes que se dicen de una tendencia o de otra?"



Ernesto Sábato,Jorge Luis Borges y Leonardo Castellani en Julio de 1976 con el Teniente General Jorge Rafael Videla




La situación era insostenible, y las fotos no son más que una mínima muestra del apoyo inicial al golpe -que contó con una aprobación política mucho mayor de lo que ahora se pretende recordar.





Parece que los argentinos han olvidado que muchas rutas de la nación se hallaban copadas por grupos de terroristas, que la falta de seguridad ante los embates de una violencia sin precedentes en nuestro país había llegado a límites inconcebibles...Y que un grupo de asesinos armados escudados-burdamente-tras la fachada del idealismo revolucionario estaban organizándose a lo largo de todo el territorio nacional para imponer un sistema extraño al sentir de la ciudadanía -en la que jamás encontrarion el apoyo que les hubiera dado, sin duda alguna, la victoria-.
Las fuerzas armadas no podían NO RESPONDER, de manera decisiva, frente a un desmán de semejantes proporciones. Con lo que no podemos estar de acuerdo, de ninguna manera, es con la catastrófica forma  en que eso se llevó a cabo.

Debería haberse cumplido dentro de los límites de un Estado de Sitio con un orden marcial tan impecable como implacable, pero sin secuestros de criaturas, sin "desapariciones" y sin el absurdo sistema de torturas implantado en centros clandestinos. El gobierno militar contaba con los medios para hacer lo que debía hacerse a plena luz del día.


En mi carta a Menem pedía que la cúpula militar fuera juzgada por traición a la patria según el código de ley militar. El fusilamiento sumario de los tres jefes militares hubiera representado la única salida honorable y efectiva para el destino de la nación. Pero asimismo, e inmediatamente, la única pena posible también para los jefes subversivos: cadena perpetua no-excarcelable.
Antes de que los beneméritos "demócratas" y supuestos "defensores" de los derechos humanos se rasguen las vestiduras ante el castigo ejemplar que propuse, recuerden cómo los Estados Unidos gestaron el ahorcamiento de su antiguo socio y camarada Saddam Husein, y ni que hablar de los ahorcamientos del Juicio de Nuremberg y de Eichmann o la silla eléctrica para los Rosenberg.

El resultado del indulto y de la blandura inexcusable contra los enemigos y los traidores de la nación, está a la vista. Nos hemos quedado prácticamente sin fuerzas armadas y los otrora criminales subversivos, disfrazados ahora de “demócratas” han ascendido al poder.

Decir hoy “militar” representa una suerte de insulto. La falta de honor y de dignidad de los jefes militares para sumir un destino acorde con la hombría de bien y el respeto a sus camaradas –aceptando cargar con la pena máxima para salvaguardar el futuro de la institución- nos ha llevado a una situación tan ignominiosa como increíble. Mientras Brasil y Chile continúan armándose –las cifras de este año han aumentado con respecto a años anteriores- nosotros nos hemos quedado con unas fuerzas armadas casi de juguete. Con un plantel de hombres y mujeres a los que se les ha arrancando el sentimiento de cuerpo, la dignidad como grupo honorable al servicio de los intereses del pueblo de la nación, y se los ha convertido en blanco del repudio y la burla de la población civil.

Y la otra cara de la moneda –de esta moneda falsa acuñada con metales innobles-, la tenemos en el poder actual de la nación. Los otrora guerrilleros y delincuentes subversivos son hoy ministros y diputados.

Es difícil tener buena memoria en Argentina. Más que difícil, es doloroso, y más que doloroso, es bastante inconveniente desde el punto de vista cotidiano: a veces me tengo que olvidar a consciencia de los hechos para no pasarme el día vomitando sin parar.

Porque no puedo olvidar los secuestros, los asesinatos y las torturas –que incluyen a mujeres embarazadas y a niños- llevadas a cabo por la ineptitud y la maldad oprobiosa de la junta militar. Pero, para mi desgracia, no tengo una memoria selectiva, tengo memoria completa. Y así como me acuerdo de aquello, no puedo olvidarme de lo otro. Si hubiera tenido la memoria sesgada de la mayoría en mi país, quien sabe, quizás hoy hasta hubiera llegado a ser un “próspero” funcionario!

Pero me acuerdo demasiado bien. Y difícilmente pase una semana en que no recuerde a Jordán Bruno Genta y a Carlos Sacheri, ambos insignes filósofos tomistas asesinados salvajemente por los criminales terroristas del “Ejército Revolucionario del Pueblo”. Y no veo que sus crímenes hayan sido investigados realmente alguna vez.

Recuerdo muy bien a José Ignacio Rucci, y me pregunto cuándo algún gobierno se va a ocupar de ajusticiar a sus asesinos (Montoneros).

Recuerdo también el asesinato del padre Carlos Mugica (los mismos Montoneros).

Sería bueno agregar a ese sesgado y “tuerto” “Día de la Memoria” que el gobierno de los nuevos “montoneros capitalistas” nos quiere imponer, todos estos nombres más el del Capitán Viola y su pequeña hija María Cristina, de tres años, asesinados arteramente por quienes se han convertido hoy –por imperio de la manipulación ideológica en concurrencia forzosa con la desmemoria de los argentinos- en “jóvenes idealistas”. La otra hija del capitán Viola, María Fernanda, tuvo que pasar por varias delicadas operaciones a consecuencias de las heridas recibidas. Todo esto ocurrió cuando la familia Viola volvía de misa y estaba por entrar a su casa, la esposa de Viola, Maby, que estaba embarazada, no entendía qué había ocurrido y salvó su vida por estar abriendo el portón de su casa. La familia Viola viajaba en un Ami 8, vehículo de clase económica si los hay (vean en qué viajan ahora los ex -montoneros que hace unos años enarbolaban la bandera de la “patria socialista” y hoy se han convertido en adalides de la “democracia capitalista”)

Tengo la desgracia de la buena memoria asociada a mi obsesión por la ecuanimidad, y por eso no me olvido del Teniente Coronel Argentino del Valle Larrabure, hombre de cualidades sobresalientes como padre de familia, como camarada y como profesional. Cuando murió tenía dos hijos biológicos y estaba en proceso de adopción de un tercer hijo, Jorge Alberto. El “Ejército Revolucionario del Pueblo” lo tuvo secuestrado en condiciones infrahumanas durante 372 días antes de asesinarlo cobardemente. La agrupación “Hijos” Rosario, tiernos descendientes de muchos de esos “jóvenes idealistas” del ERP y Montoneros, pidió que se dejara de investigar y se archivara la causa de su homicidio.

Recuerdo asimismo el asesinato del General Cesáreo Cardozo, en particular porque las condiciones del mismo ilustran con bastante claridad las cualidades morales de aquellos “jóvenes idealistas”. Su asesina, Ana María González, era compañera y amiga de la hija de Cardozo –ambas concurrían al Instituto Lenguas Vivas-, lo que le daba a la joven e “idealista” Ana María la confianza de ingresar sin inconvenientes a la casa de la familia Cardozo y le permitió poner bajo el colchón del General una bomba de 700 gramos de trotyl.
La nota editorial del Buenos Aires Herald titulada “El crimen más detestable” y reproducida íntegramente por el diario La Opinión –sin que nadie pueda vincular precisamente a dichas publicaciones con el gobierno militar- decía lo siguiente:
fue el crimen más detestable pero fácil y sin riesgos para aquellos que colocaron la bomba en manos de esa joven chica”, advierte que “no debe permitirse que el terrorismo pueda triunfar en esto. Por eso debemos evitar el caer en su trampa actuando de manera exagerada y sin pensar. Los fines que persigue la subversión no son solamente aterrorizar, sino también suscitar la represión indiscriminada, con el objeto, según las esperanzas de los terroristas, de debilitar el apoyo que la población confiere a las fuerzas armadas.” (…) “Debemos tratar que nuestra ira no nuble nuestra inteligencia, haciendo que nuestra respuesta sea templada como el acero; enérgica, pero flexible. Pero recordemos que todos estamos involucrados en esta lucha. Nuestra fuerza es nuestra decencia. Su debilidad es su vileza. Nuestra defensa, basada en los altos valores y las más nobles tradiciones de nuestra sociedad, puede ser inexpugnable.

Siete meses después, la joven e"idealista"Ana María concluía su amorosa gesta, sumando a su bello dossier de “romántica revolucionaria” el cobarde asesinato del soldado conscripto Guillermo Félix Dimitri.

Como dije, tengo la siniestra desgracia de una buena y ecuánime memoria. Y por supuesto, recuerdo a muchos más. Los que deseen refrescar su memoria al respecto pueden entrar a ver a estas mil víctimas de aquellos idealistas jóvenes, algunos de los cuales se han transmutado hoy en prósperos empresarios del negocio de la política en Argentina.

http://www.celtyv.org/victimas/index.html

Me acuerdo de muchas otras cosas que la mayoría de la gente parece haber olvidado. Como, por ejemplo, de la violación de la soberanía argentina por parte del Estado Sionista de Israel en 1960, durante el gobierno del Dr. Arturo Frondizi, cuando envió a los chacales de su servicio secreto para secuestrar y sacar ilegalmente del país a Adolf Eichmann. No me hubiese importado que se tratase del mismo diablo: ninguna nación de la tierra puede arrogarse el derecho de entrar a mi país para perpetrar un acto semejante contra la persona de cualquiera que habite nuestro territorio.

Pero como mi memoria – a diferencia de la de tantos- no es selectiva, también me acuerdo perfectamente de lo ocurrido el 18 de Julio de 1994, cuando otro país perpetró o cooperó para que se perpetrara, en plena capital argentina, el más horrendo acto de terrorismo de nuestra historia, cual fue el atentado a la AMIA, donde murieron 85 personas. Siento la misma repulsión por la República de Irán como por el Estado Sionista de Israel. Lo que me pone, nuevamente, en esa posición de ecuanimidad tan incómoda para generar simpatías en las mentes sesgadas de la mayoría.

Y sigo sufriendo los embates de mi memoria cuando recuerdo al General Perón en la Plaza de Mayo el 1 de Mayo de 1974, cuando repudió a los “imberbes y estúpidos”, mucho de los cuales han usurpado hoy las banderas del peronismo original, banderas que no les pertenecen ni pueden haberles pertenecido nunca, ya que su misma ideología es y fue contraria a la de Perón.

“Imberbes y estúpidos” que ya no son ni una cosa ni la otra, porque con gran astucia se las han amañado para usurpar, no sólo las banderas originales e históricas del peronismo sino las riendas de esta desafortunada Nación Argentina que parece condenada a no concretar nunca las grandeza a la que alguna vez parecía destinada.

Y únicamente por imperio del "cretinismo ambiente y creciente" de la población de mi desafortunado país, puede alguien llegar siquiera a creer que algo tan desemejante como “peronista” y “montonero” pueda llegar a conciliarse de alguna manera, muchísimo menos convivir en la misma persona. Pero la mayoría parece ya no saber ni recordar lo que fueron ni una cosa ni la otra. O quizás sea aún peor, tal vez ni siquiera les interese.

A fuer de mirar con ambos ojos para ser ecuánime, he vivido exiliado en mi propio país. Paradójicamente, he recibido aprobación y mención por mis trabajos en Estados Unidos, y por material realizado originalmente en idioma inglés.

Y es que en un país de tuertos, bizcos y desmemoriados, pretender una mirada ecuánime y no permitirse la conveniente debilidad del olvido, equivale a ser un leproso en tiempos de la Edad Media.




No entiendo por qué muchos se sienten ofendidos por los escritos de Darwin. Se volvió agnóstico, ciertamente, ¿y cómo podría haberlo evitado luego de estudiar para convertirse en Pastor Anglicano?

Sin embargo, Darwin era más humilde que muchos palurdos indecentes que pretenden ”Saber”y ”Conocer” acerca de Dios.

En un carta a un amigo le expresó, con la mayor inocencia, refiriéndose a Dios y al creacionismo: ”En realidad, creo que estas cosas están mucho más allá de la capacidad de nuestra inteligencia”.
Tampoco puede cri
ticársele que se le haya pasado el factor esencial referente a los verdaderos orígenes de esta extraña criaturilla bipedestada a la que conocemos como ”hombre”.
Darwin era demasiado decente como para imaginar una maldad semejante.
Para no confundir a los amigos les daré una clave acerca de lo que digo, transcribiéndoles esta pequeña y casi perdida
charla entre el astuto Gurdjieff y su discípulo el bello e ingenuo John Bennett
:
Gurdjieff:
”¿Cuál es el sen
tido y significado de la vida en la tierra y en particular de la vida humana?
Nuestras vidas no nos pertenecen. ¿Por qué os preocupais en cuidar tanto a vuestras ovejas y vacas? ¿Es acaso
porque deseáis que ellas tengan una vida exitosa y feliz? ¿O es porque deseáis su carne, su cuero y su lana? ¿No ves
que puede ser que ocurra lo mismo con ustedes? ¿Por qué no habría un granjero superhumano que os alimenta y os
cuida porque necesita algo de vosotros?”
Bennet agrega luego:
”La teoría de la carne y de la lana significa que los poderes superiores no están tan interesados en nuestras vidas como
en nuestras muertes. Una oveja se convierte en algo provechoso y vendible una vez que ha sido carneada. Gurdjieff
llegó luego tan lejos como para sugerir que las guerras ocurrían en la
erra cuando se necesitaban más muertes
humanas”
John Bennet en ”Needs of a New Age Community”


Ya lo sé.
Quizás estos sean vislumbres demasiado inquietantes para la mayoría de la gente. Pero quien sabe, a lo mejor a
ti te sirven para poder comenzar a comprender los extraños fenómenos que ocurren en este minúsculo punto azul que
llamamos ”planeta
tierra”.

(2007-08-25 10:08)

9.10.15

No hay atajos en el camino del Saber.
Debes estar preparado para Observar,
 incorporar, descartar y volver a Observar. 

La certidumbre es la muerte de la Genuina Investigación.

 La Gracia de la Vida es que siempre 
avanza un poco más allá de tu alcance,
 y te incita a seguir tras ella! 

 Manuel Gerardo Monasterio
En el mediodía del 9 de Octubre de 2015 (del falso calendario)

8.10.15


Publicado por primera vez en Foro Planetario el 12 / 12 / 2005 (se vuelve a publicar por cuanto permanece tristemente vigente)


Hace muchos años Julien Benda escribio una obra titulada “La traición de los intelectuales”. Difícilmente podría tener más vigencia ese título, hoy, en América latina, donde la clase intelectual se encuentra en buena parte entregada al ocio y a la ejemplar trivialidad, viviendo a sueldo de los estados –corruptos casi por definición-, disfrutando de cuanta prebenda les caiga en mano y evitando de todas las maneras posibles cualquier gesto, o palabra, o movimiento que pudiera ser confundido de alguna manera con un reflejo de actividad mental al servicio de algo más que no sea la satisfacción de su vanidad personal o su seguridad económica, conseguido todo ello a expensas del soslayamiento constante de los temas verdaderamente esenciales de los aplastados pueblos que malviven por estas latitudes. La gran mayoría de quienes no encajan en esta vulgar nómina de proxenetas de la explotación y la mentira, se encuentran ya sea bajo tierra, o casi a medio enterrar, bajo el polvo apabullante de la indiferencia y el silencio. Voces clamantes en el desierto de las almas que yacen a su vez bajo el ambiguo yugo del consumismo voraz que el capitalismo avanzando ha impuesto sobre el planeta con fuerza de ley. Bajo lemas ridículos lanzados como tablas mosaicas sobre las devastadas mentalidades contemporáneas, marcha la sociedad posmoderna, vaciada de interioridad, bailando al son de la musiquilla ESENCIALMENTE enclenque, pero hipnótica, de los Fukuyama, los Sorman, los deconstructivistas, pseudo-foucaultianos –Foucault era algo más que eso- nihilistas a la violeta – que harían palidecer a Bakunin- y cuanto descerebrado anda suelto...Con el gracioso agravante de que la mayoría de los descerebrados han sido soltados, como una manada de vacas -o una recua de cerdos- en medio de los congresos, los senados y los ministerios públicos. Más que la nave de los locos, es esta la nave de los imbéciles que, desgraciadamente, no va a la deriva, sino que lleva rumbo puesto a la disolución del último vestigio de pensamiento racional y coherente, ya que no sólo “Dios ha muerto”, sino que se ha descubierto que el hombre también ha fallecido, y ahora sólo quedan los fantasmas, danzando  en medio de las ruinas neurológicas de unas sociedades que parecen haberse confabulado para aniquilar, progresivamente, todo resto de actividad organizada de la corteza cerebral. El cerebro reptiliano manda, con destellos de una región límbica modificada por el bombardeo de ansiolíticos y antidepresivos repartidos como caramelos por una clase médica también entregada – hace ya mucho tiempo- a las exigencias de los laboratorios y las corporaciones transnacionales. Benzodiazepinas e inhibidores de la recaptación de serotonina ocupan hoy el lugar de la introspección, la contemplación, la meditación y la autoobservación, en  medio de la pereza colectiva, del sueño eterno de un homo sapiens que no sapiens, sino que “dormis”...Y el homo-dormis domina la tierra, mientras esta se incendia bajo el fuego de los deshechos químicos, la polución generalizada y la cultura del despilfarro elevada al rango de dogma religioso.
La agonía del hombre medianamente despierto en medio de este pabellón de ciegos, sordos y mudos es un suplicio de Tántalo que desafía, por momentos, la mas frondosa imaginación.
La creciente marea de suicidas –niños,hombres y mujeres- es resultado consubstancial de este sistema abominable que con mano de hierro aprieta las consciencias, que ya no encuentran otra salida para comunicarse que hacerlo de esa manera horrorosa y teminal.
Y se autoinmolan, en medio del ruidoso silencio que puebla la masacrada mentalidad de los restos fósiles de una humanidad... que aún respira. Y todavía nos es dado escuchar a los que proclaman el 2012, como año del fin, y quien sabe, de un nuevo Principio. Quizás esperan una catástrofe más “llamativa” que este Cataclismo de la consciencia que ya se ha abatido sobre la humanidad desde mucho antes.

Manuel Gerardo Monasterio, 12/12/2005
La Situación Actual
Tenemos la obligación ineludible de Ejercer Consciencia.
Esa es la finalidad biológica esencial de "lo Humano".
En lugar de ese "oficio de Hombre", tenemos lo que la sociedad capitalista avanzada necesita para su proyecto de "hombre-mercancía.
Las universidades forman" especialistas, gente que, parafraseando a Konrad Lorenz, saben cada vez más acerca de cada vez menos, terminando sabiéndolo casi todo de prácticamente casi nada.
El hecho de que muchas de las revoluciones del Siglo XX hayan "fracasado", no implica que los valores que las motivaban estén obsoletos.
Muy por el contrario, esos valores de un Humanismo tanto Inmanente como Trascendente, resultan indispensables si es que aspiramos a un futuro posible.
Así como la función crea al órgano, en el ser humano se crea aquello en lo que se pone la Atención.
Los valores, como las semillas, han de plantarse y atenderse de acuerdo con las necesidades inherentes a su crecimiento. Hay que abonarlos con las ideas adecuadas, cuidarlos de las pestes que los degradan, protegerlos de las intemperies del alma que se ciernen hoy, más que nunca, sobre los ateridos cuerpos y almas de una humanidad éticamente desvalida que ha perdido su Sentido, arrastrada por el impulso rapaz de falsos líderes, que como el ciego del cuento arrean a los que han decidido ser convertidos en manada, hacia el próximo abismo que, no hay que ser visionario, está cada día más presente, no ya como algo que "va a venir" sino como algo que YA SE HA INSTALADO produciendo la devastación creciente de la interioridad de los hombres.
Todo lo que se haga tiene que salir de la impronta de la Consciencia, porque eso es lo único que tiene el poder Transformativo.
Y sin transformación, hay mera repetición.
Y si hay sólo repetición, sólo podremos ahondar aún más en el barro.
Y no estamos aqui para Eso.
De nosotros depende ELEGIR la actitud a seguir.
Nosotros creamos el mundo.
Manuel Gerardo Monasterio

4.10.15



Por Manuel Gerardo Monasterio en su Blog de Humor "El Ojo en la Noticia", 16 de Septiembre de 2006  http://elojoenlanoticia.blogspot.com.ar/2007/09/primer-congreso-de-dialctica-patagnica.html


Con la presencia de las mas destacadas figuras de la filosofía mundial comenzará el Primer Congreso de Dialéctica Patagónica Trascendental, donde la creadora de esta escuela del pensamiento latinoamericano, presentará los lineamientos de la nueva disciplina.

 La Dra. Cristina Fernández desarrolló su “dialectica” basándose esencialmente, en Hegel, Heidegger y, fundamentalmente, en los trabajos de investigación aplicada llevados a cabo por su marido, el Dr. Néstor Kirchner.

 “Así es”, explicó la catedrática en entrevista exclusiva para el notero de Larry Kong and Associates, “ el Dr. Kirchner llevó a la práctica una compleja y depurada versión política de lo que podriamos llamar “fenomenología hegeliana tardía”, que está magistralmente ejemplificada por su revolucionario concepto de la “doble mirada” o “mirada circular omniabarcante” o también llamada “mirada simultánea hacia allá y hacia otra parte”. 

"Es en realidad, una cosmovisión Poshegeliana-Paramontonera", -continuó la catedrática- "donde el yo-tu de Buber se manifiesta a través de lo que podríamos llamar, para que se entienda, una suerte de doble vínculo psicótico de Bateson expresado en la escisión constante de la mirada sartreana que anonada, lo que fenomenológicamente se percibe como la dialéctica del hablar mucho sin decir nada, o en otras palabras, la deconstrucción del Dasein Heideggeriano y su reconstitución cuántica en múltiples cuentas anónimas en Bancos Suizos"...

 En ese momento, la Dra. Fernandez le cedió la palabra al flamante Presidente de la Escuela Internacional de Dialéctica Patagónica Trascendental, el filósofo José Pablo Feinmann –conocido en los círculos especializados como “el inefable”, quien continuó:

 “Los resultados de la Dialéctica Patagonica han sido muy notables.
 Nuestro investigador en jefe, el Dr. Kirchner, es un hombre de gran amplitud panorámica, ya que le es posible manejar con su ojo izquierdo la ideología mientras que el derecho actúa como ejecutor de sus políticas de estadista.

 Es asimismo evidente en la Dialéctica Patagónica Trascendental –continuó- la influencia de la tradición peronista original, que mostraba su perfil izquierdo para terminar apoyándose en el derecho (lo que en la Dialéctica Patagonica Trascendental se ha dado en llamar –en idioma Tehuelche santacruceño- Ama-co-i-y-pe-col-de, que traducido significa “amago con la izquierda pero pego con la derecha”).

 En un aparte, nuestro notero, que de la explicación de la Dra.Fernández ,esencialmente, no había comprendido absolutamente nada más que la parte de los bancos suizos, le preguntó al Profesor Feinmann:

-Dele, Licenciado, explíquemelo en lenguaje más cercano al pueblo, así no meto la pata con la nota...

El Licenciado Feinmann, con un gesto de apertura característico de su grandeza le dijo:

 -Mirá, pibe, la cosa es así, la filosofía occidental se terminó con Foucault y con Derrida.
 En una palabra, ya no hay más filosofía.
El dictum de Nietzsche “Dios ha muerto” está superado.

 Si Dios vive o si ya está finado no lo sabemos, no lo podemos saber y tampoco nos interesa demasiado, porque lo que sí sabemos seguro, es que el hombre cagó fuego.

 ¿Me entendés? Lo único que queda en el mundo es lo que nosotros hemos diseñado, la posta la tenemos nosotros con la Dialéctica Patagónica Trascendental, que se sintetiza –para que lo comprendas- en la propuesta posnietzscheana del "alles-für-mich"

Nuestro corresponsal, que apenas habla español, y con bastante dificultad, le pidió ayuda al benémerito profesor para escribir la frase que en criollo viene a querer decir

 “Todo para mí”

Luego de lo que el Dr. Feinmann, copa en mano, se retiró para atender a las personalidades que comenzaban a llegar.

 Ya han confirmado su participación en el Congreso, Diego Maradona en representacion del pensamiento de la Ultima Avanzada Intelectual de la Izquierda Latinoamericana y Madonna, representando a la Kabbalah en su versión posmoderna terminal.



 Artículo basado en los apuntes de "El Chimpa", nuestro notero "El Chimpa"



(gentileza de la mamá del Chimpa, Album Familiar 2007)

 Publicado por Larry Kong(hermano de Larry King y de King Kong)


“El psicoanálisis es una interpretación omnímoda del mundo diseñada por S. Freud, médico vienés que dedico su vida a la literatura de ciencia-ficción.
Escritor dotado y brillante, ejerció una influencia mayúscula sobre su tiempo. Sólo se me ocurre un caso semejante, pero muchísimo más reducido en su extensión e importancia, cuando Orson Wells relató por radio "La Guerra de los mundos" y causó una conmoción, al punto que mucha gente salió a las calles pensando que en verdad alienígenas invadían la tierra, llegando varios a suicidarse por el terror.

El psicoanálisis toma los datos visibles y palpables y los interpreta como símbolos y fantasías de oscuros contenidos reprimidos en una supuesta caldera interior ( llena de sombríos deseos y de mierda), ante cuyos embates la persona solo puede defenderse conociendo el psicoanálisis, pero fundamentalmente pagando –casi siempre por adelantado- los servicios de un psicoanalista calificado. Además, el psicoanálisis interpreta las fantasías y sueños como tanto o más importantes que las llamadas realidades. Como si esto no fuera suficiente, toma la caca, el pene, la vagina (y cuanto elemento o argumento escatológico y secreción se encuentre a mano) lo mezcla con un poco de mitología, lo sazona con una pizca de fisiología y elabora con todo esto un guiso del cual irá sacando un poco cada vez -como de una tómbola-, para interpretar lo que ocurre todos los días. Resumiendo, podríamos decir, con un poco de licencia poética, que el psicoanálisis viene a ser una especie de I Ching genito-coprológico. Podríamos agregar, ya en guisa de especulación histórico-comparativa, que los psicoanalistas vendrían a ser como los curas de la edad media, ya que aquellos también tenían que habérselas diariamente con mucho sexo y bastante caca. A favor de los psicoanalistas, debemos decir que a diferencia de los frailes medievales, ellos no han mandado jamás a la hoguera a ningún paciente. Como contrapartida, tampoco podemos dejar de observar que la confesión en la Iglesia Católica siempre ha sido un servicio gratuito.”



De la novela inédita de Manuel Gerardo Monasterio "Y Juramos con Gloria Morir"


Publicado en Foro Planetario el 13 de Marzo de 2006






Sólo quienes sean capaces de encarnar la utopía serán aptos para el combate decisivo, el de recuperar cuanto de humanidad hayamos perdido.

Ernesto Sábato


“Es mejor ser violentos, si hay indolencia en nuestro corazón, que ponernos el manto de la no-violencia para cubrir nuestra impotencia”


Gandhi





Estoy escuchando a Malcom X, con su estentórea y poderosa voz resonando a pesar de haber sido brutalmente llamada a silencio hace ya muchos años. Pero la voz de Malcom X no puede ser silenciada mientras haya vida humana sobre este planeta. Es una voz que parte del centro mismo de la condición esencial del hombre. Una condición que no puede ser silenciada a pesar de todos los esfuerzos organizados en ese sentido a lo largo de los siglos.
Africa, cuna del hombre, ha sufrido y sufre penurias indecibles bajo la mirada “benevolente” de cuanta organización mundial existe desde las Naciones Unidas para abajo. Allí van todos a purgar su conciencia. Es un excelente campo de deportes para los necesitados de hacer penitencia. Mientras otros colegas de religión y de raza inventaron y diseminaron el Sida por todo el continente negro al tiempo que Africa misma es un enorme campo de experimentación para los laboratorios multinacionales.
Es difícil vivir y ser Hombre. Es difícil. Duele y averguenza.


“¿Qué diferencia representa para los muertos, los huérfanos y los indigentes, que la salvaje destrucción se realice en nombre del totalitarismo o del sagrado nombre de la libertad o la democracia?”


Gandhi




Mientras tanto Papá Bush habla del eje del bien y del mal. Y los líderes musulmanes quieren armarse con la bomba atómica...Y entonces, el hombre medio se encuentra ante la terrible disyuntiva de tener que estar en esta ocasión del lado de Papá Bush y su comparsa mundial de asociados. Ya es suficiente tragedia que algunos países tengan la bomba atómica, lo único que nos falta para la catástrofe final es que más países la adquieran....En particular naciones que viven bajo el signo de un fundamentalismo absoluto. Y estamos aplastados entre el fundamentalismo del dinero y el fundamentalismo de la religión dogmática. Y el odio. Un odio que, parafraseando a mi hermano José Alberto Alfonsi, aún no termina de encontrar su cauce (“El odio es un amor que aún no ha encontrado su cauce” J.A.Alfonsi)

No hace falta ser muy lúcido para darse cuenta de que, como tantas veces en la historia, no se trata de una guerra entre “buenos y malos”. Es difícil encontrar a los “buenos” en esta contienda. Poca bondad se observa en cualquiera de los bandos.

Antes este panorama desolador, la mayor parte de la gente, abatida, se dedica a pensar sólo en sí misma y en su familia, autocentrados y abstraidos de la totalidad, bajo la ilusión de que no hay nada que puedan hacer para modificar la situación global. Pero, ¿qué pasaría si la enorme mayoría de la gente “de a pie” se levantara una mañana con la monolítica aspiración de no seguir más adelante con esta sangrienta farsa? Si se dedicaran sólo a decir NO, todos a la vez...
Los que llevan la nave mundial hacia el desastre no tienen el poder que la gente les atribuye. Su poder no es en realidad más que el resultado de la inercia, de la ignorancia y la abulia colectiva.
El mayor de los males es mirar, pasivamente, como hacen el mal los que gobiernan


“La indolencia es un estado delicioso pero pertubador. Debemos hacer algo para ser felices”


Gandhi



Salir de la inercia exige una “Metanoia”, es decir, un cambio radical de mente. Que es en realidad la palabra que en el evangelio se traduce algunas veces erróneamente como “arrepentimiento”. No es arrepentirse, es no volver jamás a repetir lo mismo porque se ha producido un cambio radical en la conciencia. La verdadera revolución de la conciencia. Esa, y no otra, es la madre de todas las utopías. Que una vez alcanzada, nos abre las puertas a todas las otras, que a partir de allí dejan de ser utopías para convertirse en realidades posibles. Si la mayoría de la humanidad decidiese “parar el mundo” hasta lograr un cambio radical hacia un bien mayor, el mundo se transformaría a imagen y semejanza de ese pensamiento inamovible. Pero para eso hay que salir del narcisimo colectivo para el que se nos educa en la sociedad del consumo y del despilfarro. Hay que tomar conciencia de la Unidad, autorregular la codicia, y tomar conciencia que ningún bien genuino y duradero puede devenir de fundar el supuesto crecimiento de la propia existencia en el sufrimiento del prójimo, bajo cualquier forma que esto se emboce.
Y este mensaje es bastante más antiguo que la “nueva era”.
Es, precisamente, lo que enseñaba alguien al que citan y nombran la mayoría de los gobernantes de esa sociedad occidental que lidera el camino de la humanidad hacia su catástrofe final. Ese mensaje original, claro, inconfundible, fue convertido en esa suerte de trasvestismo letal que se fue dando a conocer como cristianismo organizado.
Aquel Hombre también dijo: “No se puede servir a Dios y a mamón”. Para los que no tienen claro lo que “mamón” significa, un sacerdote muy culto en las escrituras, que se llamó Leonardo Castellani, lo puso en lenguaje vernáculo para que de una vez por todas nadie vuelva a confundirse: “No se puede servir a Dios y al patacón inmundo” ("patacón" es la moneda, el billete)

Que cada cual siga haciendo con su prójimo lo que su conciencia le dicte, y que se haga cargo luego de las consecuencias de sus actos. Pero por favor, aunque más no sea por una vez, abandone la hipocresía de llamarse “cristiano” quien no se empeñe en poner en práctica en su vida cotidiana la palabra viviente de Jesucristo.


21.9.15


CERN es el acrónimo del “Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire”, ubicado en un suburbio al noroeste de la ciudad suiza de Ginebra, en el borde Franco-Suizo.
Allí opera el más grande laboratorio manipulador de partículas del mundo, donde se ubica el famoso Colisionador de Hadrones.

Este es el logo del Cern…




¿Cuál podría ser la razón para que una Institución Científica elija como logo el triple 6: 666?

Y en la Entrada principal-como vemos en la foto del lugar- tiene la siguiente estatua…


¿Por qué una organización científica colocaría  este símbolo en su entrada? 

No hay ninguna otra que se haya conectado tan abiertamente con un símbolo religioso, no es para nada usual en las organizaciones científicas.

Esta es una estatua del Dios Shiva, el Destructor en la Trimurti del Hinduismo (los otros dos aspectos son Brahma-Creador- y Vishnu -Sostenedor-)

Hay muchas representaciones diferentes del Dios Shiva, la que utilizan en el CERN es la de  Shiva Nataraja, que es Shiva realizando. precisamente, la frenética Danza (Tándava) para destruir el universo y prepararlo para que el Dios cuatricéfalo Brahma inicie el proceso de la creación...

Dónde está ubicado geográficamente el CERN…



 La ciudad de Saint Genis-Poully, fue el asentamiento de un antiguo templo romano, de donde la ciudad tomó su nombre "Appolliacum", que etimológicamente significa el ángel destructor del Pozo del Abismo, traducido en hebreo como Abbadon (el Exterminador...)

Leemos en Apocalipsis 9:1 : "...y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra y se le dio la llave del pozo del abismo." Y Apocalipsis 9:11 "Y tienen sobre ellos como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego,Apolión."

Directivos del CERN han expresado últimamente que uno de los posibles objetivos de sus experimentos es abrir un Portal Interdimensional...

Hace poco el CERN filmó un extraño video dentro de las instalaciones:


Unos operarios realizan una coreografía de danza circular...


Luego, a uno de ellos lo toca una mano oscura que no se vé de donde procede...


Inmediatamente se observa que una figura humana cae en un pozo de agua hacia abajo...

Y luego lo siguiente...



Finalmente se vé al hombre dentro de un círculo, con una oscura figura caminando alrededor...




Que cada cual piense qué significa todo esto.


¿Cuándo fue oficialmente inaugurado el CERN?

El 29 de Septiembre de 1954 ( día del Arcángel Miguel y los Arcángeles Gabriel y Rafael). En Febrero de 1954 ocurrió el posible encuentro del Presidente Dwight Eisenhower con entidades de una Civilización muy avanzada, lo que dio comienzo a un intercambio que derivó en la explosión tecnológica más impresionante de la historia conocida...

El CERN anunció que en Septiembre iba a duplicar la velocidad del Colisionador, a un ritmo nunca antes utilizado.




 ¿No son demasiadas coincidencias?

¿Qué Portal desean abrir?

¿Quién/quienes pueden estar "del otro lado"?

Que cada cual saque sus propias conclusiones.

Para entonces, quizás sea demasiado tarde.

Mientras la gente vive entretenida en el circo que le han inventado para que juegue en él, los que Mandan preparan lo que pocos se imaginan.

Manuel Gerardo Monasterio
Septiembre 21, 2015 











10.9.15

Nos reproducimos,
a ritmo acelerado,
nos reproducimos.
Para qué?
Quizás por desesperación,
pero seguramente NO
por sabiduría.
Clonarse,
para qué?
No te alcanza ya,
y no es suficiente
la monstruosidad
de ti mismo?
MGM

Juana Azurduy: ¿una heroína u otro mito de nuestra historia?


Por Julio Djenderedjian, Doctor en Historia, profesor de Historia Argentina en la UBA e investigador independendiente del CONICET.
Las luchas de independencia, como cualquier otra contienda de magnitud y duración similar, produjeron en abundancia héroes y heroínas; pero sin duda sólo unos pocos de ellos han pasado a los libros de los historiadores. E incluso los que allí llegaron fueron moldeados por éstos, aun al punto de volverse seguramente irreconocibles para quienes los trataron. Uno de esos casos es el de Juana Azurduy. Su papel en aquellas guerras fue destacado; pero el carácter mítico que ha adquirido posteriormente su figura no se condice ni con su accionar ni con su lugar social.
Miembro de la élite propietaria altoperuana, ni a ella ni a su esposo Padilla se les conocen medidas concretas en favor de los muchos esclavos o arrenderos que debieron poblar sus haciendas. En el caos sangriento que fue la guerra de guerrillas altoperuana, identificar vencedores y vencidos; pretender adjudicar a unos o a otros rótulos de excelencia moral, suena más bien a sarcasmo. La introducción de Azurduy, en el último cuarto del siglo XIX, en el panteón de los héroes patrios, requiere la previa deconstrucción de éste: para la Nación que buscaba dolorosamente constituirse, contar con un grupo de figuras en el cual reflejarse era una necesidad, un deber. Así, las grandes obras de los fundadores de nuestra historiografía se labraron en torno a la construcción de héroes.
Un héroe era algo mucho más concreto que un país que aún apenas si existía. Pero, por definición, en un panteón se veneran dioses; y ningún hombre o mujer de carne y hueso lo es. Por ello, no puede extrañar que entre la imagen construida posteriormente, y la realidad, la distancia sea tan grande: por ello es absurdo ver en Azurduy una defensora póstuma de esos indígenas que eran sus huestes, a los que involucró en una guerra sin cuartel en la que nada o muy poco habrían de ganar. Puestos a comparar figuras escultóricas, hasta puede decirse que en los tiempos de Cristóbal Colón esos indígenas al menos contaban con fuertes voces levantadas en su defensa, como la de Bartolomé de las Casas. En cambio, cuando el régimen colonial estaba a punto de derrumbarse, el peso de los privilegiados sobre la masa de tributarios y mitayos indígenas había ido adquiriendo todos los vicios de una larga opresión. Azurduy no luchó contra ellos, sino contra otros criollos como ella, en una lucha cuyo objetivo era el poder, antes de que la claridad misma de ese objetivo se ahogara en un mar de sangre. Poco de ello ha quedado en la visión edulcorada que aún sostienen algunos historiadores: otras cosas la han reemplazado, más amables quizá, pero también menos ciertas.


Those men!
Oh,Those Men!
Never forgotten!

21.8.15

Este artículo fue escrito por mí en 2007, lo republico porque es importante no olvidar ciertos conceptos fundamentales.

  A alguien le preguntaban un día si había verdaderos ateos. ¿Cree usted -fue la respuesta- que haya verdaderos cristianos?" —Denis Diderot, "Pensées philosophiques"



El máximo representante visible de la iglesia romana, Papa Benedicto XVI, acaba de hablar acerca de -cito literalmente- "la feliz fusión entre la antigua y rica sensibilidad de los pueblos indígenas con el cristianismo y la cultura moderna". Rechazando, seguidamente -y vuelvo a citar literalmente- "las afirmaciones en algunos ambientes, de que la fe cristiana fue impuesta por la fuerza a los indígenas. El Papa Ratzinger afirmó que, por el contrario, "el encuentro entre sus culturas y la fe en Cristo fue una respuesta interiormente aceptada por los indios".Luego agregó que "el encuentro" con el cristianismo ha creado la verdadera identidad de los pueblos latinoamericanos". El Papa Ratzinger llegó a la cima del Vaticano con un halo de "gran intelectual". Cómo puede llegar a conciliarse un genuino desarrollo mental con la manifestación pública de semejantes dislates es algo que, seguramente, escapa a la comprensión de quien escribe.

 

La iglesia de Roma cuenta con una extensa lista de atropellos inverosímiles a lo largo de la historia, acerca de los cuales haría bien manteniendo un respetuoso y también astuto silencio. Lo que han venido haciendo con gran habilidad durante muchísimo tiempo. Hasta que llega este nuevo Papa, al que le gusta hablar de aquellos temas sobre los que, no habiendo nada bueno para decir, sería mejor callar. Pareciera ser que, de entre las virtudes que el cristianismo ha ponderado, no es la humildad la más desarrollada en el Papa alemán. Las frases de Ratzinger sólo podrían ser el resultado de una profunda imbecilidad o de una inconmensurable hipocresía. No seré yo quien pretenda hoy dilucidar ese acertijo. Pero, si este es el más elevado Pastor de aquellas almas que se sienten a sí mismas católicas, nos hace temer por el camino hacia donde pueda guiarlas. Ratzinger habla de "encuentro". Un "encuentro" genuino sólo puede darse cuando ambas partes se dirigen a él de mutuo acuerdo. Difícilmente podemos hablar de "encuentro", cuando se trata de una etnia imponiéndose a sangre y fuego sobre otra. Eso siempre se llamó y aún se sigue llamando,"conquista". Y a la ignominia de una conquista especialmente salvaje, pretende ahora, el Papa Ratzinger, sumarle el oprobio de la presunta morigeración semántica, tornando la tortura y el asesinato "persuasivos", en "encuentro".


 

 Para culminar esta pequeña joya del trasvestismo ideológico, el venerable pontífice interpreta que este "encuentro" "ha creado" "la verdadera identidad" "de los pueblos latinoamericanos". Parece que Ratzinger conoce la intrínseca esencia de estos pueblos mejor que los nativos originales, quienes hasta la llegada de los iluminados frailes, aparentemente desconocían su "verdadera identidad" …
Pero no deberían sorprendernos, en realidad, estas pretendidas tergiversaciones por parte de quienes han tenido la manipulación y el dominio como oficio durante siglos. Uno de los ejemplos más acabados de lo que esencialmente trajo la "civilización occidental y cristiana" a estas tierras "feraces e incultas", lo encontramos en el relato historiográfico de dos nativos de la Etnia Tehuelche, quienes hacia el Siglo XVIII, al sur del Virreinato del Río de la Plata, conversaban muy seriamente de la siguiente manera: -Y, ¿cómo andas, hermano? -Bien, y contento. Creo que cada día me voy convirtiendo en un mejor crestiano… -Por qué?" -Porque de a poco estoy aprendiendo a mentir.
Este es un ejemplo sociológico que podría llegar a refutar lo que, según Watslawick, representa una paradoja imposible, que un niño no sólo tome la sopa, sino que, además, disfrute haciéndolo (ver su breve pero brillante "El arte de amargarse la vida").
Y debemos responderle a Watslawick que los "dulces y compasivos" métodos "disuasivos" del cristianismo organizado, a través de "los piadosos y amables frailes" que participaron en la conquista de América, han alcanzado esa meta tenida como imposible, a saber, que un hombre observe con alegría y vivencie como un logro, la perversión de su saludable estado natural.

 Sic Transit gloria mundi… Escribía Tomas de Kempis. Así pasa la gloria del mundo...
 Y cuando ya nadie recuerde a este oscuro papa, tan "del mundo", aún se escucharán los ecos de las pobres criaturas de América masacradas en pos de satisfacer la codicia y el deseo de aquellos que, trastocando el misterio eucarístico, "transubstanciaron" a los indios por medio de torturas indecibles, luego de lo cual estos, agradecidos, pudieron finalmente disfrutar de su "verdadera identidad" a imagen y semejanza de los luminosos frailes de la Iglesia de Roma...

 Manuel Gerardo Monasterio Febrero de 2007

18.8.15


Broken man



Estudiar al hombre “normal” jamás ha aportado nada relevante. Es como intentar sacar información dialogando con una piedra. La prueba la tenemos en que todos los que han logrado sacarle alguna información al homínido “sospechoso”, lo han conseguido observando e investigando al llamado “espécimen patológico”: enfermos mentales, desviados, monstruos, esperpentos y ejemplares fallados.
En mis "Cuadernos de Antroposíntesis", hace muchos años, describí este proceso de investigación como “La alegoría del muñeco o juguete roto”.



Supongamos que tenemos un muñequito mecánico, un hermoso y sofisticado juguete que hace un montón de cositas irrelevantes pero entretenidas. Y no sabemos como diablos funciona. La curiosidad nos supera. ¿Y qué hacemos entonces? Lo abrimos, y un poco, lo rompemos, para lograr tal objetivo. Es lo que suelen hacer las criaturas inquietas con sus juguetes interesantes.



Y ya tenemos lo que llamo el muñeco roto.

Sigmund Freud, Carl Gustav Jung, Wilhelm Reich, Alfred Korzybski, Gregory Bateson, Ronald Laing, e incluso Foucault, tienen algo en común al respecto: sus hallazgos más fecundos fueron realizados observando a personas llamadas “patológicas. El espécimen de excepción para este tipo de investigaciones es, sin duda, el esquizofrénico. Lo que podríamos llamar un “juguete bien roto”, es decir, no un juguete “un poquito abierto” como el neurótico, sino un juguete cuyo mecanismo está todo a la vista. El individuo llamado “normal” es un artilugio compacto, una unidad sellada. Su mecanicidad se manifiesta imperturbable a todos los fines de una investigación fecunda en datos que sean relevantes para averiguar qué es exactamente lo que bulle debajo de toda esa aparente nanidad automatizada.

El individuo llamado “normal” no es una amenaza ni un peligro para el estado...ni para los dioses.

Pero un Hölderlin, un Lautremont, un Artaud, con los tendones y las arterias mentales a la vista, son algo completamente diferente. O incluso un asesino aberrante como Pierre Riviere, en cuya investigación se ufana mi calvo amigo Foucault, que fue algo más que un brillante expositor filosófico, y que, como he dicho más de una vez , rozó de manera inquietante diversos bordes del círculo donde los hombres nos encontramos, y no casualmente, atrapados.

El “loco”, el “anormal” el “monstruo”, está mostrando impúdicamente las desnudeces del abismo que se oculta en todos nosotros. Quizás nuestro abismo original y originario.

Pero el problema investigativo que se plantea, es que un individuo más o menos “normal” no puede sacar gran cosa de la observación de esas “impudicias” que quiebran salvajemente el flujo mecánico de la normalidad. Para lograr que el panorama a la vista no sea más que una piezas desparramadas aquí y allá, interesantes y llamativas quizás, pero vistas como incomprensibles o inútiles; para que el escenario adquiera un significado orgánico y conducente, el investigador a su vez tiene que “abrirse” un poco él mismo, es decir, romperse él mismo como juguete. Porque los elementos que le darán la capacidad de comprender lo que está pasando en el interior del “juguete roto” están disponibles para él, unicamente en la medida en que él también los observe desde la perspectiva de “juguete abierto o roto”. Los riesgos que esto implica son la explicación de que halla tan poca información. ¿Cuántos investigadores están dispuestos a emprender semejante proceso de - en cierta manera- auto-destrucción?

Alan Watts emprenderá esa tarea a través del LSD o la mescalina. Terence McKenna lo hará utilizando el “abrelatas” de la psilocibina, útil herramienta que encontrará escondida en la Stropharia, los honguitos a los que era tan afecto.

¿Producen las mescalina, el LSD, el DMT o la psilocibina alucinaciones realmente? ¿O acaso gatillan receptores peptídicos que sacan a luz información que se encuentra en realidad en el propio cerebro, en el propio sistema nervioso, en el propio cuerpo que esconde misterios tremendos y anonadantes?

En la glosolalia de la psicosis o en las visiones producidas por efecto de los psicotrópicos “enteógenos”, puede haber más fecundidad de datos explicativos que en las meras descripciones topológicas a las que inevitablemente se ve reducida la “ciencia normal”.

Y también en las aberraciones de los asesinos seriales, de los sadomasoquistas extremos, y por qué no, incluso asimismo en las experiencias tenidas como místicas de muchos de los “santos” que gozaban sufriendo porque SENTIAN que eso era lo que Dios quería –¿y necesitaba?-de ellos, podemos encontrar vislumbres inquietantes acerca de nuestro verdadero origen.

Compartimos el 97% del ADN con los gorilas. El otro 3% no llama la atención de los “científicos” como para comenzar a especular uniendo todos la ENORME cantidad de evidencia repartida a través de la historia, los textos religiosos, las alegorías, mitologías y experiencias cotidianas. Siguen hablando todavía del eslabón perdido, cuando lo que han perdido –en realidad no lo han tenido nunca- es el hilo de Ariadna que conduciría rápidamente a algunas realidades que, seguramente, acabarían rápidamente con la “normalidad” de la mayoría de la gente.

Finalmente, lo que comienza a salir a la luz, ya de manera inevitable, es que nosotros somos el Golem.



Der Golem, Escultura de
Eskorte fragile

y

Poster de la antigua película alemana
"Der Golem"





Manuel Gerardo Monasterio
Ciudad de Buenos Aires,
Jardines de Pometeo,
1 de Septiembre de 2007






9.8.15




El mejor terror no necesita efectos especiales.
Al contrario, cuantos menos muestra más sugiere y más permite a la imaginación navegar por lugares más interesantes -e inquietantes- que los que podría mostranos cualquier director.

"Dark was the night" es una película perfecta en su género, y una de esas obras de las que que cada día se ven menos.

De tanto querer asombrar y deslumbrar e impactar con un exceso de estímulos Hollywood ha llegado a la saturación del sistema nervioso.
Por eso hoy vemos que los jóvenes han perdido la capacidad para el asombro, los han sobrepasado de estímulos y de tanto querer saturarlos de sensaciones han logrado que apenas sienten nada.

Para ver, disfrutar, recomendar, y recordar que todavía hay mucho lugar para el cine real y posible-y genuinamente terrorífico-más allá del gasto estéril -pero costosísimo- de recursos y efectos tecnológicos, que de querer significar tanto ya no significan dada.

Manuel Gerardo Monasterio

30.7.15

Cuando Uno verdaderamente se observa a Uno Mismo, descubre que Uno está completo, y que la Felicidad es el estado natural de lo que Uno Es, no de lo uno tiene o a quien o a quienes a uno lo acompañan. Y desde ese Lugar, los demás no pueden aportarle a Uno Felicidad ni tristeza, porque Todo esta en Uno, y uno simplemente comparte esa Felicidad que Uno Es con todo aquel que vive con Uno o que se le acerca a Uno
Manuel Gerardo Monasterio
Lo que percibimos como nacimiento y muerte en esta miríada de
pequeñísimas criaturas entre las que nos incluimos, es apenas un ínfimo burbujeo en el océano fenoménico cósmico.
Lo Único Importante es nuestra Actitud, que se manifiesta como el Pensar, Decir y Hacer, en concordancia con lo que Somos Verdaderamente debajo de la graciosa máscara de todos los fenómenos:
Presencia Infinita!
Manuel Gerardo Monasterio

23.7.15

Vamos de vuelta con esta notita ya republicada .
Porque es una vergüenza que esta sociedad se autodenomine "occidental y cristiana".



Esto lo publiqué en nuestro sitio www.foroplanetario.com.ar en Marzo de 2006, pero creo que viene bien repetirlo de vez en cuando. Lo republiqué aqui mismo el 23 de Marzo de 2010.

Creo que es oportuno volver a publicarlo, vista la enorme confusión que parece persisitir alrededor de lo que se considera "cristiano".

El automatismo y la mecanicidad de quienes se autodenominan "cristianos -de cualquier denominación establecida- llega a niveles que son difíciles de comprender. Pero así están las cosas.

El mensaje evangélico. por lo menos para quien esto escribe, es clarísimo y no deja lugar alguno a dudas con respecto a cómo debe ser la conducta, la actitud, y esencialmente el Espíritu vivo de cualquier aspirante al discipulado en Cristo.

Sin más preambulos, sigue el artículo.

M.G,.Monasterio, Villa Giardino, Agosto de 2012




“Debemos convertirnos en el cambio que deseamos ver”
Gandhi



Si tuviera que definir hoy, de manera suscinta el Cristianismo Radical, diría que es la militancia del Amor.
Y digo “hoy”, porque esta definición está sujeta a la necesidad de los tiempos.
Desde ya que el Amor está más allá de categorizaciones tales como “militancia”, pero la índole convivencial de la época obliga a relativizar de manera creativa.
No basta una “bondad” nominal que se limite a una pasividad hedonista, hay que ser-estar activos en el bien. Y entendiendo la dificultad humana de poder distinguir fehacientemente lo que es verdaderamente bueno de lo que es verdaderamente malo, voy a definir asimismo lo que entiendo por “ser activo en el bien” dentro del contexto específico al que me refiero. Es, simplemente, estar atento a las necesidades del otro.
Manuel Gerardo Monasterio


“Si no encuentras a Dios en la próxima persona a la que ves, no tiene sentido que lo busques en ningún otro sitio”

Gandhi



El Cristianismo original, como toda actividad adulta de la consciencia, es una práctica de Renuncia. Resulta absurdo, por lo tanto, pretender conciliar el capitalismo con la práctica evangélica, ya que son antinómicos por definición. Una es la Entrega en el amor y en la renuncia al yo, mientras que el otro es el despojamiento del prójimo para el usufructo personal. Que haya que volver a decirlo una y otra vez no hace más que enfatizar el estado de pauperización, no ya espiritual, sino psicológica, de la humanidad contemporánea.

Manuel Gerardo Monasterio




“¿Qué pienso de la civilización occidental? Que sería una buena idea.”

Gandhi




El Cristianismo Radical debe ser militante porque el consumismo capitalista lo es en un sentido diametralmente opuesto. El “evangelio” del consumismo se impone con fuerza de ley mediante todos los poderes tecnológicos de la sociedad establecida. El orden capitalista tecnocrático propone como normas de vida cotidiana, entre otras:

1- La búsqueda indiscriminada de la propia satisfacción personal hasta los límites que la “legalidad” permita –establecida esta según los cánones del mismo sistema con todos los artilugios siempre al servicio del más astuto-

2- Ver en el prójimo, esencialmente, un objeto de satisfacción para la propia codicia a ser explotado mediante toda forma disponible de sugestión, manipulación o propaganda

3- La manipulación psicológica colectiva mediante palabras “mágicas” como “libertad” o “democracia”, aunque estas se encuentren muchas veces vaciadas de significado y sean en realidad el vehículo para una mejor y más sutil explotación del prójimo

4- La creciente manipulación infantil para convertir al hombre desde la edad más temprana posible en un objeto más al servicio de las necesidades de la codicia consumista

5- La depauperación creciente de la propia capacidad de autogestión mediante toda suerte de organizaciones políticas y la mal llamada “salud pública”, que cada vez hacen al hombre más ignorante y más dependiente de estructuras burocráticas sin alma en las que todos terminamos convertidos en inermes engranajes

6- La destrucción del pudor y de la intimidad erótica en aras de la promoción de una pornografía sin límites a la hora de alentar una imagen del hombre y la mujer como meros objetos de satisfacción genital o comercial sin necesidad de intermediación alguna del afecto o del amor

Todo ello difundido, impuesto y publicitado en nombre de la “libertad” y de la “democracia”, con la evidente intención de tachar de “antidemocrático”,
“totalitario” o “fascista” a cualquiera que pretenda poner en tela de juicio las bondades de semejante sistema de vida.

Ante tamaño despropósito de aspiraciones globales, ¿puede hablarse de un verdadero cristianismo que se permita la blandura de no actuar de manera militante?

Y no hablo de moral, sino de Presencia.
Y no hablo de teoría, sino de Praxis.
Y utilizo esta última palabra tan cara para los intelectuales marxistas con toda la intención, ya que estoy entre los que creen, como propuso el gran Jacques Maritain, que “el marxismo es la última herejía del cristianismo”. Y desde ya considero que el marxismo, como moral, es muchísimo más cercano al cristianismo, como moral, de lo que jamás podrá serlo el capitalismo, tanto en sus formas primitivas como en las más avanzadas.

Manuel Gerardo Monasterio




“Hay siete pecados en el mundo: la riqueza sin trabajo; el placer sin consciencia; el conocimiento sin carácter; el comercio sin moralidad; la ciencia sin humanidad; la devoción sin sacrificio y la política sin principios”

Gandhi



La práctica original del cristianismo está indisolublemente unida a la solidaridad. La práctica de la compasión en la convivencia cotidiana representa el núcleo del ser-cristiano, no el mero ritual o el fariseismo , puntualmente abominados por Jesucristo.

Sin compasión no hay cristianismo.
Sin solidaridad no hay cristianismo.
Sin Renuncia no hay cristianismo.

Ser Hombre, es difícil.
Ser Cristiano, es difícil.
“Fácil”, es despeñarse por un precipicio como animales embotados.

Amor, es la armonía convivencial con las necesidades del devenir psicobiológico del prójimo.

Y esto es el Cristianismo Radical.


Manuel Gerardo Monasterio



 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.