13.6.11


Alejandro Dolina comentando en su programa un comentario sobre Tinelli
(Enviado por Angie Monasterio)

Ayer estuve mirando 6,7,8. Hubo una polémica aburrida acerca del programa de Tinelli que se viene dando en todos los medios últimamente. Aquí hablaremos también de Tinelli…pero ya verán que no.


La polémica surgió por una declaración de Mauro Viale, que decía que “el programa de Tinelli estupidiza a la gente”. En ese momento, un compañero de radio de Dolina dijo “Lo dijo quién? Mauro Viale? Ah…bueno” Y Dolina respondió: No importa quién lo dijo! Usted comete el mismo error que cometieron en 6,7,8. No está argumentando. Decir “Usted tiene un programa tan estúpido como el de Tinelli” no es un argumento.

En 6,7,8 hubo 3 argumentaciones. La mayoría para defender a Tinelli. El primer intento de argumentación fue ese mismo que utilizó usted, el de Mauro Viale. Pero el principio de autoridad puede ser bueno en teología, pero no para hablar de programas de televisión.

El segundo argumento fue el derecho que tiene la gente a ver lo que quiera. Y el derecho de Tinelli de hacer el programa que quiera, y lo imposible de impedir este tipo de programas. Y eso nunca estuvo en discusión! La pregunta era, reformulando la frase de Viale: “el programa de Tinelli es malo”, y ninguno de los argumentos lo contestaba.

Ahora, ante el derecho de que alguien haga un programa simple, algo habría que decir. Porque si nadie dice nada daría lo mismo hablar de Tinelli o del mejor programa de la historia de la televisión. Y esa igualación es un castigo inmerecido para los artistas que buscan la excelencia. Si cada uno hace el programa que quiere/puede, parecería que hacer un programa es una forma de satisfacer una necesidad, el derecho de expresión de todos, y que no hay diferencia en ese sentido en los programas. Y esto conlleva un vicio. Por empezar, cada uno de nosotros debe tratar de comunicar procurando alcanzar lo mejor de uno mismo y además estimular lo mejor del que te escucha, no lo peor. Yo veo el programa de Tinelli, y creo que no está tan mal como dicen, y que tal vez es un gran tipo, pero qué pasa con el tipo que se propone la excelencia? Quién lo nombra? Quién pone misa sobre él, quién lo divulga? Y es que no hacemos otra cosa más que hablar de un programa sobre el cual todos estamos contestes en que no es excelente!

Eso me parece un poco flojo, especialmente si pasa en programas que aspiran a hacer didáctica, donde deberían establecer alguna diferencia diciéndote algo como “es un placer para el cual vale la pena adiestrarse leer tal o cual cosa”. No es que la poesía, lo excelente y lo complejo sea aburrido. No. Son algo que requiere alguna competencia para su disfrute.

Jorge Wagensberg, un pensador barcelonés, dijo que un hecho artístico es un hecho binario donde se combinan el realizador y el que consume arte, y que éstos deben parecerse para que esta comunicación se produzca, tienen que ser mentes de complejidad parecida. Si vos ponés una mente demasiado elemental ante un programa, una obra, una película, un libro demasiado complejo, no lo va a entender. Y si ponés un tipo demasiado complejo frente a una obra demasiado simple, se va a aburrir, o se va a ofender.

Entonces es la complejidad la que a veces define la elección de lo que se consume. Personas de gran complejidad eligen programas complejos. Y ojo que no hablo de bueno o malo! Hablo de complejo o no. Y qué es complejidad? La definiría como el número de bits que se necesitan para describir un proceso. Por ejemplo, si usted tiene un proceso de dos bits (en este momento Dolina toca dos notas en el teclado) bueno, no será muy bueno. Pero si usted le mete algo más (Dolina toca parte de una pieza musical)…Yo no sé si lo segundo es mejor que lo primero, pero sí estoy seguro que es más complejo.

Y aquí viene el tercero de los argumentos que se utilizaba. Decían “Cómo saber si algo es bueno o malo?, Eso es algo personal!” Y NO. No. Primero, existe un canon, les guste o no. Decir esto tal vez sea políticamente incorrecto. Y también puede ser que a veces ese canon esté equivocado, o esté influido por circunstancias políticas, de conveniencia, de amistad, etcétera. Lo que sí hay es el dato de la complejidad, y ese es un indicio fortísimo.

Algo complejo por lo general es más meritorio que algo elemental. Y no me vengan con que hay obras geniales que son elementales porque le juro, le juro que no. Son solamente elementales en su presentación, en su embaldosado, pero debajo palpita la complejidad.

Si nadie se pone a pensar en esto, de qué cosa estamos discutiendo? Si no pensamos alguna vez en qué cosa es el programa de Tinelli y qué cosa son las tragedias de Shakespeare, estamos discutiendo de gusto! Por qué es preferible que se sepa apreciar a Shakespeare? Porque el tipo que sabe hacerlo es más complejo, pero además la tragedia en sí misma, al ser percibida, lo enriquece. Lo dota de armas para mejor reaccionar ante cualquier cosa, y fundamentalmente lo dota de una capacidad para recibir placeres mucho, pero le juro, mucho más refinados, intensos y nobles, que por ahí ver el concurso de a ver quién escupe más lejos.

Si vos tenés un canal oficial, y se supone que tenés que educar, tenés que dejar al espectador mejor de lo que era cuando prendió el televisor. Entonces conviene que ese canal oficial se encargue de cosas que a lo mejor el mercado no intenta, por lo que dijo Wagensberg, porque somos más los que no sabemos física cuántica que los que lo saben, porque nos inclinamos por cosas más elementales. Porque no podríamos nunca obligar a Tinelli a que haga representaciones de Romeo y Julieta.

Señalo todo esto porque anoche hubo algunos argumentos peligrosos. Uno es el que dijo usted al principio. Otro es decir “ eso es gusto personal, y sobre gustos no hay nada escrito” Y no! Eso es mentira! Casi le diría que no se ha escrito sobre otra cosa! El asunto es que hay que leerlo! Una cosa es decir que sobre gustos no hay nada escrito y otra es sobre gustos no he leído nada!

De manera que yo quedé asustado, porque hay gente que se dejó tentar por el argumento de que Tinelli tiene su lugar en el mundo, y ojo que yo estoy de acuerdo con eso, hasta diría que me cae simpático su programa, pero lo que no me cae simpático es que tenga que negarse la posibilidad de programas que busquen la excelencia, y que se argumente que esos programas son demasiados difíciles, que nadie puede hacerlos, etcétera. Y así como hay gente que tiene derecho a ver a Tinelli, también hay gente que tiene derecho a ver otras cosas más complejas, y sobre ese derecho tendríamos que empezar a conversar! Sobre ese derecho y ese deber. Después, si hay un programa que entretiene, y encima hace beneficencia, fenómeno! Pero si ese programa es la única posibilidad, si se convierte en la única referencia, en el único tema de conversación, ESTAMOS FREGADOS.

Una cosa más, tal vez algo que le faltó decir a Wagensberg. Pienso que a veces los mismos que miran la comedia de Shakespeare somos los mismos que miramos a Tinelli. Son sedes elementales que tenemos todos. A veces queremos algo elemental y a veces algo complejo. El mismo tipo que puede gritar los goles de Platense como un energúmeno en la cancha, es el mismo que después te refuta a Marcuse. Eso también puede ser, por eso nunca hay que ser despectivos con el espectador, pero tampoco hay que olvidar que es mejor intentar ofrecerle un manjar complejo que pan con manteca. Decir, alguna vez, “miré lo que está haciendo ese tipo, escondido en el fondo del dial, un programita del que salís mejor de lo que entraste”… algo así.

Dicho todo esto, vamos a empezar con este programa, que es muchísimo peor que el de Tinelli…

Alejandro Dolina

2 comments:

pas dijo...

Creo que has usado demasiado palabras para definir todo esto sobre Tinelli.
Pienso que con una palabra bastaría...APESTA!!!!

Manuel Gerardo Monasterio dijo...

Hola Pas, estoy 100% de acuerdo con tu opinión, pero ten en cuenta que esa nota no me pertenece es de DOLINA, y esa cantidad de palabras son las suyas! Para mi también se reduce a "Apesta"!

 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.