1.4.11

Yo sabía que estabas ahí.

Aunque furia la furia,

Aunque fueral el delirio,

Aunque fueral la lluvia

Yo sabía que estbas

Detrás de una puerta,

Al final del pasillo

O al margen de una luz.


 

Yo sabía que estabas ahí.

Aunque ausente yo sabía

y sólo aquello bastaba.

Encontrarte dormida,

batallar sin descanso,

caminar sobre ruinas,

devorarnos sin pausa,

arrancarnos la vida.

Sostenernos pensando

que quizás nos amábamos

en algún delicado rincón

de nuestro ser desesperado.


 

Aunque fuera el silencio

aunque fuera la noche

aunque fuera el cilicio

aunque fuera el reproche

aunque fuera la espada

yo sabía que estabas.


 

Ya no sé.

Ya no sé nada.

Sólo queda el recuerdo

de saber que alguna vez

yo supe que tú estabas.


 


 

Manuel Gerardo Monasterio, "Los Papeles de Alexis", 1986

 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.