30.5.10

Hemos presenciado durante los últimos años una explosión en el área de profesionales interesados en la homeopatía. Esta tendencia también se ha manifestado en personas sin formación médica, como psicólogos y distintos tipos de terapeutas.

Como es inevitable, la ampliación poblacional, ha traído consigo un aumento proporcional en la cantidad de individuos con formación y criterio muy por debajo del mínimo indispensable para ejercer el Arte de una manera efectiva y rigurosa.

Hay mucha gente ejerciendo la homeopatía como si esta fuera una religión, una actitud que Hahnemann –empirista objetivo de raigambre científica-habría reprobado severamente.

Los errores que vemos en la práctica todos los días, son relatados en general, por los pacientes que nos traen sus experiencias con algunos homeópatas que los han tratado.

Algunos de los ejemplos que nos llegan cotidianamente….

  • Llega una mujer a la consulta, durante la anamnesis surge el dato de antecedentes de cáncer de útero en su ascendencia. Le preguntamos cuando se realizo sus últimos Pap y colposcopía…Nos dice que hace muchos años. Le preguntamos por qué no se los realiza periódicamente, nos contesta que el o la homeópata que la atendía jamás se los pedía...Consultada acerca de “cómo sabe su homeópata como está su útero”, la paciente contesta, porque lo ve en mis ojos…

  • Paciente femenina pasada la cincuentena, de constitución pletórica, se le pregunta si se controla la presión, dice que no, se le vuelve a preguntar si su anterior homeópata no le tomaba la presión, contesta que no. Se le toma la presión, está francamente hipertensa, y ha estado completamente descuidada pr el profesional que supuestamente debía velar por su salud…

  • Paciente que llega con signos de disquinesia biliar, urge pedirle una ecografía de hígado y vías biliares. Consultado acerca de ello, dice que su anterior homeópata le dijo que no tenía cálculos, cómo lo sabe? Porque me miró el Iris y me dijo que la vesícula estaba bien…Urgido a que igualmente se realice la prueba, se comprueba que tiene una vesícula litiásica…

  • Señora mayor que llega con un pecho visiblemente hipertrofiado por una severa inflamación, tiene además, profundas escoriaciones y aspecto y olor a descomposición tisular… Cómo ha llegado a esta situación? Su homeópata de años le ha dicho que se trata de un fenómeno curativo, que tiene que expulsar toxinas…Enviada a un especialista se confirma la presencia de tejido canceroso…

Y podría seguir y seguir y seguir.

Se supone que la mayoría de la gente llega a la homeopatía y a otras medicinas alternativas porque no ha hallado alivio en la medicina oficial, o porque ha sufrido ella misma o ha observado el sufrimiento de seres queridos bajo el efecto de los errores o los tratamientos cruentos y a veces con excesivos efectos colaterales de la medicina oficial. Y en lugar de encontrar lo que está buscando, algunas veces termina tan mal atendida o tan inerme como se sentía anteriormente, y a veces aún peor, porque es mejor ser atendido por un buen alópata que por un mal homeópata.

La gente piensa que hay varias medicinas. Los médicos de las distintas escuelas suelen pensar lo mismo. Y en realidad hay una sola medicina: la que cura. La que alivia o cura al paciente de acuerdo con la necesidad con la que llega a la consulta, no con las pretensiones filosóficas impuestas por la visión particular del médico sobre su persona.

El problema es que la gente queda entre dos fuegos. De un lado los médicos de la escuela oficial que no saben que existen muchas otras posibilidades y técnicas para curar y creen que "su mirada" es la única viable o posible; y del otro lado, muchos homeópatas que se han olvidado que la práctica de la homeopatía no absuelve de conocer y aplicar todo lo que el paciente verdaderamente necesite, fundamentalmente, los conocimientos básicos de patología y semiología.

Por lo tanto, la práctica de la homeopatía, no implica abandonar o desconocer los principios básicos de fisiopatología, ni exime de aplicar la semiología y la semiotécnica comunes a todas las medicinas. No es este un error común de muchos homeópatas, por supuesto, la gente mayor que todavía no se ha olvidado, a veces se sorprende de que la mayoría de los médicos de la escuela oficial “ya no los auscultan ni los revisan como lo hacían años atrás”…Se limitan a prescribir específicos y –con suerte- a pedir estudios….

Por otra parte, es fundamental no confundir fenómenos exudativos propios del proceso curativo, con procesos fisiopatológicos con valoración propia. Los primeros requieren acciones de promoción y no una intervención directa, los segundos, definitivamente exigen atención específica. El diagnóstico diferencial obliga al profesional a poseer conocimientos y agudeza clínica, mucho más profundos que los de la medicina oficial. Mucha gente vive bajo la confusión de que "la homeopatía es más fácil", y por el contrario, es mucho más compleja y requiere de más estudio que su contraparte.

Siguiendo con las malformaciones que observamos en la práctica del Arte, algunos homeópatas se han convertido en “psicólogos de la homeopatía”, y reducen toda la entrevista a un encuentro terapéutico hablado. Eso no es verdadera homeopatía.

El homeópata que priva a sus pacientes de estudios que pueden detectar precozmente, enfermedades que de otra manera tienen alto riesgo de mortalidad, está, desde luego, incurriendo en un acto de irresponsabilidad criminal.

Y para que quede claro: No, no puede saberse a través del Iris si la vesícula está litiásica o no lo está; ni puede saberse a ciencia cierta –por supuesto-si hay un carcinoma en el útero. Cualquiera que pretenda lo contrario desconoce profundamente los alcances y limitaciones de la Iridología.

No voy hablar de los “homeópatas” que prescriben de manera rutinaria tomas diarias de dinamizaciones a la 1000 o a la 10000 durante semanas, meses, e incluso durante años. O de los que dan Lachesis o Phosphorus en medianas o altas dinamizaciones todos los días. Esos, directamente, no saben homeopatía. Me quería referir en este artículo, a los que se han olvidado por completo de la medicina.

Hay que evaluar y saber cuándo derivar a la interconsulta. Cierto, la realidad no ayuda. El enfrentamiento entre homeópatas y alópatas hace que la interrelación en beneficio de los pacientes, no sea con la naturalidad y asiduidad que estos necesitan.

La homeopatía es tan “buena” como el profesional que la aplica. Y lo primero que tiene que tener desarrollado el profesional, es el Criterio. El Criterio es lo que permite saber qué terapéutica necesita el paciente en cada momento de su historia, y lo que lleva a evaluar adecuadamente en cada caso la relación riesgo/beneficio de cualquier intervención médica. Para intervenir de manera adecuada, ni mucho ni poco, sino lo que haga falta. Para cumplir con el primer axioma hipocrático: Primum non nocere, es decir, lo primero es no dañar. Y se puede dañar, y de hecho se daña, o por una intervención excesiva (sea en el área de prácticas o de prescripción de medicamentos) o por la no-intervención cuando en realidad ésta es necesaria.

Como ejemplo magistral de esta situación, tenemos a un famoso escritor estadounidense del siglo XIX, en tiempos en que la homeopatía verdaderamente competía en popularidad con la alopatía, con la mordacidad que lo caracterizaba escribió:

“Los pacientes de los alópatas mueren a causa del tratamiento y de los medicamentos…Los pacientes de los homeópatas mueren a causa de la enfermedad”

28.5.10



Esto es Argentina.

Una telenovela excelentemente realizada, donde se manifiestan con claridad los valores y no se le imponen al televidente imágenes degradantes o chabacanas y además se educa, y se muestran los contrastes interculturales….

Evidentemente, yo y todos los que pensamos similar, estamos a contramano de la mayoría en esta Argentina que nos da pena, mucha pena verdaderamente.

Triunfa el vértigo, la truculencia, la podredumbre, la miseria humana presentada como algo natural y razonable.

Por eso India: una historia de amor, se levanta y se pasa a un horario miserable durante los fines de semana…Y Malparida, una de las inmundicias más inverosímiles que se hayan filmado jamás, sigue creciendo en el rating….

¿Por qué una telenovela excepcionalmente producida, donde el televidente se educa en valores y aprende incluso a reconocer las distintas patologías mentales-como bien describe Cari en su comentario-, una telenovela que ha ganado el Emy en Estados Unidos y ha triunfado en todas partes fracasa en Argentina?

Quizás sea por la misma razón por la que, grandes movimientos espirituales que han florecido en Brasil y en otros países, han fracasado sistemáticamente en Argentina…

Sería por la misma razón que Prabhupada y otros filósofos y espiritualistas de porte en tiempos pasados, decidieron a consciencia no venir a Argentina…

Algo serio ocurre con este país nuestro donde florece “Malparida” y se hunde “India una historia de Amor”.

Algo serio y lamentable.

Pero como estamos en una “democracia”, la opinión de las minorías quizás no tenga ninguna importancia, por lo menos ninguna importancia como para esperar un cambio.

Hay que hacerse a la idea que este es el país de Malparida, de Tinelli y el caño. El país donde la mejor vedette es un traba. El país de Jorge Rial y de los secretarios y ministros que rompen espaldas y sacan los ojos o son unos tilingos inconcebibles que profieren insultos y groserías contra sus opositores políticos. El país donde los diputados veranean en Punta del Este mientras en el norte de Buenos Aires y el sur de Córdoba y Santa Fe la gente vive y muere envenenada con aguas arsenicosas que son evaluadas como potables…Y en fin, el país que todos conocen y que parece que a nadie conmueve lo suficiente como para empezar a cambiarlo desde ahora y para siempre.


Comentario de Cari (en mi artículo anterior sobre India...una Historia...)


Hola todos.
Coincido con tu artículo.

Recién dejé mi opinión en el blog de todoscontelefe, ya que el sitio web de telefé, aún siendo de una empresa de comunicación no proporciona ningún tipo de contacto ni mail para nuestras protestas.
Realmente deplorable, lamentable, en fin, no me alcanzan los calificativos para la actitud del canal con respecto a esta novela maravillosa.
Lo importante de la novela es que, así como El Clon nos permitió conocer acerca de la cultura árabe, ésta difunde la cultura hindú.
Y eso es muy rescatable, a nivel cultural, El Clon nos dejó poesía de Gibrán, de Pessoa, y ahora, con India, una historia de amor, accedemos al budismo en diferentes expresiones, citan por ej el Bhagavad Gita. Imperdible esta novela. Su sabiduría, sus paisajes. Y toca temas como la psicopatía, la psicosis. Así como El Clon lo hizo con la drogadicción. Lo que no es poco.
En fin, que es una falta de respeto al público si levantan la novela.Y si la mueven al finde la terminan de destrozar, irá recontraeditada (si eso fuera posible ya que la están cortando cosa imperdonable con una obra artística, raya con el delito) lo cual será ya una defenestración.
Aguante India!
Cari

26.5.10

Para S.C.C

Son las cinco y treinta de un otoño

que impone sobre mi despertar:

la madrugada.

Es noche afuera, pero más noche aún en mi alma.

Fugaces ruidos me han despertado. Está preparando las pocas cosas que le

hacen falta, pues lleva consigo el Ser que necesita

para éste y todos los mundos por venir.

Ha sido una larga jornada cuya senda se pierde entre la bruma de los años…

Tuve muchos discípulos, pero ninguno como él.

Desde que le vi asomarse cuando niño,

con la frágil apariencia de un patito mojado,

supe que finalmente había llegado.

Nadie sino el maestro podía saber

cuán distinto era realmente a todos los demás.


He was The One.

El Elegido.


El aún no lo sabía,

nadie lo sabía,

nadie podía saberlo

salvo yo, su Maestro.


Veinte años de Trabajo día y noche.

Veinte años de respirar el mismo aliento de la misma Sadhana

bajo la misma Estrella del Conocimiento Interior.

No es que le haya enseñado más que a los otros,

es que él aprendió mucho más y mejor.


Se lo dije temprano, cuando percibí que comenzaba a apegarse

a mí: “Mira que este discipulado llegará algún día a su fin. Porque de eso se trata

todo. Maldito el Maestro al lado del cual un discípulo tenga que

permanecer para siempre, porque significaría que ha fracasado. Has de saber que

estás frente a un Maestro Mayor, de aquellos que saben que si su Trabajo está bien

hecho, será inevitablemente superado por aquel a quien ha formado.”

Me miraba sin comprender, con su ojitos de pájaro azorado,

faltaba todavía tanto que aprender!

Pero era mi obligación desde el principio prepararlo

para la última barrera que algún día habría de trasponer.


Ninguno tan obediente, tan prudente, tan esmerado como él.

Ninguno tan desesperado por aprender.

Soportó todos mis embates. Toleró todas las pruebas

frente a las que los demás se dieron por vencidos.

Resultaba increíble para todos, que aquel cuerpo tan frágil

escondiera un alma tan fuerte y tan grande...

Para todos, excepto para mí.


Una por una, día tras día, año tras año,

fue traspasando los umbrales de todas las prácticas.

Mientras yo no dejaba de recordarle, cuando le veía

tan contento y apegado a mí:

“Mira que algún día, deberás partir.

Nuevos Maestros te aguardan en otro lugar,

en otros Mundos más allá del Mundo que te estoy Entregando.

Cuando hayas aprendido todo lo que tengo para enseñar,

deberás continuar aprendiendo aquello que

yo no te puedo enseñar.

Me miraba, y sonreía.

Aquel momento parecía

entonces tan lejano

como si fuera “Jamás!”


Hace unos días noté un cierto cambio en su semblante.

Una cierta madurez largamente ansiada,

pero tan desconocida!

No me dijo nada, y yo nada pregunté.

Estuve siempre tan completamente seguro de mí!

Muchos discípulos habían llegado y partido frente a mí.

“Viveka y Vairagya”, me han escuchado siempre decir.

Discernimiento y Desapego.

Hasta este momento,

fui el ejemplo viviente

de la actitud que prediqué.


Por eso no comprendí al principio la razón

de tanto frío en esta madrugada,

que el otoño me impone a las cinco y treinta de la mañana.


Es el último discípulo que ha quedado conmigo,

El único que ha resistido y persistido.

El único que ha crecido en toda la estatura

que mi práctica prometía solamente a aquel

que se atreviese a transitar la senda hasta el final.


Está preparando el último té

para él, y para su ya antiguo Maestro.


De alguna manera, fue ocupando

todos los lugares posibles.

Primero fue mi alumno más querido.

luego fue mi hijo, mi hermano,

e incluso el amante que no he tenido

y que por mis Votos jamás podré tener.


Estoy sintiendo emociones inquietantes.

emociones demasiado jóvenes,

emociones que no creí ni deseé volver a sentir.

Son tantas y tan ajenas no sólo a lo que Soy

sino a lo digo Ser, que me siento súbitamente

avergonzado y tengo que apelar a toda mi templanza

para no generar un despropósito

indigno de mí, y de él.


Hace ya algunos minutos, sin embargo,

que mi rostro recibe una lluvia

que no puedo ni deseo contener.

El me mira, tan sólido como siempre lo soñé.

Sus ojos firmes y decididos guardan, sin embargo,

la tenue sombra de lo que me desborda a mí.

Ninguno de los dos dudamos un momento

de lo que habrá de suceder.


El Sol ha comenzado a imponerse

sobre la madrugada de este otoño,

que parecía interminable.

Y le veo partir, por la misma senda

sinuosa por la que vi llegar alguna vez.


Siempre supe que yo estaba solo.

Pero la soledad que siento hoy

es muy distinta a todo lo que imaginé.


El círculo se ha cerrado.

El discípulo, finalmente,

alcanzó lo que ambos,

-sobre todo yo-

sabíamos y esperábamos.


Veo ya la sombra de su sombra

que se ha perdido por la senda sinuosa

por la que, cuando niño, le vi llegar una vez.


Se ha ido para siempre,

por lo menos para siempre

en el sentido en que yo lo conocí.

Me deja la última Perla

de Precio inmensurable.

La última barrera que yo creí conocer

pero en realidad no conocía.

La última barrera que ahora,

siendo como soy un genuino Gran Maestro,

yo también, a pesar de mi inicial flaqueza

habré de trasponer.


Gracias:

Mi Unico Hijo,

Mi Unico Hermano.

Mi Unico Amigo,

Mi Unico verdadero discípulo

y mi Unico primer y Ultimo Maestro.


Que así Sea.

20.5.10

Guillermo Zabala ha comentado algunas notas mías, en lugar de contestarlas en el lugar-algo oculto-de comentarios, prefiero hacerlo aqui.


Comentario de Guillermo a mi nota:

http://manuelmonasterio.blogspot.com/2010/04/kali-yuga-en-imagenes.html


"Me encanta la representación de los looks al mejor estilo sadomasoquismo de los antros en los 70. Muy a flote en los 80 por madonna, depeche mode, entre otros. Yo no queria aclarar pero habiendo gente tan prejuiciosa y mal informada bueno: este look no solo lo usaban los gays, tambien los heterosexuales, y si bien recuerdo era hasta un after-office de algunos señores casados cachondos que querian ser dominados por una voluptosa y malvada dominatriz. Hoy en día se usa como una sátira que encuentro personalmente muy divertida, inofensiva y conmemorativa de aquellas épocas. Y Berlín en los 1937 era Capital de la Alemania nazi. Wow, creo que a este post le hace falta una imagen de la esvastica para completar la idea jeje. En serio, no creía que un redactor de blogs llegase tan lejos, que triste."

Guillermo Zabala

Y el segundo comentario de Guillermo, esta vez, a mi nota:

http://manuelmonasterio.blogspot.com/2010/05/matrimonio-gay-la-disolucion-de-la.html


"Insisto de nuevo, veo escritores muy muy modernos, pero lo que no habia visto es escritores bajos, en le post Kali Yuga, termino por entender cuan poca objetividad hay en el tema, es como si yo atacase la heterosexualidad poniendo a todos los heterosexuales en la misma bolsa. Por ejemplo usando el machismo, la violencia de genero, tengo tantos ejemplos, pero no voy a caer a ese nivel. Que yo sepa un homosexual primero que nada no esta cometiendo un delito en vestirse como se quiera vestir, segundo, esa vestimenta es mas estilo marcha de orgullo, no creo que trabaje vestido así, 3 yo no me visto asi. Esta claro y ya se lo remarqué, aja! usted intenta ofender, pense que tenia argumentos serios. Gustos son gustos, yo le recomendaría pilas a usted, si su vida no le cierra, no trate de evitar que otros la vivan, no sea resentido. No obligue a la gente a tener que viajar para casarse en otro país, y adoptar, o hacer tramites de hijos biologicos en otro país, es solo una molestía de accesiblidad la que tienen los homosexuales. Usted cree que impide algo? Pilas y me voy a leer algo de Oscar Wilde, algo que valga la pena. PD: creo que ya lo sabe, ya existen matrimonios gays y adopción gay, y lo unico anormal alrededor de eso fueron los prejuicios, pero..porque no lo investiga."


Guillermo Zabala


Y mi contestación a ambas:

Señor Guillermo:

Es usted un libro abierto, y sus expresiones ejemplifican con gran claridad el descalabro epistemológico –y ético-moral-que representa la “era posmoderna”.No soy prejuicioso, y muchísimo menos “mal informado”. No voy a perder el tiempo explicándole a usted mis credenciales académicas, los que conocen mi formación, sonreirían ante su comentario.

Se sale usted de la vaina por faltarme el respeto –como en parte lo hizo en el email personal que me enviara y que contesté de la única manera que conozco: respetuosamente, a pesar de sus imprudentes insinuaciones hacia mi persona.Es por ello que admito comentarios UNICAMENTE moderados, para evitar las inmundicias y soeces que se permite todo el mundo en Internet en los comentarios de blogs. Usted, nobleza obliga, no me ha "palabroteado" y ha firmado su comentario con nombre y apellido, por eso lo publico y le contesto abiertamente.

A usted le “le encanta la representación de los looks al mejor estilo del sadomasoquismo de los antros de los 70”…Y dice luego que “hoy en día se usa como una sátira …que usted encuentra personalmente muy divertida…e inofensiva”

En efecto, esos “antros” de lo que usted habla, son los que frecuentaba en sus últimos tiempos el Profesor Michel Foucault, quien, habiendo llegado al límite de su desarrollo intelectual –y vaya que llegó lejos, pues era en ese sentido una verdadera eminencia-en lugar de dar el salto cuántico hacia-y-desde el Ser….dio el salto... sobre los baños públicos sadomasoquistas de San Francisco, tratando de probar los límites del deseo y del placer-dolor.

El filósofo murió en su ley-la investigación-. En aquellos baños contrajo el HIV, que luego paso a Sida y lo llevó a la muerte, una muerte que, como buen filósofo, no temía. Y antes de que saque sus apresuradas conclusiones, le adelanto que aprecio mucho a Foucault, y su condición psicosexual jamás fue impedimento para ello.

Ahora bien, usted se toma estas cosas a broma…Son para usted motivo de "sátira". Habría que preguntarles a las miles de mujeres y menores que son sometidas, torturadas –y hasta asesinadas de manera ritual y filmadas para regocijo de deformados mentales inverosímiles-. Internet está lleno de sitos de “bondage”. ¿No me dirá que alguien “tan bien informado” como usted desconoce esto? No puede desconocerlo, por lo que es obvio que a usted, simplemente, esa prácticas macabras y aberrantes no le llaman la atención, y prefiere hacer la vista gorda ante el sufrimiento espantoso de tantas mujeres. Libraré a mis lectores de la descripción de tales horrores que erizan la piel de cualquier persona de bien –homosexual o heterosexual-.

No quiero implicar, de ninguna manera, que yo suponga que usted aprueba esas prácticas, en absoluto. De lo que sí me doy cuenta es que, como mucha gente de esta época, no tiene usted una conciencia clara de las implicancias de lo que se piensa o lo que se dice. Nuestros pensamientos y nuestras afirmaciones tienen una gran influencia en lo que luego serán nuestras acciones y las conductas y acciones de los demás.

Pasemos ahora al tema de la “Alemania Nazi de 1937”, le agradezco haber “mordido ese anzuelo”. Berlin, en 1937, era la capital más moderna, pujante y ENTUSIASTA del mundo. Aparentemente, la revista “Time” –y millones de personas en todo el mundo, incluyendo a Gandhi- pensaba lo mismo, ya que la revista publicó a Hitler en su portada proclamándolo “Hombre del año 1938”.







Los logros del gobierno Nacional Socialista hasta esas fechas –en sólo cuatro años de administración- no tienen precedentes en toda la historia mundial, Y cité SOLAMENTE al Berlín de 1937, no hice comentarios acerca de lo que vino después. Y lo que vino después, no hace desaparecer lo que ocurrió antes (salvo en el imaginario de gente sin capacidad para pensar de una MANERA NO ADOCENADA)

Sus expresiones arrojan mucha luz sobre el estilo de razonar que se ha impuesto en esta época. La superficialidad, la incapacidad para ver el panorama mayor y para planificar a mediano y largo plazo, son sencillamente apabullantes.

Y en cuanto a los “señores cachondos” que usted cita, había una gran diferencia. Entonces se distinguía todavía la diferencia entre lo público y lo privado. Usted se manifiesta como hijo de un tiempo que no sabe evaluar dicha distinción. Y no me vaya a decir que aquello era "hipocresía”, porque conozco muy bien, señor, la distinción entre hipocresía y la lisa y llana carencia del más absoluto pudor.

Es imposible que usted me entienda, es evidente. Pero yo puedo entenderlo a usted. Usted es hijo de una época en que la manipulación colectiva –para satisfacer las necesidades del capitalismo consumista-ha llevado a una situación en que la gente ya no ve con claridad la demarcación entre lo bueno y lo malo, lo deseable y lo indeseable, y la diferencia entre aprobar y promover lo que enaltece la condición humana, o por el contrario, desarrollar y fomentar prácticas, conductas y experimentaciones que nos llevan-inexorablemente- a la ruina de todos los valores y a la degradación de la condición humana.

En mi caso, señor, le diré que, parafraseando a Alfonso López Quintás, soy “amigo del éxtasis, no del vértigo", o mejor aún, del “énstasis”, como decía Mircea Eliade. Vivo en un universo de jerarquías y de distinciones, en que se observa con claridad la diferencia entre la luz y la sombra, y la distinción fundamental entre lo que puede ser un buen alimento para la nutrición del cuerpo y el alma, y aquello que debería permanecer circunscripto a las letrinas. Hoy día esa diferencia no “se ha perdido”, “la han perdido”, sabiendo bien lo que hacen los manipuladores de consciencias que descaminan y pierden a la humanidad contemporánea.


Comienza usted diciendo que “ve escritores muy modernos, pero no había visto escritores bajos” refiriéndose, obviamente, a quien esto escribe. Debería hacerse ver usted por un oftalmólogo, lo que sobran hoy en día, son escritores bajos, señor.Mucho de lo que se escribe en esta época debería estar plegado a un costado del “vater”, para darle el uso que corresponde a su condición... Pero no seré yo quien atente contra la “sagrada libertad de expresión”…

En principio, es evidente que USTED NO HA LEIDO con detenimiento lo que escribo, por como viene usted encarado, no creo que deba usted perder más tiempo leyendo lo que no habrá de comprender en absoluto.

Luego la acomete usted contra mi persona, ya en público, sacando conjeturas ridículas que yo no me atrevería a suponer sobre usted, porque ni usted me conoce ni yo lo conozco, como para atreverme a decir “si su vida no le cierra” o que sea usted “un resentido”.

Y no se comporte usted de manera tan imprudente, por favor, yo jamás le he dicho a nadie lo que le debe “gustar o disgustar”. Ni quiero “obligar a nadie a ir a ningún lado para adoptar”. No quiero impedir que los homosexuales sean felices, pero señor, de dónde saca usted semejantes dislates? Me está proyectando usted todas las fobias que siente hacia otra gente.

Le voy a ofrecer algunos datos, para que trate usted –espero que pueda, aunque como le dije, viene ya medio mal encaminado- de no comportarse de manera tan impertinente.

Me habla usted de investigar…No sé qué edad tenga usted, desearía imaginármelo relativamente joven, como para justificar su impulsividad y su falta de moderación y rigor al opinar sobre otros.

Mire, yo andaba “de fiesta” cuando usted-y me voy a arriesgar en su edad porque ya estoy casi seguro, vea, ya lo estoy imitando..- estaba todavía en el andador o en el imaginario de sus padres. Tengo treinta dos años de práctica profesional donde tuve la dicha de atender a todo tipo de personas, incluidos muchos homosexuales –varones y mujeres- a los que no sólo traté, sino que miré-con el mayor respeto y calidez, como atiendo y miro a todos. Afortunadamente, los tengo de silenciosos testigos, porque por cuestiones de pudor, secreto profesional y respeto de sus vidas personales jamás podría convocarlos (sacerdotes y padres de familia, entre ellos)

A los que eran homosexuales “a gusto” y libres, los atendí como a cualquier otro. A los sacerdotes y padres de familia”, los alenté a que salieran “del closet” y se reconciliaran con su condición, porque no se puede vivir a contramano de lo que uno siente.

Y tengo además dos hijas (de 25 y 26 años) que saben bien –y ellas sí, son “convocables”- cual es y sería mi actitud si alguna decidiera una “vida diferente”. No aplaudiría, por cierto, pero no encontrarían tampoco de mi parte ni una sola palabra de rechazo y de reproche, por la simple razón que conozco demasiado la naturaleza humana como para caer en un despropósito semejante.

La felicidad no depende de la orientación psicosexual, la verdadera felicidad es sin objeto, sin objeto ni en la mente ni el mundo exterior. Es un principo y un fin en sí misma, una condición inalienable del Ser.. Que no tiene sexo (ni de un lado ni del otro...ni el medio de ambos)

Entiendo que no sea fácil para usted escribirme, usted no ha podido salir del cliché que lo domina y lo lleva a opinar de esa manera de alguien completamente diferente a como usted se ha imaginado.

Yo soy heterosexual por elección, señor, tuve la dicha de haber podido elegir cualquier otra orientación y lo que elegí lo elegí a consciencia y sin dejar atrás ninguna “asignatura pendiente”. No creo en la estructura “matriarco-patriarcal nuclear y monogámica”, como he escrito en numerosos artículos (que lógicamente, usted no se ha tomado el trabajo de investigar antes de ponerse a opinar aquí).

He sido uno de los primeros investigadores argentinos en fundamentar el “Poliamory” (o Poliamor) e incluso anticipar que sería el futuro de una humanidad cuya corteza cerebral haya evolucionado lo suficiente. Me he cansado de “latiguear” a todos los varones hipócritas que engañan a sus mujeres a escondidas –como “fieles” judeo-cristianos- y que luego me tratan de “degenerado” cuando les digo que lo correcto y justo es que sus mujeres tengan la misma libertad, y la ejerzan.

No le quiero evitar a nadie que “viva su vida”, pero realmente me parece sospechoso que alguien vaya voceando a gritos y con pancartas su condición sexual.

Si todo el mundo fuese homosexual, la humanidad tendría que reproducirse por medio de los artilugios de laboratorio.

Si usted me acusa DE NO DESEAR semejante situación, me declaro absolutamente culpable.

Como usted y todos los demás como usted tienen derecho a expresarse sin ser perseguidos o insultados, a mí me cabe el mismo derecho, salvo que usted y otros como usted me lo quieran arrebatar, entonces, voy a defender hasta las últimas consecuencias el mismo derecho de expresión que jamás se me ocurriría quitarles a ustedes.

Hay un antiguo proverbio de la India que dice “que el sabio no enturbie con su sabiduría la mente de aquellos que no son sabios”.

Como le dije, en lo personal, soy favorable al “Poliamory”, pero proponérselo a una humanidad en el estado espiritual, mental, ético y afectivo en que se encuentra esta humanidad, sería un despropósito de alcances descomunales. La gente no ha aprendido todavía a “amarse de uno a uno”, menos podrían hacerlo de “a varios”.

Usted, quizás, que escribe como un buen demócrata, debe pensar que la gente está preparada para todo, porque “respeta su madurez”. Pues yo considero que, viendo el mundo que tenemos, la gente no está preparada en absoluto para que las prácticas de las minorías se impongan como algo natural y se sancionen con fuerza de ley. No considero que eso sea beneficioso en absoluto.

Hay demasiada ignorancia, demasiado atropello, demasiada confusión todavía en las relaciones hombre-mujer, como para encima agregar más “carne al asador”.

La violencia de género –la irrespetuosidad hacia lo que es y representa la mujer, es brutal y está aún muy arraigada. Todavía nos falta mucho por hacer, y ustedes quieren agregar más confusión a este desastre…

En el estado actual de la humanidad, el matrimonio hombre-mujer, es la única provisión moral disponible. Todo lo que usted y otros proponen, carece en absoluto de antecedentes y es un arrojarse al vacío.El hecho de que el matrimonio legalmente establecido entre varón y hembra, no sea perfecto, no implica que inventar otras opciones por fuera de la biología porcentualmente significativa, sea una opción apetecible.

Parafraseando a don Miguel de Unamuno, en su legendario discurso de 1936, le diré:

Ustedes vencerán, pero no convencerán.

E insisto una vez más, ¿Por qué no ampliar el marco de la ley de Unión Civil?

No estoy en contra de que los homosexuales tengan sus derechos plenamente contemplados de forma tal que puedan ordenar su vida económica y jurídica.

Eso es Equidad.

Pero si lo que se pretende es Igualdad, no puedo acordar.

Porque podrán ustedes retorcer todos los argumentos de la filosofía, de la religión, de la “moral”..Lo que no pueden hacer es ir contra el primer mandato de la biología –desde el microbio pasando por el elefante hasta el ser humano- que es la supervivencia, y concretamente, la supervivencia de los genes. Y esto se logra “juntando al machito con la hembrita”.

Encontrará usted apoyo, sin embargo, en muchos sectores de la ciencia que no ven problema alguno en intentar inventar algo diferente. Son los manipuladores genéticos que, entre otras cosas, crearon a la oveja “Dolly”.

En este maravilloso mundo democrático sin ética ni jerarquías axiológicas, seguirán adelante, sin duda…Pero ya vimos como terminó Frankenstein.

Por mi parte, terminada la discusión “ideológica”, aprovecho la ocasión para desearle-de todo corazón y sin ironías- lo mejor que la vida pueda ofrecerle.

Manuel Gerardo Monasterio

PD: No quiero dejar pasar el comentario sobre la “swastika” o “esvástika”, un símbolo extraordinario – posee propiedades de “onda de forma” inigualables y muy beneficiosas para el sistema bioenergético humano- de remotísima antigüedad. El arte de la cultura India, Tibetana y Navaja, entre muchas otras, lo incluye desde tiempos milenarios. En Alemania… hace tiempo que han prohibido su exhibición pública (sic). Así es, la Alemania actual “democrática y liberal” impone sentencias de cárcel -esto es literal- para cualquiera que exponga públicamente ese símbolo (sea levógiro-la del Nacional Socialismo- o dextrógiro- la tradicional) lo que impulsó a un fuerte repudio por parte de la comunidad hindú, que le dijo a las autoridades legales alemanas que por culpa de la experiencia de doce años que tuvo Alemania, ellos deben privarse de utilizar un símbolo que es parte de tres mil años de historia de la India...

Y por último, le contesto algo que dejé pasar en su email personal (lo adjunto igualmente todo abajo). No me subestime más sin conocerme, por Dios, yo he lavado culitos de bebé, he cambiado muchos pañales y he cocinado mucho para mis hijas cuando eran chiquitas…


Transcribo ahora el email que me mandara Guillero Zabala a mi correo personal y mi contestación también personal:


"parece que no llego el comentario que escribi en base al post:
Matrimonio gay y la irracionalidad del discurso posmoderno
asique se lo envio a su mail:


Bien, primero que nada agradecido por analizar mi comentario. Escribi
pensando que este blog, al que tiene 0 comentarios por todos lados,
era mas objetivo y se refería mas al asunto en cuestión, invitando al
debate, pero al leer:
"Y no una mariposita azucarada y ridícula pretendiendo el grostesco de
jugar al “papá y a la mamá""
Desde el vamos veo una fina ofenza del escritor para cualquier persona
afeminada. Es una lastima que una persona deje sus "heces" por donde
escribe. No era necesario y no es el tema del momento la afeminación
de alguien.
Por otra parte el oficio de madre lo puede realizar un hombre a mi
parecer (hay muchos casos hoy en dia que incluyen varones
heterosexuales), pero creo que se necesita entrenamiento y
disposicion, me acusa de usar clichés, pero no hace falta mencionar
que
ataca con lo mismo que se defiende: clichés.
Generalmente los hombres heterosexuales no hablan en este tema de
parejas gays apuntando a la necesidad de una madre para sus
hijos, sino de una esposa para ellos, es que no llegan a imaginarse
quien se encargaria de lavar la ropa, limpiar y callar al nene.
No, pero hablando en serio las personas tienden a pensar " si no es
bueno para mi no es bueno para nadie"
Error.
Quizá usted fue criado como un hombresito que no piense en lavar
pañales, limpiar, y demostrar sus emociones y su afecto. Pero
debería ir aprendiendolo que esas actividades son muy útiles creame.
>>>>>>>¿Querría usted decirme, estimado Guillermo, como pueden dos varones ejercer dicho oficio?
Ahí le dije muy resumido. ( De hecho en otros paises ya se está haciendo )
Pero si usted se refiere al oficio natural:
>>>>>>>>Guillermo: ¿Dónde vé usted que, eventualmente, pueda el varón cargar el embrión?
Yo le respondo: Yo lo cargaria en una hembra, no le parece lógico?.
Si usted intenta entender la relación y la vida de un homosexual como
la de un heterosexual, usted esta tratando de meter un círculo en un
cuadrado y eso no es muy inteligente de su parte.
Además usted no sabe separar lo que es engendrar de lo que es criar.

Concuerdo con usted en algo, me retracto al decir que "El tiempo dice
si", tal vez globalmente si, pero no se puede en un país como la
Argentina, si en Canadá por ejemplo, que país tan lindo, tan poco
indice delictivo, y casi nada de asesinatos.
Sería "el tiempo dice que si cambian muchas cosas antes podria ser un
si alguna vez"

Falta mucho, que macana...
Lamento comunicarle yo, que si bien la igualdad no es algo "real" como
dice, se ha luchado por ella, y si ha tenido utilidad hacerlo a
lo largo de los años. Si usted sabe algo historia, me dará la razón.
Por otro lado yo no suelo menospreciar la forma que se dicen las cosas
como intenta hacerlo usted, me preocupo mas saber cual es
el mensaje en sí, hay muchas personas que hacen esto, practiquelo,
seguro muchos de sus amigos lo pueden ayudar, sabe usted
del dicho: a buen entendedor pocas palabras?, bien. Por experiencia
dejeme agregar que conozco mucha gente "Super Lenguaje
Técnico Blablabla", pero no es mas que un mecanismo de defenza para
tratar de resaltar. Quiza usted tenga mucho para decir pero
pocos que lo lean, agradezcame de que sigo con ojos sus palabras.
En si veo como utilidad remarcarle ese problema que tiene mas que del
tema del posteo, perdoneme pero creo que esto es una
conversación entre usted y yo, al no encontrar evidencias de gran
numero de visitas, por eso. Intento ser útil, nada más.
Debe acostumbrarse a la idea de que las relaciones homosexuales son
autenticas, aunque para ser honesto yo no me dejo llevar
mucho por la denominación de las cosas sino por el contenido como le
dije, al decir yo matrimonio no hago la diferencia a lo que
siento (que ni me interesa demostrarle la autenticidad de eso), pero
si en los papeles. Osea me parece "necesario hacerlo"
Para concluir, usted parece basarse mucho lo antinatural y lo natural,
y usted dice que lo primero no es adecuado y lo segundo si, segun se
lee. Dejeme decirle que no es así, hay actividades naturales de las
personas que no se consideran como buenas: verá como ejemplo: la
violencia en un ser es algo que es natural de él, si usted actúa
naturalmente debería estar encerrado por precaución.
Tantos pero tantos ejemplos hay que su idea queda en el piso si
alguien se inspira y se las comenta. Desde someter, odiar. abusar,
matar porque no¿?. Permitame no creer que es así usted.
U otra opción es que le guste ser golpeado, y abusado, o lo recomiende
hacer, por ejemplo. poner un taller de sometimiento. y de eslogan "tan
natural".
Permitame decirle usted es raro. Es mas siento que si pudiese
utilizar la palabra "enfermedad" lo haría, pero sabe que no puede
hacerlo, y se lo digo avalado por la Organización Mundial de la Salud
En si, es usted el que no tiene en que respaldarse con su punto de
vista "natural". El "a mi me parece" burdo no es útil.
Gritar es mas natural que cantar, pero no hay que hacer una encuesta
para saber la preferencia de la gente...
El comenzar a ser persona y no animal, nos aleja de cierta naturaleza
y nos cuesta, nos cuesta!, creamé no estoy loco al decirlo.

Me hizo sonreir el leer: En una palabra, que
homosexuales-homosexuales, eran los homosexuales de antes,
porque me hace acordar que escritores-escritores eran los de antes.
...y algunos muy muy buenos eran homosexuales. que ironía.

Guillermo Zabala



Estimado Guillermo:

Le agradezco el comentario.

No entro casi nunca a este correo, por lo que recien hoy descubro su respuesta.

Debo adelantarle que a mi edad ya no me preocupa la cantidad de gente que me lee o no me lee,cuando todavía tenía "aspiraciones" literario/filosóficas sí me preocupaba.No tengo más aspiraciones en ese sentido y lo que hago ya es más bien una especie de diario.Que la gente no comente no quiere decir que no pasen por el lugar.Tengo otro lugar en Internet donde hay muchas visitas, pero siempre muy pocos comentarios.Puedo permitirme escribir como lo hago con respecto al matrimonio homosexual porque no tengo nada personal contra los homosexuales (no tengo nada que ocultar), y de hecho apoyo todas las opciones jurídicas que garantizen sus derechos civiles. Estoy absolutamente en contra de la discriminación laboral o social en razón de la orientación psicosexual.Simplemente considero que tiene que haber "equidad", pero no veo por qué tenga que haber "igualdad".De cualquier manera no encuentro razón alguna para inquietarse al respecto:de una manera u otra mi posición va a quedar en la historia,y los homosexuales van a terminar consiguiendo todo lo que quieren.Sencillamente quise expresar mi posición, sabiendo que estoy bastante solo en ella, ya que la gente se divide mayormente entre los que odian a rajatabla o abrazan con pasión la posición contraria.No soy ni uno ni otro. Y estoy bien a solas y con los comentarios que tengo (o más bien los que no tengo) Si pensara que la importancia de algo puede medirse por la popularidad que tenga, quizás me haría mala sangre. Quizás, digo, porque objetivamente no creo que en este plano de existencia nada tenga tanta importancia, mucho menos "mi opinión", que no es más que eso, la expresión de una posición, que además, resulta ser políticamente incorrecta hoy en día.Que así sea.

Como veo que se ha ocupado en repetirme que debería estar agradecido de que usted me lea y comente, bueno: le agradezco y que la Providencia nos bendiga!

Manuel Gerardo Monasterio


19.5.10












Con sorprendente frescura el periodista político francés Patrick Buisson, describe la vida de los franceses durante la ocupación alemana de la Segunda Guerra Mundial. La visión de Buisson, ataca la mitología popular que históricamente nos ha llegado, de los bestiales invasores alemanes y el sufrido y rebelde pueblo francés. Buisson, lejos de ser un escritor marginal, es asesor del presidente Sarkozy y director de la filial del “History Channel” en Francia. Buisson, además, ha escrito muy interesantes libros acerca de la Resistencia en tiempos de la Segunda Guerra, sobre la Primera Guerra Mundial y sobre la guerra de Argelia, entre otros. En el 2007 le fue conferida por el Presidente de Francia la Orden de la Legión de Honor.
Finalmente, de a poco y con grandes dificultades, muchas mentiras acerca de la guerra comienzan a salir a la luz. Algún día se verá con claridad que la versión hollywoodense de los soldados alemanes "sádicos, psicópatas y asesinos despiadados” no es más que un mito favorable a las necesidades de la plutocracia capitalista imperante. Los soldados alemanes eran tan humanos, en el buen y mal sentido de la palabra, como todos los demás.
A continuación podrán leer mi traducción directa del inglés de la nota que publicó la versión online del “Times” de Londres el 25 de mayo de 2008, en ocasión de la polémica publicación del libro de Buisson (1940-1945 Années Erotiques”, 1940-1945, años eroticos) que a la sazón coincidió con una gran muestra de fotografías de la vida humana en Paris durante la ocupación alemana.
El libro, al margen de toda la polémica, resulta apasionante en el sentido de mostrar una serie de aspectos de la vida humana que usualmente no son considerados o lo son, pero desde una mirada hipócrita y sesgada. La realidad es que, ni los “buenos” lo son tanto, ni tampoco los “malos” son tan “malos”. Por lo menos, la imagen que ofrece Buisson sugiere que, o las francesas eran verdaderamente muy putas (con perdón, pero es palabra castiza, y en cuanto a mi consideración, muy bonita si es pronunciada con igual intención) o los alemanes no eran tan malvados como nos han hecho querer creer (hago la salvedad, que yo, muy estudioso del tema, no me lo creí nunca).
Notablemente, Buisson no se limita a secribir la vida sexual "tradicional" durante los años de la ocupación alemana, también describe la vida de los homosexuales en ese tiempo, y contrariamente a todo lo que se ha pretendido hacer creer, los homosexuales gozaron de gran libertad durante la ocupación.
Asimismo el libro arroja bastante luz acerca de ese tema tan difícil, como lo es el de comprobar que las épocas en que la vida está más en juego, resulta, en medio de toda la tragedia, el tiempo más rico y apasionante. Materia para pensar, y mucho.

May 25, 2008

Paris during Nazi occupation was ‘one big romp’

Un nuevo libro, que sugiere que la ocupación alemana de Francia estimuló la liberación sexual de las mujeres, ha impactado a un país que aún lucha por reconciliarse con la conflictiva historia de su colaboración con los Nazis.
Como en una reciente exhibición fotográfica que muestra a los Parisinos disfrutando de la vida bajo la Ocupación Alemana, la descripción que el libro hace de la vida en Paris como una gran fiesta choca con la memoria colectiva del hambre, la resistencia y el miedo.
Muchos preferirán olvidar pero, con sus esposos en los campos de concentración, numerosas mujeres se acostaron no sólo con los soldados alemanes –los jóvenes “bárbaros rubios”, que resultaban particularmente atractivos para las mujeres francesas, dice Buisson- pero también tuvieron relaciones con cualquiera que pudiera ayudarlas financieramente en esos tiempos difíciles. “Ellas cedieron ante el avance de los jefes, de los comerciantes a quienes debían dinero,de los vecinos: en tiempo de racionamiento, el cuerpo es la única moneda de cambio renovable e inextinguible”
Los fríos inviernos, cuando el carbón escaseaba, y el `Toque de Queda” de 11 de la noche a 5 de la mañana, también estimulaban la actividad sexual” dice Buisson, con el resultado que la tasa de nacimientos subió en 1942, aunque dos millones de hombres estaban encerrados en los campos”
El libro ha agitado dolorosas memorias. U comentarista francés lo llamó “impertinente” , y aún otro acusó a Buisson de contar sólo parte de la historia enfocándose “en la parte por debajo de la cintura” de la historia de la Ocupación. Le Monde, la biblia de la élite intelectual francesa, reprendió al autor –que a la sazón es del History Channel de la Televisión Francesa-por pintar la vida durante la ocupación como una “gigantesca orgía”.
Gente que vivió durante la ocupación, encontró insultante sugerir que “se la pasaron en la cama”. “Realmente me enoja”, dijo Liliane Schroeder, de 88 años, quien arriesgó su vida como miembro de la Resistencia y ha publicado su propio diario de la ocupación. “Es impactante y ridículo decir que la vida fue como una gran fiesta”, le dijo al The Sunday Times. “Teníamos cosas mucho mejores para hacer”
Schroeder, sin embargo, describe su vida como mensajera de la Resistencia como una “época maravillosa” en la que “la gente siguió adelante con su vida, aunque no se estuvieran riendo”.
Las mujeres jóvenes resultaban útiles para la Resistencia, dijo Schroeder, porque “cuando una mujer joven y un hombre se sentaban en un café, no parecía que estuvieran conspirando, sino que lucían como amantes”
La sensibilidad de los franceses con respecto al tema de los registros de los tiempos de guerra del país, quedaron demostrados el pasado mes, cuando una exhibición de fotografías que mostraba a los franceses disfrutando de la vida bajo la ocupación Nazi, incluía una nota explicando que las fotos evitaban “la realidad de la ocupación y sus más trágicos aspectos”. Las fotografías mostraban a ciudadanos bien vestidos haciendo compras en los bulevares o paseando por los parques. La gente se amontonaba en los clubes nocturnos. Las mujeres se bañaban con bikinis en las piscinas.
Buisson dedica un capítulo de su libro a los cines, a los que describe como “camas calientes de actividad erótica”, en especial cuando afuera hacía frío. “Por unos pocos francos resultaban más baratos que un cuarto de hotel” escribe, “y ofrecían la doble protección de la oscuridad y el anonimato, propicios para todo tipo de cosas”.
Los franceses mantenían relaciones sexuales aún en las catacumbas, los osarios bajo tierra y la red de túneles subterráneos en Paris: la guerra, argumenta Buisson, actuaba como un afrodisíaco, estimulando el instinto de supervivencia”. Asimismo comentó en una entrevista: “La gente necesitaba probar que estaba viva. “Y lo confirmaban haciendo el amor”.
Se ha pretendido que las prostitutas fueron las primeras en llamar a la rebelión contr los Nazis negándose a servir a los invasores, pero Buisson dice que esto es un mito. Los alemanes, dice Buisson, eran muy bien recibidos en los mejores burdeles de la ciudad, la tercera parte de los cuales estaban reservados para los oficiales. Otras 100.000 mujeres en Paris se convirtieron en “prostitutas ocasionales”., dijo Buisson.
En otros lugares, los miembros de la élite artística ahogaban sus penurias en el exceso. Simone de Beauvoir, la escritora, y Jean Paul Sartre, el filósofo, ern devotos de oasar toda la noche en fiestas nutridas por el alcohol y la lujuria.
“Fue sólo durante el curso de aquellas noches que descubrí el verdadero significado de la palabra fiesta”, escibió al respecto Simone d Beauvoir. Sartre no fue menos entusiasta: “Nunca fuimos tan libres como durante la ocupación alemana”.
De Beauvoir escribió acerca de la “confraternización absolutamente espontánea” de los conquistadores, ella se sentía tan fascinada como cualquiera frente al “culto al cuerpo” que hacían los alemanes, y su afición a hacer ejercicios vistiendo sólo pantalones cortos de gimnasia.
“En el verano de 1940” escribe Buisson, “Francia se transformó en un gran campo naturista. Los alemanes parecían haberse reunido en territorio francés solamente para celebrar un impresionante festival de gimnasia”. El autor dijo que no deseaba sacar partido de un trágico aspecto de la historia francesa, pero consideraba que era necesario corregir la imagen mítica de la ocupación- “Durante este horrible período, la vida continuó”, dijo Buisson.
Resulta perturbador enterarse de que mientras los judíos eran deportados, los franceses hacían el amor. Pero esa es la verdad”
Ahora Buisson se encuentra trabajando en una secuela, acerca de cómo fueron castigadas las mujeres por acostarse con el enemigo. El título provisional es “La venganza de los varones”. (N.del T.: esta segunda parte, ya se ha publicado)



17.5.10



Excelente producción de la televisión Brasileña.

Hermosos escenarios, suntuoso vestuario, excelente actuación en una historia que nos muestra una acuarela humana de contrastes entre Brasil e India.

La descripción de la vida familiar hindú en los ambientes de raigambre tradicional está muy bien lograda. Los diálogos son inteligentes, el libreto es entretenido y al mismo tiempo educa al televidente en una serie de aspectos que no siempre se desarrollan en este tipo de producción.

No puede compararse con ninguna otra telenovela que se haya visto por estas latitudes.

A diferencia de otras muestras bastante deplorables de este género -ya he comentado la abominable tira "Malparida"-aqui hay un despliegue claro de valores y conductas paradigmáticas que aportan educación además de esparcimento.

Altamente recomendable.

16.5.10

El Intendente de General Villegas es un ejemplo cabal del nivel moral y cívico de muchos funcionarios de nuestro país. Representa, asimismo, una prueba viviente de que el sistema democrático que opera en la República Argentina es profundamente disfuncional y precisa de urgentes modificaciones.

Se trata de sus comentarios frente a la situación generada por la difusión de un video donde una niña de 14 años practica sexo oral a tres adultos.

El Intendente de General Villegas, Sr. Gilberto Alegre, deslizó en un confuso discurso en entrevista periodística lo siguiente:

"Si la chica tuvo sexo con tres hombres a la vez es porque algún problema tiene".

“También dijo que la llaman "la rapidita".

Sabemos perfectamente que hay jovencitas que están perturbadas y que pueden estar dispuestas a realizar muchos actos contrarios al pudor y al propio respeto de su persona. Pero ni por un segundo un funcionario público puede siquiera dejar en el aire la más mínima posibilidad que invierta la carga de la prueba y la descargue sobre la víctima.

No importa cuán “rapidita” pueda ser la jovencita, los adultos son responsables de un acto delictivo agravado por el exhibicionismo.

La responsabilidad de los padres de la niña –con todo lo que pueda significar y significa- tampoco entra en el marco del acto despreciable y penalmente punible cometido por los tres adultos y no influye sobre la conducta de los mismos.

Este tipo de conducta –y la respuesta de algunos sectores del “colectivo social”, son las que de alguna forma alientan –o al menos NO DESALIENTAN CON SUFICIENTE VIGOR- la infame trata de personas que ocurre en nuestro país.

Tenemos menores corrompidas en el circuito de la prostitución. Y si los adultos fuesen responsables, no sólo no admitirían mantener relaciones con las –o los- menores, sino que denunciarían de inmediato la situación existente.

La trata de personas persiste porque hay una clientela dispuesta a pagar por sexo sin medir ninguna consecuencia. No sólo los proxenetas y las madamas son responsables, si no también la “honorable” clientela (compuesta mayormente por hombres que a la luz del día pasan por ciudadanos “normales” de la sociedad)

A pesar de los avances en materia de respeto a la mujer, aún queda un largo camino por recorrer.

Basta que una esposa físicamente abusada por su marido se dirija a hacer la denuncia a la comisaría –ni que hablar en el interior de nuestro país- para entender lo que estoy diciendo.

El sexismo desvalorizador de la mujer todavía es una modalidad bien grabada en muchos sectores de la mentalidad social.

Hasta que la mentalidad colectiva evolucione lo suficiente, la única manera de acabar con estos crímenes contra la integridad de la persona es comenzar a castigar de manera ejemplar.

La sexualidad con menores, y aún más, la sexualidad exhibida con menores debe ser objeto de durísimas puniciones. Asimismo todo acto sexual en el que la persona expuesta – independientemente de su sexo- haya sido obligada mediante amenazas o manipulada por medio de alcohol, estupefacientes o engaño. Me refiero a “engaño” en el sentido de que hay personas que están manteniendo sexo sin saber que están siendo filmadas. Se ha vuelto una costumbre la repugnante práctica de colgar videos con “chicas borrachas manteniendo relaciones”.

Vivimos en una época de grandes confusiones con respecto a los límites de la libertad de expresión y el saludable valor de la censura. “Censura” viene de “juzgar” y de “juicio”. Tenemos que saber juzgar lo que está bien de lo que está mal, sin caer en un relativismo moral que denigra la condición humana.

Juzgar con todo el rigor de la ley a los adultos intervinientes, incluso a aquellos “nuevos” que pudieran aparecer en el supuesto de que la jovencita tuviera, como dejan entrever las palabras del descuidado Intendente de General Villegas, otras “historias”. Luego investigar la situación familiar de la menor y verificar si los padres han incurrido en faltas a las responsabilidades de su patria potesdad.

15.5.10

La mirada con la que nos miramos, con la que miramos a los demás y con la que miramos la vida, MODELA NUESTRA REALIDAD.
Nuestra mirada, que representa nuestra percepción de todo lo que nos ocurre construye el presente y el futuro que vamos a vivir.
Veamos ahora qué nos ha pasado como país y cómo podemos crear una realidad diferente...


“De hecho, Argentina era un país típicamente sartreano. "La mirada del otro me anonada". Una filosofía de mierda, sin duda, pero acá te miran con esa mirada. Es una mirada de una envidia infinita que emponzoña todo lo que toca. Una mirada que te hace mierda al alcanzarte. Andrés escribió alguna vez que el problema de Argentina era mitológico. Una combinación de la Medusa y del rey Midas al revés.
“Te miran y te convierten en mierda. Y todo lo que cae en Argentina, por muy bello que sea cuando llega, termina por convertirse en mierda. Es un brutal proceso de mierdificación que todo lo pone a ras de mierda...”

“Sebastián, uno de sus amigos, había elaborado una compleja y vasta teoría acerca de la mierda. ‘ Todos sabemos que la mierda - solía decir-no es más que el residuo metabólico de los organismos vivos. El problema terrible es el reciclamiento de la mierda. Volver a alimentarse una y otra vez de los propios desechos. Repetirse a uno mismo sin fin. Remierdificarse”.
hasta que uno revienta lleno de mierda...."

“Argentina...,” había escrito Andrés, “...es el país mierdificante por antonomasia. ” Basta que asomes un poco la cabeza por encima de la densa marea de mierda para que te miren con la mirada sartreana que te cubre con nubarrones de muerte y parece decirte, “¿Qué esperás para desaparecer? “Estás de más, tómatelas!”, que puede significar emigrar, enloquecer o morir, les da igual. Basta decir algo o querer hacer algo que vaya contra la omnipotente marea de mierda, para caer en el pozo sin fin de la envidia de la mirada..."

Fragmentos de la novela de Manuel Gerardo Monasterio, “Y Juramos con Gloria Morir” 1979

¿Cuáles es el marco y el límite de la crítica política y social?

Es decir, Cuales son el marco y el límite de la crítica que aspire a algo más que destruir a los otros?

Todos los dìas recibo mails que sistemáticamente borro sin conectarme con su contenido. Mails con mensajes o presentaciones en PowerPoint con ataques personales y denigrantes hacia el actual gobierno. Y aprovecho esta oportunidad para pedirle a todos los amigos y conocidos que me tienen en su libreta de direcciones: no pierdan el tiempo incluyéndome en esas “cadenitas del horror”. No las leo, no me interesan. Las rechazo. No me interesan las supuestas cirugías de la Sra. Presidente. No me interesan los supuestos y las presunciones sobre su vida íntima.No me interesa tampoco participar de la alegría que parece embargar a mucha gente cuando Kirchner se enferma o cuando a los Kirchner les sale algo mal. Esas cosas no me causan ninguna gracia, y mucho menos me producen ninguna alegría. Es más, me producen una profunda repulsión. A mi me gusta que a la gente le vaya bien, aunque se trate de mi hipotético “peor enemigo” – porque vivo en un estado de consciencia en el que percibo claramente que cuando le va a bien al otro también me va bien a mí. Muchísimo más aún si el otro resulta ser el Presidente de la Nación o los altos dirigentes políticos. Si les va mal a ellos, nos va mal a todos.

Cuando critico, critico las acciones, jamás a las personas que las ejecutan.

Es fundamental que los argentinos aprendamos a no tirar al bebe junto con el agua sucia del baño que acabamos de darle.

Acá siempre se habla de “crisis”, de “crisis terminal”, de “hecatombe”, de “derrumbe inminente”, de “lo mal que están las cosas”, de cómo “todo va de mal en peor”…Y vengo escuchando siempre lo mismo desde que tenía 3 0 4 años…

No podemos salir de la “crisis” porque la reconstruimos todos los días con nuestro pensamiento colectivo. Nosotros, todos, creamos la realidad que vivimos. No son los dirigentes y los políticos, somos TODOS.

Arturo Illia era “la tortuga” (hasta en las caricaturas le ponían la cabeza de Illia a una tortuguita). Muchos años después, cuando me dediqué a mirar los números reales de la economía nacional llevada adelante por “la tortuga”, descubrí que nunca el país estuvo mejor en sus estadísticas económicas que durante el gobierno de Illia. Que, dicho sea de paso, era un hombre honestísimo, que llevaba una vida digna de la austeridad de un monje de clausura, una vida entregada al servicio para el que había sido convocado. Pero eso no alcanzaba, porque a los argentinos nada nos alcanza.

De Arturo Frondizi –que me honró con su amistad desde que lo conocí en 1988 hasta su muerte- se decía en la calle que “es maquiavélico”…Será por eso que otra vez la sociedad permitió que los militares lo sacaran…

Hoy resulta que fue en realidad “un gran estadista”, “un estadista de lujo”…

Nada nos satisface, nada nos conforma, todo termina aburriéndonos. Vivimos en un estado mental de “revolución francesa permanente” y acabamos siempre decapitando a los líderes que un rato antes eran aclamados como los “salvadores de la patria”.

Tenemos que salir de la “mirada sartreana”.Tenemos que comprender que la mirada con la que miramos a los otros es la misma mirada con las que, finalmente, nos miramos a nosotros mismos. No hay dos miradas posibles: una para los demás y una para nosotros. Hay una sola mirada.

Tenemos que desarrollar una mirada ecuánime, que parta del sentido de la medida. De una medida que aspire a construir, a rediseñar, no a vivir en un estado de “Big-Bang” permanente.

Es difícil encontrar a alguien que haya escrito cosas más duras hacia el gobierno que las que he escrito. Pero, cuidado, porque este gobierno no está haciendo todas las cosas mal. Hay muchas cosas que las está haciendo bien, que las está haciendo de la mejor manera que puede –y que le permiten-

Y en definitiva, el peor defecto que puede tener este gobierno, es simplemente, el de ser fiel a nuestra estirpe, el de ser muy parecido a como somos los argentinos. Porque resulta que ahora Kirchner está “subiendo en las encuestas”. Y es muy posible. Y si Kirchner sube, es porque la oposición baja. Y si la oposición baja es porque no están aportando nada que convenza a nadie.

En los países nórdicos –que tienen fama de ser los mejor organizados-la gente conoce poco y nada de los políticos. Tienen cosas más importantes en qué pensar, por ejemplo, en su propia vida personal. Y en cumplir con sus obligaciones comunitarias cotidianas de una manera coherente con la imagen que los países nórdicos se han ganado.

En vez de estar “escupiendo” el asado de los demás todo el tiempo con críticas destructivas, sería bueno que comenzáramos a ocuparnos en ver qué aportamos nosotros para que este país sea cada día más vivible y más digno.

Y tenemos que comenzar por la mirada. Miremos al otro con la mirada con la que deseamos ser mirados. Y seamos testigos de una vida que comenzará a reflejar la alegría, la belleza y la abundancia que trae consigo, inevitablemente, la Mirada Adecuada.

Manuel Gerardo Monasterio, Walden, Valle de Punilla, a las 12:02 del 15 de Mayo de 2020

13.5.10

Jean Paul Sartre, quien tenía una enorme capacidad para captar lo peor –y también lo más usual-en la conducta de los seres humanos, escribió:“Dos que se aman son dos que se unen para odiar a un tercero”. Esto puede explicar, en parte, el siguiente increíble tema musical:





Los Irlandeses comparten con los argentinos un enemigo en común, Inglaterra, y eso los une, no sé si en el amor, pero, parafraseando a Borges, cuanto menos en el espanto.
Argentinos e irlandeses son en realidad parte de una larga lista de damnificados a causa de la “pérfida Albión”, incluso algunos que no tienen consciencia de ello o lo han olvidado, como los alemanes (quizás los más perjudicados, que no es poco decir habida cuenta de tanto “competidor” en juego)
Quien esto escribe, tiene con Inglaterra una relación ambivalente. Muchos amigos allí, desde la época en que los Templarios fueron acogidos, cuando fueron expulsados y perseguidos por Francia.
Por otra parte, he estado vinculado con Irlanda y los irlandeses desde mi adolescencia. Desde hace unos años, han aparecido muchos argentinos súbitamente “enamorados” de Irlanda. Sería bueno honrar ese “amor” aprendiendo de los Irlandeses algo de su coraje, para aplicarlo a la vida cívica y social, y comenzar a dejar de tolerar, de manera lánguida y permisiva, todos los desmanes cometidos por una dirigencia política que hace mucho tiempo dejó de estar a la altura de las necesidades de la nación.

11.5.10

No quiero hacer muy largo este artículo, porque, honestamente, tengo mejores cosas que hacer que intentar esclarecer la mente de aquellos que no desean esclarecerse en absoluto.

Hay una cantidad de palurdos que, armados con el arsenal de la pseudociencia que han logrado captar, quizás, en sus cursos del secundario y en algunas lecturas desordenadas, pretenden convertirse en “caballeros armados” de la Epistemología para opinar en contra de lo que no conocen.

En principio, aviso de antemano que no estoy abierto a ninguna discusión al respecto, salvo con individuos que tengan formación médica y suficientes años de práctica profesional, y que además se haya tomado el trabajo de leer, como mínimo, el Organon de Samuel Hahnemann.

Es difícil, y creo que todos los homeópatas con experiencia se encuentran en situación similar, para alguien que tiene más de treinta años de práctica profesional homeopática, que vengan unos cretinos (porque deben tener algún desorden hormonal) a contarnos cómo es que en realidad no puede volar el abejorro que nosotros vemos volar todos los días.

No se dan cuenta –porque es evidente que no se dan cuenta- que la homeopatía como otras medicinas vitalistas (la Medicina China, por citar sólo una, de cuyos resultados sólo puede dudar hoy en día sólo un Unidimensional como Mario Bunge, epistemólogo brillante pero también energúmeno fenomenal) es una medicina experimental y concreta, que trata con sujetos concretos y en términos concretos de tiempo y espacio. No todas las medicinas que curan lo hacen satisfaciendo todas las expectativas epistemológicas de la ciencia oficial. Y téngase en cuenta que soy pro-ciencia ciento por ciento, pero tengo claro que la ciencia para ser ciencia, no puede caer en las aberraciones de la religión y pretender tener la respuesta para todo y negar todo lo que no está contemplado por el dogma.

Ahora bien, vayamos al núcleo de la cuestión. ¿Es la homeopatía un mero placebo?
Si así fuere, nos encontramos con dos grandes problemas:

1) ¿Cómo se explica el efecto placebo en miles de animales atendidos eficazmente todos los días y todos los años con homeopatía? No me vendrán con el tema cuántico de depende de quien esté mirando los resultados, por favor. Hay miles de veterinarios en el mundo que han visto resultados sorprendentes en áreas de la patología en que la farmacología convencional no obtiene resultados.

2) Si aceptáramos que los resultados que hemos visto durante años en miles de pacientes son resultado del efecto placebo, entonces es menester que se vuelva a remodelar el concepto de placebo y se le de todo el crédito terapéutico que se merece. Porque, si podemos –como que podemos y lo hemos hecho en cientos de ocasiones-quitarle a una criatura que padece Asma la teofilina ,el salbutamol o los corticoesteroides y darle tratamiento homeopático con efectos FEHACIENTEMENTE curativos, entonces, como mínimo, hay que tratar de asesinos a los médicos que han estado privando a estos niños de un remedio fantástico y sin efectos colaterales (el supuesto "placebo") dándole en cambio medicación que a largo plazo, les producirá la incapacidad creciente y una muerte prematura.




Hay muchas áreas que responden a esos aspectos del hombre que aún no pueden ser estudiados bajo los criterios de los estudios cuantificativos y cualificativos a doble le ciego según las exigencias particulares del método científico, por el que tengo sumo respeto, como he dicho. Hay que aceptar eso, o de lo contrario, habría que enseñarle mejor a los médicos de la escuela oficial, para que conozcan todos los beneficios de los maravillosos "placebos" que pueden otorgar bienestar sin efectos colaterales…




No quiero terminar sin agregar –por las dudas- que ni remotamente considero que la homeopatía –ni ninguna otra medicina por sí sola- represente la cura para todas las patologías. A diferencia de muchos de los palurdos ilustrados de la medicina oficial (muchos, NO todos) tenemos Criterio para saber qué puede ser tratado por la Homeopatía y qué no puede ser tratado. Ningún homeópata con la más mínima experiencia clínica pretenderá privar a un paciente de un recurso quirúrgico realmente necesario o de un tratamiento antibioticoterápico urgente. Aunque, para hablar con la única honestidad que conozco, también he visto homeópatas fanáticos que han derrumbado a sus pacientes por no saber evaluar con criterio lo que todo médico debe saber aplicar: la relación riesgo/beneficio, y han continuado medicando homeopáticamente lo que debía ser tratado con rifampicina e isoniazida. En esos casos se debe tratar como lo exige la realidad del paciente (no nuestra filosofía) y luego volveremos a tratar según nuestro criterio de los Miasmas.

Y ya para terminar, citaré a un gran maestro de la clínica oficial, como lo fue el profesor español Dr. López Ibor, cuando con la más absoluta franqueza –propia de los grandes maestros- escribió:
“Toda prescripción médica es un acto experimental”

Así que, por favor, terminémosla de una vez con pretender que no se mueve lo que se está moviendo, porque, “e pur si muove” y seguirá moviéndose aunque no responda a los conceptos establecidos.

Sugerencia: mientras los homeópatas verdaderamente capacitados siguen dando alivio a sus pacientes, los que no estén de acuerdo, continúen estudiando en lugar de opinar sandeces. Y aquellos que no tienen formación médica –como es el caso de ese palurdo maravilloso que es Richard Dawkins- sería mejor que se ocupen de opinar dentro del área de su especialidad.
 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.