30.3.09

Como una espiga esparcida

por un secreto viento

ha caído el amanecer

del que soy crepúsculo,

en esta feria de sortilegios,

esperpentos y vanidades.



Me arroja como una flor sobre la cara

la realidad sin numen del ser,

que es impermanencia.



Breve resplandor

por la rendija diminuta.

Sonido del pájaro

que canta una sola vez

en las tinieblas de una noche

Inundada de luces secretas.



Como siempre.

Y nunca más.

Una vergonzosa paz me envuelve.



La certeza de nuestra brevedad.



Fugacidad fraterna con aquella mariposa

a la que no presté suficiente atención.



Bondad es lo único que percibo

después del huracán.

Y una extraña paz

que jamás intentaré

volver a interpretar.

18.3.09

by Bob Makransky (http://www.dearbrutus.com/)

I. The human race is in imminent danger of self-destructing and dragging our mother earth down with it.

II. There will be no miraculous salvation due to so-called Mayan 2012 prophecies; or Jesus' or the Mahdi's return; much less from the irresponsible governments, corporations, media, and academics who go us into this mess in the first place.

III. The theory of probable realities states that each individual person decides the fate of the entire universe. If you truly choose to save the world, you will wind up in a probable reality in which the world is saved.

IV. The only chance for survival - not to mention prosperity - is for each individual to reject society's mutual suicide pact and make saving the earth and future generations their NUMBER 1 PRIORITY (as opposed to something they may get around to someday). This is the magician's equivalent of the Bodhisattva's oath.

V. Rejecting social conditioning means eradicating all trace of self-pity. Only by clear, sober, objective thinking - as opposed to the endless loop of yada-yada nonsense emanating from society - can each individual save him/herself and the earth.

VI. This type of thinking is based upon what each person's heart tells them. It is different for everybody; and everybody has to find their own answers for themselves by examining their own habitual thoughts, moods, and concerns minutely. To do this magicians use various techniques, including:a) techniques of self-analysis such as Active Imagination and Recapitulation.b) techniques of transformation such as resorting to tree spirits and the earth.c) techniques of hopefulness such as Creative Visualization.

VII. Detaching from society's conditioning of self-pity necessarily implies taking complete responsibility for oneself rather than wallowing in helplessness or daydreaming. To do this magicians:a) channel their own spirit guides themselves for information and advice;b) go to nature spirits for validation rather than seek the approval of other people or society;c) become as self-sufficient and frugal as possible, including growing at least some of their own food and reducing their needs to the bare minimum.

VIII. The goal of magic is to make everyday life more dreamlike; to be able to feel comfortable in situations beyond one's control. Feeling relaxed and in good shape even in the midst of a maelstrom is called "enlightenment". Enlightenment doesn't mean light as opposed to dark; but rather light as opposed to heavy.

14.3.09

Pórtico de Prometeo

Soy la fragancia última del íntimo jardín ametrallado. ¿Dónde estás? ¿Dónde estoy? Debajo de la verde marea de mierda que consume a la humanidad como una gangrena gaseosa. Y todo cabe en ese trozo condensado de maldad viciosa: los héroes y los sueños, los bríos de la sangre y el alma de la rosa. Todo reducido a una miseria de papeles pavorosa. Yo no tengo redención, la Vigilia me condena a verlo todo sin remedio. Voy a morir clamando, voy a morir cantando, voy a morir rugiendo, voy a morir quebrando el ensueño de los perros. Voy a morir blasfemando, voy a morir escupiendo sibilantes estrellas como doncellas tiernas recién incendiadas. Horrorosas-luminosas verdades que nadie puede negar y que no sirven para nada. Porque los dioses controlan nuestra sangre programada. Neurogenética espacial que tú, ingenuo hermano, morirás sin siquiera sospechar. dioses amorfos, dioses idiotas que jugáis con nosotros desde el paraíso absurdo como los sueños de vuestra imaginación babosa. Yo no soy más que un alimento fugaz, bocado intrascendente en la cena cósmica. Pero necesitáis de mí! De mi pasión inextinguible y de mi sufrimiento sin fin. Blasfemo por ti, ignorante hermano, que no comprendes el misterio del infausto Prometeo. El buitre caerá sobre mí sin fin, arrebatándome cada noche un pedazo de cerebro que habrá de renacer para darle nuevamente noche a noche de comer. Clamo por ti, que graciosamente me has crucificado y habrás de hacerlo cuántas veces tus dueños lo crean necesario. Yo no soy más que el alimento blasfemo que provoca indigestión a nuestros dioses. Tú nunca lo podrás comprender. Nadie quiere vislumbrar certezas tan dolorosas. Yo no tengo más remedio, he nacido condenado con los ojos siempre abiertos. Y el programa está sellado: tú a dormir el sueño de los perros, y yo, Oh temblor inmarcesible, sometido sin fin a velar tu infame sueño!

Manuel Monasterio (1990)

12.3.09

Hay pequeños acontecimientos, que son anunciados casi anecdóticamente, casi como una broma, pero en realidad resultan paradigmáticos para comprender o definir una situación que desde otras perspectivas se mostraría compleja, incluso elusiva.

Acaba de dar tres años de cárcel al periodista Iraquí que arrojó sus zapatos contra George W.Bush.

Un patético gesto de desesperación y de impotencia, que de haber tenido éxito no hubiese podido provocar más que una muy leve contusión y algún rasguño.

Tres años por unos inermes zapatos arrojados a la cabeza del asesino serial de un millón doscientas mil personas.

Un millón doscientas mil personas que difícilmente encontrarán el justo espacio en la publicidad y en los medios de una cultura que hiede por todos los resquicios de su hipocresía y su descaro.

Un millón doscientas mil personas asesinadas con el apoyo virtual de todo el mundo. Ya que, de lo contrario, no podrían darle así nomás tres años de cárcel a un pobre infeliz que no hizo más que manifestar su fallido deseo de justicia.

Este es el estado mental de la humanidad: tres años de cárcel para el que arroja unos zapatos y la libertad y el disfrute de su fortuna para el mayor genocida de las últimas décadas.

Y todavía habrá algunos que consideran a mi discurso... "pesimista"...
Pero, ¿qué pueden esperar el resto de las especies de este bendito planeta, de un espécimen semejante?
¿Es esto el hombre?
¿Esto?
Tiene que haber algo más.
Y si no lo hubiera, hay que crearlo. Aunque uno deje en la senda de ese proceso hasta la última gota de linfa y de sangre.
Por eso estamos emmbarcados en esta gesta interior, a contramano de toda la locura establecida, and against all odds.

Manuel Gerardo Monasterio
Jardines de Prometeo
12 de Marzo de 2009 a las 9.09
 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.