20.11.08

Reputísima tierra mia
clavada en mis pupilas
como una mujer perdida
para siempre entre gritos,
llamaradas y lamentos.
Violada y muerta y renacida,

reencarnada en otras tantas vidas
que serán asesinadas.

Reputísima madre mía,
tierra ausente y enemiga
que tengo que sacarme
del corazón como una espina
para poder alejarme
para nunca y para siempre.

Amada-odiada y entregada,
pero perdida más que nada.
Como un hijo muerto
de repente en un pantano,
pero mil veces muerto
y cayendo siempre
sin que puedas agarrarlo.


Arrancarte de mi sangre
como a la mala hierba
que se llevará consigo
los pedazos de mi vida
con ella entretejidos.

Hembra triste
que me clava la mirada
y me condena a un amor
tan triste y vano
como su tierna mirada,
en la que tiemblan sin remedio
un millon de niños crucificados,
perpetuados como clavos
en mi trágica mirada

que sangra con ellos
para siempre,
para nunca

y para nada.


Escrito en Guayaquil, camino a Buenos Aires, el 19 de Noviembre de 2008


En Guayaquil, Ecuador, pequeño país del Alma enorme.


7.11.08

"America" es un país gracioso. Es decir, podría ser gracioso si acaso no fuese sangrientamente trágico.

Escribo "America" porque los "americanos", creyéndose el ombligo del mundo, se llaman a sí mismos "americanos"...
Nosotros...bueno, nosotros "sólo" somos Latinoamericanos...No americanos "verdaderos" sino quizás una suerte de subclase. A pesar de que Colón llegó por primera vez a lo que hoy llamamos Las Antillas, y Américo Vespucio fue un italiano (un Latino, por supuesto) que murió en España.

Pero no debemos olvidar que para los Americanos, la historia comienza en 1786. Por lo menos la historia que merece ser contada.

El gobierno de "America" ha asesinado a 1.000.000 de Iraquíes (podrían llegar a ser 1.200.000) desde que comenzó la Cruzada de Bush en busca de las ahora ya míticas "armas de destrucción masiva".
America representa el así llamado "Primer Mundo", y Edgar Morin llama a nuestra especie "Homo-Sapiens-Demens". Siguiendo esta línea de pensamiento-que considero bastante interesante- "America" podría ser vista como la verdadera representante de la parte tanto "Sapiens" como "demens" del ser humano.

Por favor, permítanme estas divagaciones, ya que sólo soy un frágil Latinoamericano del "Tercer Mundo", y mi "Tercermundez" puede haber dañado mi criterio. Pero simplemente no logro comprender cómo un pueblo que permite que su gobierno entable una guerra contra un lejano país Islámico como Iraq -ahorcando de paso a un "Saddam HUSSEIN", termina eligiendo a un Barack HUSSEIN Obama.
Pero admito que la capacidad para comprender estas cosas puede sencillamente estar más alla de las posibilidades de un pobre ciudadano del Tercer Mundo como yo.

Este mismo País-Rey del Primer Mundo posee una "Inteligentzia" Hollywoodense representada por Steven Spielberg, Susan Sarandon y Brad Pitt, que está luchando por los derechos matrimoniales de los homosexuales.
Resulta que, siendo yo un Latinoamericano con orientación biologista -y aunque jamás haría algo en contra de alguien basándome en su orientación psicosexual-no puedo entender cómo un matrimonio entre homosexuales pueda considerarse como algo natural -al estilo de una relación varón-mujer- desde una perspectiva biológica.

Comprendo perfectamente que mi posición dista mucho de ser "políticamente correcta" de acuerdo con el estandard actual, pero defenderé mi derecho a pensar así, como el salvaje del Tercer Mundo que soy.

En plan de confesiones, tampoco puedo comprender cómo un Sistema que sólo ha traído desastres sin tregua a este todavía bello planeta azul,pueda ser llamado "Primer Mundo". Esto es algo que simplemente desafía de manera decisiva mi imaginación.

Lo único que se me ocurre es que, después de todo, quizás Edgar Morin esté equivocado, y lo que él llama "Homo Sapiens-Demens", sea en realidad simplemente "Homo Demens-Demens".

Algunas veces pienso que la especie humana ha sido puesta sobre este planeta por una fuerza alienígena para destruir el Eco-Sistema, y prepararlo de una manera más afín con su propia naturaleza para el día que terminen de instalarse aqui.

Hace un tiempo atrás fue criticado por catalogar a Estados Unidos como una "democracia poco científica". Pero siendo como soy un especimen del Tercer Mundo, puede que me falte la capacidad de comprender esta -y muchas otras cosas- confundiéndolas de tal manera que para mí resultan tan sólo una absoluta locura.





26.10.08




¿NO ES INCREÍBLE EL PARECIDO?

24.9.08




He encontrado -en el sitio "Mágicas Ruinas- esta joyita que se publicó por primera vez en la revista "Pelo".

Es una entrevista que le realizaron al gran músico Enrique "Mono" Villegas, que siendo un hombre de exquisita sensibilidad, con conocimiento cierto de lo que hacía, sufrió bastante en esta Argentina siempre tan difícil para todos aquellos que saben y sienten.
El "Mono" no tenía pelos en la lengua, como verán, y no le interesaba quedar bien con nadie.
Los amantes del Jazz la disfrutarán tanto como la he disfrutado yo.

Manuel


Una banana en la oreja

Contradictorio y controvertido, lúcido y aclamado, Enrique “Mono” Villegas es algo más que un gran pianista. Pasó la barrera del tiempo y el éxito, y quizás por eso tiene un calificativo para cada música, en cada momento. Su idioma es el jazz, que ahora ha tomado para el rock una significación muy diferente del antagonismo de los comienzos. A través de esta nota quedó reflejada la vitalidad de un músico y su música, la potencia casi profética de Villegas, más allá del misticismo y la adulación.


Enganchada en un espejo, la tarjeta de fin de año de Ara Tokatlian desde Nueva York es la demostración de que el discípulo no olvidó al maestro, ése que con 55 años de jazz y 64 de edad tiene toda una historia de músico y de hombre. Pero esa dualidad es una síntesis: en Enrique Villegas, su personalidad no tiene sentido sin su piano, ni su piano sin él. Él es una unidad donde se confunde Erroll Garner con Horacio Salgán, el futuro con el pasado, la palabra con el acorde, la bronca con la broma, la calle con su individualismo.
Aunque no presente hacia mediados de año, como está en sus planes, el estreno mundial de la segunda rapsodia para piano y orquesta de George Gershwin en el teatro Colón, acompañado por Charles Mingus y Gerry Mulligan, Enrique Villegas hoy ya es símbolo de música. Que censure el rock o haya visto la película Woodstock, o elogie a Crosby, Stills, Nash and Young y Richie Havens es tan anecdótico como lo es cualquiera de sus recuerdos.

¿Qué sucede con la música en la actualidad?

Desde que comenzó el “show-business” en Estados Unidos, se terminó la música, todo es negocio, y ya dije que no hay música popular sino letras populares. El ochenta y tanto por ciento de la humanidad tiene una banana en la oreja y no siente ningún placer escuchando música. A nosotros, los músicos, nos gusta la música pura, no el canto. Yo soy enemigo de los cantantes, salvo rarísimas excepciones, cuando se usa la voz humana como un instrumento más. La paradoja es que la voz humana es el más perfecto de los instrumentos, pero nadie la usa como instrumento sino para hacer pulsaciones e histerias. Es horripilante: desafinan como perros y son ídolos populares que ganan millones de pesos. Además, le ponen tal cantidad de sonido que van a volver locos a todos los muchachos, porque no se puede escuchar música tan fuerte. Hay una parte de la juventud a la que le gusta porque está totalmente desorientada, porque no cree en nada; parece que sienten un gran placer en juntarse, uno al lado del otro, ciento cincuenta mil tipos para escuchar, por ejemplo, a Elvis Presley que grita y hace movimientos sensuales. Todas son sustituciones porque no tienen ninguna identidad.

¿A qué atribuís que tanta gente se identifique con el rock?


No tanta gente, porque no hay ninguna persona de treinta años para arriba que se identifique con el rock. Los que están con el rock son todos muy pibes, y muy explotados. Desde que los norteamericanos descubrieron que el hijo le sacaba un dolar al padre para comprarse dos o tres discos -porque los rompe en seguida- surgió todo este asunto con Bill Haley y no sé quién más. Además es una cosa, desde el punto de vista musical, totalmente horripilante que un tipo haga un ta-ta-ta durante diez minutos, sin ninguna variante; lo mismo que la letra repita el mismo sonsonete y a los gritos. Eso, para un músico que tenga oído, resulta insoportable. Esto ya lo relató Aldous Huxley en el libro “Un mundo feliz”. En la música de vanguardia, nadie toca el instrumento como es; le pegan, lo rascan, lo rompen. Esta barba (en alusión al redactor que lo entrevistó) y los pelos largos que usan ustedes son por imitación; son todos monos y eso que a mí me dicen el “Mono”. ¿Qué discos pasan por la radio? ¿Qué argentino entiende inglés?.


¿El jazz no es también una influencia externa?

No es una influencia externa. El jazz es producto de la rebelión de los negros, nada más; si los árabes no le hubieran vendido negros a los norteamericanos el jazz no existiría. Todo blanco que lo quiere tocar bien tiene que imitar a un negro. Además, los que estudian su instrumento sólo aprenden ese instrumento; en cambio, los negros imitan la voz humana con sus instrumentos en los blues. Cuando se toca bien, se necesita imaginación y no copiar a los demás, por eso hay muy pocos músicos de jazz desde que apareció hace cincuenta y tanto años. No sé en el rock, porque fue un gran negocio el que le ocurrió a un tipo con los Beatles. El contrasentido de esta música moderna es que se basa en la más antigua, que es la india, y empiezan a tomar temas que no tienen nada que ver con la melodía occidental. Lo mismo que los de jazz, de ahora se van al cante jondo, como Chick Corea, porque parece que no creen en el jazz. Y ahora en nuestro folklore se imita a los Swingle Singers y se incluyen ritmos de bossa-nova. Quiere decir que nadie cree en si mismo, por eso buscan identificarse con otro. No hay más identidad que ser uno mismo.

¿El músico blanco está capacitado para tocar buen jazz?


Los muy pocos músicos blancos que son buenos imitan a los negros. El jazz tiene su expresión propia, aunque hay músicos, como Gulda, que tienen un jazz propio. Gulda, europeo, es un gran valor en jazz, pero sus disco nadie los escucha. Una vez dije a una revista, cuando vino a la Argentina Weather Report, que acá los hinchas de jazz son despreciativos totales, hablaban en contra de ese grupo porque no entendían. Para mí fue el mejor conjunto de “free” que he escuchado, y ahora dicen que tocan rock por la compulsión, por el dinero
.

¿Qué opinión tenés del jazz-rock?


Lo que pasa por el jazz-rock es el dinero, que crece compulsado por los gangster del disco. Pero yo no escuché jazz-rock, escucho jazz o rock. Y el jazz influyó hasta sobre el tango. Y si lo de Cobián no es tango, mucho menos lo de Piazzolla, quien es un gran talento; lo demostró con su obra.

¿Por qué creés que el año pasado Piazzolla elogió el rock? Para tener más audiencia, como lo del jazz-rock, pero te quería aclarar que una cosa es el rock’n'roll y otra la música progresiva, donde todos son nombres comerciales que no existen en realidad. Hay una serie de muchachos que no saben agarrar el instrumento en sus manos, y se meten a hacer estas cosas. Esto es un gran comercio ahora, hay no sé cuántos conciertos de rock, y hasta se inauguró una sala con tipos desconocidos. Y hay un nuevo camelo acá: la música que representa a la ciudad de Buenos Aires. A la ciudad de Buenos Aires no hay ninguna música que la identifique; la representan la generala, el futbol y las carreras, el escolaso y el cafisio. La música es un arte abstracto que existe gracias a los pocos compositores que ha habido. Esa búsqueda de la música de Buenos Aires parece que es una vanidad o no sé qué, no entiendo. ¿Qué es lo que le pasó a Waldo de los Ríos? Y ahí viene la gran incógnita: ¿por qué se suicidó?. Creo que porque, como músico, estaba frustrado: él despreciaba la prostitución que había provocado. Ya lo dije una vez: cuando un artista se está mintiendo a sí mismo y a los demás, para ganar dinero -y el dinero trae la prostitución-, se acabó. Como no puede pegarle un tiro a toda la humanidad, se pega un tiro él; suicidarse es pegarle un tiro a toda la humanidad, y termina con la molestia, la lucha, el fracaso. ¿Qué es el éxito? Es cualquier cosa, y se termina en un segundo; se pone otro tipo de moda y el otro se puede morir de hambre. Y todo está manejado por tres o cuatro tipos que tienen todo: los discos y la promoción, que es el dinero que se gasta en ganar la simpatía de unos u otros. Todo es una combinación de la sociedad de consumo. Hay cosas curiosas: por ejemplo, Les Luthiers. Tienen éxito en cualquier parte donde van, y eso es humor. Es decir que lo que quiere la gente es reírse, para salirse de la tristeza total de la vida cotidiana. Pero esto se me ocurre a mí, no tiene ninguna validez.


¿El jazz es sólo para un reducido círculo de seguidores?


El jazz no ha sido, no es ni será nunca popular, pero es perenne y universal, y siempre se está modificando en todo el mundo, a través de la imitación de los negros, por supuesto. Y el jazz interesa en el mundo entero porque es la creación. Todo es conocimiento, conocer es amar, pero en la música hay hinchas y parece que si hay gente a la que le gusta el tango tiene que odiar el jazz y el folklore. Y hasta parece que hay personas interesadas en hacer esa guerra, cuando la música es una sola. La única diferencia es la música buena o la música mala, hay buen rock y hay mal rock. Lo interesante sería crear un idioma de música, porque la música argentina no existe. No existe porque es española o italiana o húngara o vasca o boliviana o peruana, y estas dos últimas sí existen porque surgieron de los indios. Pero como todos los indios se murieron, no quedó nada. Por eso decía, haciendo un chiste, que el único tipo que nos podía dar la música que había en esta tierra era Solís, pero apenas puso un pié acá le encajaron un flechazo y al día siguiente se lo almorzaron opíparamente. Y todo el tango y sus compositores eran italianos, aunque por eso se enojan mucho conmigo, pero es la verdad, y a nadie le gusta saber la verdad. Ya lo escribió Ionesco para el diario La Nación: la osadía de no pensar como los demás. La música clásica -que en realidad no es tan clásica- rompió las reglas que existían antes y creó otras nuevas. El primero que empezó fue Debussy, después los tres vieneses: Weber, Alban Berg y Schönberg. Y posteriormente vino la música aleatoria. Y lo que va a decir qué es lo bueno y qué lo malo va a ser el tiempo, la perennidad; dentro de seiscientos siglos, veremos. Por supuesto, se seguirá tocando Beethoven y Bach, porque son infinitos. Bernard Sahw decía: “Lo mejor de la música popular es que no es popular por mucho tiempo”. El camino en el jazz se dio con Jerry Roll Morton, Fats Waller, Duke Ellington, Thelonius Monk, Charlie Parker y John Coltrane; pero ahora no sé desde qué perspectiva tocar el jazz, porque desde el 70 al 78 no escuché más jazz. Y no escuché porque me vine de Estados Unidos para aquí, y es allá donde está el jazz.


¿Alguna vez escuchaste rock?



Lo último que escuché de rock fue en la película Woodstock, cuando estaba en Estados Unidos. Ahí escuché a un grupo formidable: Crosby, Stills, Nash and Young. Me pareció el de más talento de todos los que tocaron ahí. Los ritmos que hacían me parecían extraordinarios, originales. Otro que me gustó fue un negro que tocaba solo, Richie Havens, que era fenómeno. Formidable su voz y su manera de cantar, tenía mucho de blues.

¿El blues es el nexo entre el rock y el jazz?


Claro, el blues es la base de todo. Sin blues no hay jazz. Y Count Basie siempre ha tocado blues, salvo cuando hizo algunos comerciales, que hasta toca en forma de blues. El blues es el fundamento de todo, como es la vidala en nuestra música. Hay muy pocos cantantes de vidala porque es lo más difícil de todo; es mucho más fácil la que hizo Ariel Ramírez sobre Alfonsina Storni (Alfonsina y el mar).


¿Qué rescatás de la música popular argentina?


Los dos grandes maestros son Atahualpa Yupanqui y Adolfo Abalos, el santiagueño Coco Díaz, el salteño Cuchi Leguizamón. Y ahora hay un pianista que toca muy bien que es Manolo Juárez. Y también está Polo Gimenez, que le dan poca importancia, pero todos ellos son compositores. En el caso de Giménez, primero recopilaba y después comenzó a meter sus propias melodías, siguiendo los moldes melódicos y armónicos, que son inexorables. Si una zamba no tiene tales o cuales modulaciones no es una zamba. Lo que pasa es que una mentira repetida millones de veces se convierte en media verdad, pero nunca en verdad completa, cuando sale la verdad, sonó la mentira.

¿Siempre pensaste que en los conciertos de rock hay demasiado volumen?


El otro día entré en el Coliseo, no sé quien estaba, y tuve que salir porque el sonido me tiró para afuera, no podía escuchar. No voy a los conciertos de rock porque le ponen demasiado volumen, al que le gusta la música eso no lo puede soportar. A los pibes, que no saben nada de música, eso les parece lindo, por eso los pianistas tocan perfectamente mal porque el público no entiende nada de piano; entonces cualquier tipo que toque es un gran pianista. Y ni el piano saben tocar, tienen un gran éxito, son buenos mozos, las viejas los adoran.


¿Sabías que últimamente se ha despertado un gran interés por el jazz entre los músicos de rock?

Estoy convencido de que cuando los músicos de rock entren en el jazz no van a ir más al rock, porque el jazz es un pasito más adelante. Lo mismo que cuando se sale de Chaicovsky se va a Debussy. La música siempre va hacia adelante, porque siempre ha habido tipos que rompieron todo, por ejemplo Mozart. No se puede explicar el fenómeno, porque desde los tres a los treinta y tres años escribió, y todo lo que hizo son obras maestras. Es inexplicable, solamente se comprende pensando en que Dios existe. Para probar lo contrario está Ginamaría Hidalgo.

¿Dónde se encuentra la diferencia entre el jazz y el rock?


La diferencia entre estos dos estilos se encuentra en la forma de tocar la batería, porque las frases son casi las mismas. Los riffs de ahora son los que hacían antes, hace muchos años, cuando se acompañaban solistas. Acá no, se hace la melodía principal de un riff, por eso un bajo tiene mucha importancia. Además, el “obstinato”, el repetir las cosas para que a fuerza de oírla la aprendan. Los músicos tampoco dominan sus instrumentos, salvo muy rara excepciones. Lo mismo ocurre con el dixieland, en el jazz, ninguno de sus músicos toca bien el instrumento, si tocan bien es porque tocan jazz moderno. Pero siempre se ha dado un enfrentamiento entre los músicos de distintos estilos: el de la típica contra el folklore, el de folklore con el de jazz, eso parece que está hecho así. Para mí, no, yo toco todo, menos rock. Porque además no está el piano en el rock, están todos los teclados eléctricos, el calefón, que los odio. El piano es el rey de los instrumentos, porque es una batería, una orquesta, porque se imita el agua, el fuego, todo, pero para el que sabe tocarlo. Yo tenía siete años cuando aprendí a tocar piano, y a los nueve empecé a tocar jazz, en el año ‘22.

¿Para vos la música es un lenguaje universal?


He terminado con la mentira de que la música es un lenguaje universal. La música es un idioma como lo es el inglés, el francés o el castellano. El que habla y conoce el lenguaje de la música la entiende; el que no, se asombra pero no siente ningún placer. Para nosotros, los músicos, escuchar música instrumental es un placer físico inexplicable, que entra por uno solo de los sentidos: el oído. Y gritamos de gozo y placer, compartimos las cosas, mientras que los tipos que están serios, duros, están listos; están exentos del exquisito placer de escuchar música, del que está exento la mayor parte de la humanidad. Eso me pone triste, porque escuchar música es gratis. La gente se aburre de la música, por eso, por eso necesita del ballet, la ópera, la palabra. Los pianistas y los solistas con orquesta tienen más éxito que la música de cuarteto y septiminos; la música de cámara no existe, es muy árida para el común de la gente. Ahora se cree que si a alguien no le gusta la música es ser inculto, y no tiene nada que ver. No es cuestión de cultura sino de oído, la falta de sensibilidad es porque no se ejerce ese sentido. Mi duda ha sido siempre si la gente entiende mi música; como el hombre miente…
Creen que comer caviar con champagne da status, aunque no les gusta. Cuando toco, sienten algo realmente, o estoy de ídolo, soy el “Mono”. No sé si porque me quieren tanto, aplauden. ¿Pero entienden algo?

23.9.08

Haber nacido humano
en el planeta tierra
de ascendencia occidental y cristiana
en un país llamado Argentina.



Haber nacido humano
en el planeta tierra
de ascendencia occidental y cristiana.



Haber nacido humano,
en el planeta tierra.


Haber nacido humano.


Haber nacido.

¿Haber nacido?


La sombra del cachorro
de la perra castrada
ladrando al mediodía
al reflejo de una luna
imposible en el espejo.



That is the question.

24.8.08

“La Vida se nutre de Muertes profundas.
Quien no Viva su Muerte, Morirá su Vida"

Menuel Gerardo Monasterio en "Vigilia sin Tregua", Ed.Dead Weight-Losada, 1978


Decía Ortega y Gasset que “las creencias son lo que verdaderamente constituye el estado del hombre”. Y es prácticamente imposible no darle la razón.

Es por ello que no guardo esperanza alguna vinculada con lo "humano" y todo lo relacionado con ello.

En esa entidad preprogramada para creer y ser dominada por sus creencias, todos los caminos conducen a algún “nuevo” lugar del mismo laberinto memético*.
Esto es lo que llamé hace muchos años, en un corto ensayo, “Mousetrap”.

El hombre, aunque preferiría decir "el Golem", está diseñado para autorepetirse sin solución de continuidad.

Antes de que alguien venga con pseudo-soluciones instantáneas o pre-cocinadas al estilo nueva-érico yanki, debemos agregar que no se trata sólo de un problema de Software, sino que es asimismo un problema de Hardware. Esto es, el hardware mismo viene con las estructuras de Software integradas como en una placa onboard.

Esto obviamente significa que no basta con modificar el programa, hay que modificar también el “procesador” y el “motherboard”.

Por eso, quizás, anticipándome como buen perverso precoz, comencé a leer a Crowley a los 13 años.
Y no utilizo aquí la palabra “perverso” más que un sentido estrictamente etimológico, sin connotación moral alguna. Es decir “por otro camino” o “por un camino alter-nativo”. Porque es esencial comprender que la “salida” del laberinto humano, es por definición “contra natura”. Algo que el viejo Gurdjieff puntualizó más de una vez.
De allí mi interés por Foucault, es decir, por razones completamente difrentes a la de la mayoría –o totalidad?-de los investigadores filosóficos interesados en su obra.
A mí me interesa en Foucault lo que hay en él del ultérrimo Nietzsche o de Crowley.
Tiene que ser “contra naturam”, porque la “naturam” humana es la de un esclavo neurogenéticamente programado.
La ventaja que tenemos con respecto a los dioses es que sólo compartimos con ellos el 3%, en el otro 97% somos como un simple y robusto gorila. Pero ese 3%, que nos ha convertido en una aberración monstruosa, es lo que nos catapulta más allá del mundo instintivamente inmóvil de los mamíferos superiores.
Siguiendo este razonamiento inmediatamente desembocamos en eso que nos hace en cierta forma temibles y aborrecibles para los dioses, que nos envidian profundamente:
tenemos una proyección potencial superior a la de ellos.
Lo que explica en un contexto finalmente comprensible la extraña frase de nuestro amado Mevlana Jalaludin Rumi, cuando dijo:
“Somos más elevados que los cielos, más nobles que los ángeles”

o en una cita más conocida:

“Morí a la mineralidad y me convertí en vegetal;
a lo vegetativo asimismo morí y me convertí en animal.
Morí a la animalidad y me convertí en hombre.
Por lo tanto, ¿por qué temer la desaparición a través de la muerte?
La próxima vez que muera, traeré alas y plumas como los ángeles;
después de eso, volando más alto que los ángeles,
aquello que tú no puedes imaginar,
eso habré de ser.”

¿Hace faltar aclarar que en este contexto antiguo “ángeles” y “dioses” son lo mismo?

Lamento no creer demasiado en la versión ingenua de los jovencitos regordetes y sonrosados con etéreo plumaje y siempre solícitos para ayudar a los mortales en desgracia.
En cuanto a mí se refiere, conozco demasiado como para observarlos con simpatía. En realidad, representan exactamente lo contrario para el hombre, es decir, malas noticias.
Por eso, la próxima vez que creas ver a un ángel, no vaciles y mátalo.

Ojos para quien pueda -y quiera- ver.

* “La memética es el acercamiento científico a los modelos evolutivos de transferencia de información basados en el concepto de meme.
Un meme es, según las modernas teorías sobre la transmisión de la cultura a las nuevas generaciones, la unidad mínima de transmisión de la herencia cultural. El neologismo fue acuñado por Richard Dawkins, debido a su semejanza fonética con el término gen (introducido en 1909 por Wilhelm Johannsen para designar las unidades mínimas de transmisión de herencia biológica) y, por otra parte, para señalar la similitud de su raíz con memoria y mímesis.”
Wikipedia
"Mata, Señor,a aquel que, sin saber nada, osa enseñar a los demás el camino que conduce a las puertas de Tu Reino"

Antiguo proverbio de Medio Oriente



Si esta máxima Persa se aplicase en toda su extensión, le sobrevendría al mundillo de la "Nueva Era" una masiva mortandad.

Sólo una vez estuve en un prostíbulo, al que me llevaron cuando tenía 15 años. No sé bien para qué, porque para ese entonces ya no necesitaba esa "iniciación".
No me resultó edificante, ni en absoluto entretenido. Y conste que a pesar de ello guardo por esas dulces o tristes mujeres los más tiernos sentimientos en mi corazón.
Pero si me dieran a elegir entre un viaje a los burdeles y otro a los santuarios de los supuestos maestros espirituales de este siglo, no dudaría un instante en elegir a las putas, con la certeza de encontrar, bajo el disfraz de los pinturrajos y la forzada lujuria, corazones más puros que en aquellos infames y abominables lugares donde abunda aquella otra exudación horrible, que tal vez fuese el único pecado no perdonado por el Galileo: la hipocresía.


De cualquier manera, los supuestos gurúes y maestros del circo espiritual consumista, no engañan a nadie. Los que llegan mayormente lo hacen asimismo movidos por un deseo fraudulento, el de que alguien haga el Trabajo por ellos y se lo entregue ya predigerido y listo para consumir.
¿Quien es más pillo o más idiota, el que pretende conferenciar acerca de lo impronunciable o el que paga y se prosterna con la intención de escuchar nombrar lo innombrable?

No puede causar sorpresa, el que una empresa tan peregrina, tan sustancialmente absurda, termine casi siempre en un gran rechinar de dientes.

Pero como nacen más pillos e idiotas que cualquier otra cosa, el negocio de los empresarios "espirituales" está bien asegurado.
Sic transit gloria mundi

15.8.08

París, 10 de diciembre de 1976



Querido amigo:

El mes pasado, durante su visita a París, me pidió usted que colaborara en un libro de homenaje a Borges. Mi primera reacción fue negativa; la segunda también. ¿Para qué celebrarlo cuando hasta las universidades lo hacen? La desgracia de ser conocido se ha abatido sobre él. Merecía algo mejor, merecía haber permanecido en la sombra, en lo imperceptible, haber continuado siendo tan inasequible e impopular como lo es el matiz. Ese era su terreno. La consagración es el peor de los castigos -para el escritor en general y muy especialmente para un escritor de su género. A partir del momento en que todo el mundo lo cita, ya no podemos citarle o, si lo hacemos, tenemos la impresión de aumentar la masa de sus ``admiradores'', de sus enemigos. Quienes desean hacerle justicia a toda costa no hacen en realidad más que precipitar su caída. Pero no sigo, porque si continuase en este tono acabaría apiadándome de su destino. Y tenemos sobrados motivos para pensar que él mismo se ocupa ya de ello.


Creo haberle dicho un día que si Borges me interesa tanto es porque representa un espécimen de humanidad en vías de desaparición y porque encarna la paradoja de un sedentario sin patria intelectual, de un aventurero inmóvil que se encuentra a gusto en varias civilizaciones y en varias literaturas, un monstruo magnífico y condenado. En Europa, como ejemplar similar, se puede pensar en un amigo de Rilke, Rudolf Kassner, que publicó a principios de siglo un excelente libro sobre la poesía inglesa (fue después de leerlo, durante la última guerra, cuando me decidí a aprender el inglés) y que ha hablado con admirable agudeza de Sterne, Gogol, Kierkegaard y también del Magreb o de la India. Profundidad y erudición no se dan juntas; él había logrado sin embargo reconciliarlas. Fue un espíritu universal al que sólo le faltó la gracia, la seducción. Es ahí donde aparece la superioridad de Borges, seductor inigualable que llega a dar a cualquier cosa, incluso al razonamiento más arduo, un algo impalpable, aéreo, transparente. Pues todo en él es transfigurado por el juego, por una danza de hallazgos fulgurantes y de sofismas deliciosos.


Nunca me han atraído los espíritus confinados en una sola forma de cultura. Mi divisa ha sido siempre, y continúa siéndolo, no arraigarse, no pertenecer a ninguna comunidad. Vuelto hacia otros horizontes, he intentado siempre saber qué sucedía en todas partes. A los veinte años, los Balcanes no podían ofrecerme ya nada más. Ese es el drama, pero también la ventaja de haber nacido en un medio ``cultural'' de segundo orden. Lo extranjero se había convertido en un dios para mí. De ahí esa sed de peregrinar a través de las literaturas y de las filosofías, de devorarlas con un ardor mórbido. Lo que sucede en el Este de Europa debe necesariamente suceder en los países de América Latina, y he observado que sus representantes están infinitamente más informados y son mucho más cultivados que los occidentales, irremediablemente provincianos. Ni en Francia ni en Inglaterra veía a nadie con una curiosidad comparable a la de Borges, una curiosidad llevada hasta la manía, hasta el vicio, y digo vicio porque, en materia de arte y de reflexión, todo lo que no degenere en fervor un poco perverso es superficial, es decir, irreal.


Siendo estudiante, tuve que interesarme por los discípulos de Schopenhauer. Entre ellos, un tal Philip Mainlander me había llamado particularmente la atención. Autor de una Filosofía de la Liberación, poseía además para mí el aura que confiere el suicidio. Totalmente olvidado, yo me jactaba de ser el único que me interesaba por él, lo cual no tenía ningún mérito, dado que mis indagaciones debían conducirme inevitablemente a él. Cuál no sería mi sorpresa cuando, muchos años más tarde, leí un texto de Borges que lo sacaba precisamente del olvido. Si le cito este ejemplo es porque a partir de ese momento me puse a reflexionar seriamente sobre la condición de Borges, destinado, forzado a la universalidad, obligado a ejercitar su espíritu en todas las direcciones, aunque no fuese más que para escapar a la asfixia argentina. Es la nada sudamericana lo que hace a los escritores de aquel continente más abiertos, más vivos y más diversos que los europeos del Oeste, paralizados por sus tradiciones e incapaces de salir de su prestigiosa esclerosis.


Puesto que le interesa saber qué es lo que más aprecio en Borges, le responderé sin vacilar que su facilidad para abordar las materias más diversas, la facultad que posee de hablar con igual sutileza del Eterno Retorno y del Tango. Para él cualquier tema es bueno desde el momento en que él mismo es el centro de todo. La curiosidad universal es signo de vitalidad únicamente si lleva la huella absoluta de un yo, de un yo del que todo emana y en el que todo acaba: comienzo y fin que puede, soberanía de lo arbitrario, interpretarse según los criterios que se quiera. ¿Dónde se halla la realidad en todo esto? El Yo, farsa suprema. El juego en Borges recuerda la ironía romántica, la exploración metafísica de la ilusión, el malabarismo con lo ilimitado. Friedrich Schegel, hoy, se halla adosado a la Patagonia.


Una vez más, no podemos sino deplorar que una sonrisa enciclopédica y una visión tan refinada como la suya susciten una aprobación general, con todo lo que ello implica. Pero, después de todo, Borges podría convertirse en el símbolo de una humanidad sin dogmas ni sistemas, y si existe una utopía a la cual yo me adheriría con gusto, sería aquella en la que todo el mundo le imitaría a él, a uno de los espíritus menos graves que han existido, al último delicado.


E.M.Cioran

9.8.08






1801










Jefferson


2008...





Bush


1959...







De Gaulle






2008...












Sarkozy









1931...







Gandhi






2008...








Pratibha Patil












1930...




Sandino




2008...


Ortega




1958...



Frondizi






2008...


Cristina y Nestor Kirchner
<






1972...








Rucci



2008...







Moyano








1977...




Nelida Lobato



2008...

























Florencia de la V...



Manuel Gerardo Monasterio
Buenos Aires, 20:49 del 9 de Agosto de 2008

29.7.08

"Y Adán le puso nombre a todas las cosas"
Génesis


Ahora que todo ha sido nombrado
me avengo al Extasis

Desnombrarlo

Allí
en la desnudez de Significado
Habita el Ser
Celeste fondo
Alada Quietud!

Manuel Monasterio, "Vigilia sin Tregua", escrito en 1974, publicado en 1978






Poema XXIX...y final del libro Extinción de la palabra


Palabra,
ven a tu Final.
Y en lo que dure
imparte al mundo
la Extinción que te ha tocado.

Manuel Monasterio, "Extinción de la Palabra", 1981

5.6.08

Acabo de llegar del Noreste de mi bello y triste país.
Mi triste país donde unos pobres hombres se disputan
los equívocos goces de destruir el presente y el futuro de esta dulce y triste tierra.

Seguirán con su práctica macabra de cultivos feroces,
a golpes de agroquímicos y desmontes.

Allá, en mi dulce Misiones quedaron los otrora hermosos Guaraníes,
convertidos hoy en un amasijo de mendigos lamentables vendiendo como pueden sus inermes chucherías a los mismos gringos salvajes que destrozan sus bosques y envenenan sus ríos.

Toda esta pobre gente enferma,
que tanto me ha hecho rabiar toda mi vida,
ahora sólo me provoca una tristeza infinita.

¡Pobre gente rica!
¡Pobre gente muerta!
¡Pobre señora presidenta!
Con el alma tan dormida
y rodeada de tristes renacuajos.
Batracios tristes
que se tragan malamente
a esta pobre tierra nuestra.
Se la tragan como pueden,
y ahítos de mi tierra,
se le salen los trozos
de los niños masacrados
por las tristes comisuras
de los desesperados labios.

Niños del vientre hinchado,
niños del sistema nervioso devastado,
niños de la leishmaniasis letal
y del chagas subterráneo.
Tristes niños que a la triste
mayoría les importan un carajo.

Lo que importa es lo que vende.
La soja omnipotente de hoy
y el veneno que mañana
exija el sacrosanto mercado.

Y siempre un porcentaje más alto...

¿Cómo van a pagar tanta sangre?
Digo, ¿cotiza la sangre en el mercado?

¿Qué van a hacer con tanto mundo y tan sin alma?


Manuel Gerardo Monasterio
5 de Junio de 2008, a las 2:02 AM

11.5.08






Persistencia de prácticas aberrantes contra la condición humana
Por Manuel Gerardo Monasterio
Buenos Aires, Argentina
Febrero 16 de 2008




Mientras usted lee este artículo, quizá una joven esté saliendo de su hogar para no volver nunca más. Acaso se trate de una de las entre cuatrocientas a quinientas mujeres que son secuestradas anualmente en Argentina para ser vendidas como esclavas sexuales en un mercado mundial que, según las alarmantes cifras, es el tercero en el orden de ganancias monetarias internacionales (detrás de las drogas y las armas).









El “precio de venta” más alto que se ha pagado en Argentina por una esclava sexual es de 5.000 pesos (1582 dólares) y el más bajo, 150 pesos (aproximadamente 48 dólares)
La cifra mundial que la trata de mujeres, niños y niñas, genera, asciende ya a los 32.000 millones de dólares anuales.
Cuando la víctima es una niña, la ganancia anual que puede reportar su explotación es de 130.000 dólares.









Pero estos números jamás podrán describir el sufrimiento millonario al que este vil negocio condena a miles de personas en todo el mundo.
En la zona de la ya tristemente célebre triple frontera (Argentina-Brasil-Paraguay) un promedio de 3500 niños/as y adolescentes sufren alguna variable de violencia sexual, incluida su explotación física en burdeles.
Las cifras que las ONG especializadas han dado en el 2006, muestran que unas 100.000 personas procedentes de América Latina y el Caribe han sufrido en el mercado de trata personas.
Estos delitos van desde el liso y llano secuestro directo, hasta el secuestro embozado tras la fachada del ofrecimiento de un trabajo decente en algún lejano país.









Aspirando a algún futuro mejor, miles de muchachas son diariamente engañadas para ser luego sometidas a todo tipo de vejaciones, las que se facilitan mediante el uso de narcóticos o estupefacientes que les son administrados por la fuerza.









Quien imagine que este negocio solamente involucra a una red de delincuentes –proxenetas y madames- estaría cometiendo un grosero error. Para que este horroroso sistema de esclavitud pueda operar, hace falta el concurso cooperativo de una cantidad impresionante de sectores humanos que incluye funcionarios policiales, judiciales, aduaneros y políticos, sin contar a los principales protagonistas, quienes jamás salen a la luz, los miles de usuarios “de a pie” que incluyen a padres de familia, comerciantes, empresarios, financistas, banqueros, rentistas, obreros, intelectuales, artistas, y en fin, a toda esa caterva de gente espiritualmente empobrecida que anónimamente compra las caricias forzadas de esos cuerpos abandonados en la penumbra de uno de los negocios más antiguos de la especie humana sin siquiera sospechar hasta qué punto están involucrados en uno de los más horrendos crímenes que aún persiste en pleno Siglo XXI.


































Quien asimismo piense que este negocio se reduce a los países del -etnocéntricamente- llamado “tercer mundo”, estaría soslayando las cifras apabullantes de los países “desarrollados”. Cinco mil niños y niñas prostituidos solamente en el mercado sexual de España. Y el turismo sexual masivo que ofrecen los países asiáticos a europeos y estadounidenses que cuentan con los medios económicos para poder “disfrutar” de esa oferta que, más allá de las epidérmicas reacciones colectivas, continúa palpitante en la vida cotidiana del planeta.Quince millones de evolución han hecho falta, según Teilhard de Chardin, para que la naturaleza produjera este Homo Sapiens que, a la luz de los acontecimientos, lo que sea que “sapiens” parece saberlo poco y mal











Testimonio de jóvenes que lograron escapar del infierno









Secuestrada y esposada a un caño en un prostíbulo de la Provincia de Córdoba –Argentina- la joven de la foto logró escapar milagrosamente, caminando varios kilómetros por la margen del Río Carcarañá, donde finalmente la hallaron unos trabajadores desmayada por la debilidad. Su testimonio resultó vital para rescatar a cinco mujeres más –entre ellas una menor de 16 años- que se encontraban asimismo secuestradas y obligadas a ejercer la prostitución. La joven relató que eran “domesticadas” con descargas eléctricas y que se las forzaba a ingerir orina y materia fecal.(Fuente: Diario Página/12, 4/12/2004)



“Cuando la dejan a A. les empezó a pedir ropa a las chicas que estaban ahí trabajando. La llevaron para una de las piezas de la casa y la hicieron cambiar y le dijeron que saldría al salón a trabajar. Ella no quería vestirse, entonces A. llamó a H. y la empezaron a golpear entre los dos, la quemaron con un cigarrillo en la muñeca izquierda y le dijeron que eso se lo harían todas las veces que fuera necesario y le pusieron la ropa y la hicieron prostituirse (...). Ellos querían hacerla ir a trabajar a otro lado, porque decían que no podían tenerla ahí, y como no quería ir la ataron a una silla dentro de la pieza y le tiraron agua con hielo mientras le pegaban una o dos veces por día y no le dieron de comer por una semana. Le decían que tendría que ir a trabajar a otro lado quiera o no ya que si no la tendrían que matar.” (Relato de una mujer deSanta Fe que fue “reclutada” en el año 2001, cuando tenía 14 años, y trasladada a Las Varillas, prov.de Córdoba-Fuente Organización Internacional de Migraciones)


“Ese mismo día me bañan, me cambian, me pintan, me arreglan el pelo y me hacen salir al salón a trabajar (...) me obligan porque yo no quería, tenía vergüenza y sin embargo me han enseñado a trabajar a los golpes. Yo lloraba y no quería saber nada (...). La vieja Liliana me pegaba mucho, casi todos los días, porque me pedía que hiciera 500 o 600 pesos los días que trabajaba en el Candy (N. de la R.: esos días trabajaba desde las 12 de la noche hasta las 15 del día siguiente)y si no llegaba, me pegaba. Un día me pegó en la cabeza y todavía tengo un coágulo (...). La vieja Liliana preparaba tres líneas de cocaína con la tarjeta de teléfono y me daba una para que aspire yo (...). Ella me decía que era para que no sea tan tonta en el salón con los clientes y para que yo trabaje más.” (Testimonio de A. D. en el marco de la causa “Iñigo David Gustavo, Andrada Domingo Pascual y otros s/privación ilegítima de la libertad y corrupción. Expediente 23444/2002- Fuente Organización Internacional de Migraciones)



En Junio de 2007 comenzó el juicio a una pareja que secuestró a una niña de 13 años para obligarla a ejercer la prostitución. En el curso del espeluznante relato de la criatura, esta contó que “fue canjeada por 200 $ y un auto viejo a un prostíbulo de la localidad de Las Varillas, Provincia de Córdoba”. La tragedia comenzó en Mayo del 2001 cuando la nena fue secuestrada en las inmediaciones de su casa en la ciudad de Santa Fe, obligada a subir a un auto a punta de pistola. Allí fue primeramente abusada y torturada. Posteriormente la vendieron al citado prostíbulo, donde fue forzada a ejercer la prostitución, sufrió quemaduras con cigarrillos, fue sometida a “sesiones” con agua helada y era mantenida atada de pies y manos para que no escapara. Su Via Crucis duró casi tres años, cuando la niña –cuya identidad se reserva-escapó con un cliente que se apiadó de ella labrándose la correspondiente denuncia que logró desenmascarar y procesar a los criminales involucrados. ( Fuente: Diario La Voz, Córdoba 14 de Junio de 2007)




Informe-Video de la Dra. Adriana Ruiz Restrepo, Coordinadora del Programa Anti-Trata de Personas de las Naciones Unidas, en Colombia:

http://www.onuantitrata.org/videos/ProyectoATP.htm


Vínculos que direccionan a videos de la Naciones Unidas que alertan acerca de la gravedad de las trata de mujeres:

http://www.onuantitrata.org/videos/TratadePersonas.htm
http://www.onuantitrata.org/videos/Aseadora.htm


La magnitud del problema ha llevado a todas las organizaciones internacionales a mantener páginas estables para el asesoramiento permanente en este tema de apabullante realidad.
*En UNICEF – http://www.unicef.org/spanish - se puede ampliar información relacionada con la situación internacional de los menores involucrados en este delito.
*La Organización Internacional para las Migraciones tiene una página especialmente dedicada a informar, asesorar y prevenir acerca de la trata de personas: http://www.oimconosur.org/banners_htm/index.php?url=trata
*Está también el Centro Internacional para Combatir la Explotación Infantil ( sitio en inglés y francés) http://www.iccec.ca/
*Asimismo la OIT –Organización Internacional del Trabajo- alerta sobre esta tragedia internacional: http://www.ilo.org/global/lang--es/index.htm
*Una organización mundial con sedes en diversos países es la Red ECPAT Internacional, cuya breve sigla significa “ Terminar con la prostitución infantil, la pornografía infantil y el tráfico de niños con propósitos sexuales”: http://www.ecpat.net/es/
*La Organización http://www.stop-forced-prostitution.com/ ofrece información actual y pormenorizada que incluye el creciente mercado de trata de personas en Europa del Este (en inglés)
*La profesora Profesora Donna M. Hughes de la Rhode Island University, ofrece una serie de artículos y estadísticas en http://www.uri.edu/artsci/wms/hughes/pubvio.htm (en inglés)
*En el Reino Unido está la Alianza Anti-tráfico, http://www.atalliance.org.uk/
*En Argentina funciona la organización fundada por la Sra. Susana Trimarco, madre de la joven Marita Verón, secuestrada en 2002 por las mafias del tráfico sexual, quien permanece desaparecida:
http://www.casoveron.org.ar/index_info
*La Fundación Renacer, de Colombia, tiene su página dedicada a esclarecer acerca de este tema en:
http://www.fundacionrenacer.org/explotacion_cifraslac.htm










30.4.08

















Vivekananda, como Gardel, cada día "canta" mejor",





El contraste entre este verdaderamente Santo Varón y la mayoría de los mamarrachos nueva éricos contempóraneos, resulta apabullante.





En él coexistían el contemplativo y el hombre de acción, el erudito y el sabio, el hombre que encarnó la propuesta que ha sido mi propio lema desde la adolescencia temprana en que abracé el camino de la Auto-indagación:

Los pies en la tierra, pero la cabeza en el Cielo.




De una punta a la otra de ese vasto subcontinente que es la India se encuentran rastros de su obra fecunda que partiendo siempre desde la percepción más elevada no desdeñó las necesidades, las precariedades y penurias cotidianas de su prójimo doliente y aplastado bajo el yugo de la ignorancia milenaria.


Su aguda mirada percibía con claridad meridiana todas las posturas farisaicas que tanto ayer, como hoy, caracterizan a los hipócritas que se pavonean frente a su prójimo haciendo alarde de pureza o superación.


Así, escribió en su Bhakti Yoga: "La vaca no come carne y el carnero tampoco. ¿Son ellos, por eso, grandes yoguis...?" "Cualquier tonto puede abstenerse de comer esto o aquello; seguramente él no tendrá mayor distinción que la de un animal herbívoro. El hombre que engaña sin piedad a la viuda y al huérfano, que realiza los actos más viles por dinero, es peor que un bruto, aunque viva únicamente de hierbas. El hombre por cuyo corazón ni siquiera pasa el pensamiento de dañar a alguien, que hasta se regocija de la prosperidad de su más grande enemigo, ese hombre es el bhakta, es el yogui, es el gurú de todos, aunque se alimente de carne de cerdo todos los días de su vida..."






"¿Quién le dará luz al mundo? El sacrificio ha sido la ley en el pasado, y de hecho lo seguirá siendo en los siglos por venir. Los mejores y más valerosos de la tierra deberán sacrificarse para el bien de los muchos, para el bienestra de todos. Cientos de Budas hacen falta, con amor y compasión eternas"

Vivekananda


"Existe el peligro de que nuestra religión se meta en la cocina...Nuestra religión está en la cocina. Nuestro dios es la cacerola, y nuestra religión es 'No me toques, yo soy santo'."

Vivekananda



Aplíquese la siguiente frase de Vivekananda a los devaneos de la ciencia moderna (y téngase en cuenta que Vivekananda falleció en 1902):



"El hecho de que la mente no pueda captar los más elevados problemas de la vida, es un signo seguro de reblandecimiento cerebral; se pierde toda originalidad, la mente ha perdido toda su fuerza, su actividad y su poder para pensar, y sólo intenta dar vueltas y más vueltas alrededor de los más pequeños detalles que pueda encontrar."



¿Qué era "educación" para Vivekananda?



"Para mí la esencia misma de la educación es la concentración de la mente, no la recolección de datos. Si yo tuviera que volver a educarme, y pudiera opinar al respecto, no estudiaría en absoluto datos. Desarrollaría el poder de la concentración y del desapego. Y entonces, con un instrumento perfecto, recolectaría datos a voluntad. En el niño hay que desarrollar de manera pareja el poder de la concentración y el desapego."




En una época en que Occidente balbuceaba todavía en términos de comprensión de la psicología infantil, y los niños eran sometidos a mil y una tropelías (...¿y no lo son aún hoy...?) Vivekananda escribía:



"Los pensamientos negativos debilitan a los hombres. ¿No han visto que cuando los padres exigen constantemente a sus hijos que lean y escriban, diciéndoles que nunca aprenderán nada, y llamándolos tontos, estos últimos se vuelven así en muchos casos?"



"Si se trata a los niños con palabras amables, estimulándolos, con el tiempo mejorarán. Lo que es bueno para los niños lo es asimismo para quienes son niños en las regiones de los pensamientos más elevados. Si se le da a la gente ideas positivas, la gente crecerá hasta convertirse en Hombres y aprenderán a pararse sobre sus dos piernas"





La Presencia de Vivekananda se sintetiza simplemente en el eterno Bhodisattva:



"Mira a todo hombre y mujer, a todos y a cada uno como a Dios mismo. Tú no puedes ayudar a nadie, sólo puedes servir; sirve a los hijos del Señor, sirve al Señor mismo si tienes ese privilegio"





"Mis palabras son audaces, y permítanme repetir una vez más que no hay privilegio mayor en la vida que se le permita a uno servir a Dios a través de todas esas formas"


"Abandona la idea de que mandando sobre los demás podrás hacerles algún bien. Trae toda la luz al mundo. Luz, trae Luz! Que la Luz llegue sobre todos...La tarea no estará terminada hasta que todos y cada uno haya alcanzado al Señor"





"Dios está en todos los hombres, mas no todos los hombres están en Dios.
Por eso sufren."

Sri Ramakrishna (Maestro de Swami Vivekananda)

27.4.08

Sin percepción directa, sólo puede haber repetición.
Y la repetición sólo lleva a más automatismo y más repetición.

La mayoría dice: "El Buda enseñó esto y aquello otro.."
Y suponen que hace 2500 años el Buda sentó las bases definitivas de la Meditación. O algo así.

¿Qué hubiera diseñado el Buda hoy?
Nunca podrán vislumbrarlo. Están demasiado apegados al dogma establecido por el Buda hace 2500 años.

Sin percepción directa, sólo puede haber automatismo y repetición.

Es evidente que es imposible controlar los pensamientos. No se puede controlar algo que no pertenece a uno. Sólo puede adquirirse control sobre lo propio.
Y los pensamientos no nos pertenecen.
Están ahí. Yendo y viniendo al ritmo de los principios cósmicos establecidos por nuestro trasfondo genético y expandidos por todo el universo que se repite y se repite y se repite en una eterna clonación.

¿Qué tiene que ver Uno con todo eso?

La meditación es tan sólo dejar que los pensamientos vayan y vengan sin prestarles ninguna atención. Y sin que puedan asentarse en ningún lado.

No hace falta para ello sentarse aqui o alla. Ni estar quieto o en movimiento. Son absolutamente indiferentes la posición o el lugar o la ocasión.

La meditación genuina es un estado permanente. No una maniobra astuta que uno realiza estratégicamente en las horas señaladas.

Eso es tan sólo automatismo.
Repetición.

El Buda ríe cada vez que algún boludo pretende repetir lo que él dijo hace 2500 años.

Y el mundo está lleno de boludos que siguen a otros tantos boludos por un camino de automatismo y repetición sin fin.
Mientras tanto, la Vida pasa.

11.4.08

La llamada "nueva era" llegó para terminar de acabar con lo poco que quedaba del Hombre. Desde hace veinte años vengo explicando cómo y por qué, ante la mirada azorada de los "creyentes" que, por el contrario, piensan que algo positivo puede salir de semejante desatino globalizado.
Los ingenuos piensan que es una manera de "abrir la conciencia", de "acercarse o abrirse a lo espiritual".
Para mí la comparación es similar a pretender conocer el Amor a través de la fornicación. Podrá ser, pero tiene poco o nada que ver con el acto primario de marras. Y son, mayormente, ámbitos que bien pueden transitar paralelos ad infinitum.
En una palabra, que los delirios de la "nueva era" son a la genuina espiritualidad como la fornicación al amor.

Pero la "nueva era" mueve ya demasiado dinero y satisface demasiadas fantasías colectivas como para pensar que no haya venido para quedarse. El consumismo la ha asimilado maravillosamente, y es un movimiento perfecto para que la mayoría piense que "avanza" cuando en realidad continúa trotando en el mismo lugar.
Pero hay muchos que a lo largo de los siglos han caido-y seguirán cayendo- de cimas más elevadas. Son los que quieren tomar el cielo por asalto.
Los hay de todo tipo y color, de diversas formas y envergaduras.
Algunos se levantan a tempranas horas del amanecer para enredarse en prolongadas meditaciones. Son estrictamente vegetarianos y casi siempre abstemios. Están viajando o volviendo de la India, donde han ido a buscar esa cosa extraordinaria que no logran percibir en el lugar donde están, como si el paraíso fuese un lugar distinto al del infierno en que se encuentran.

Y mayormente viven su vida compartimentada, entre sus prácticas "espirituales" y su existencia cotidiana. Es decir, se elevan hacia luminosas montañas en el momento de la contemplación, para luego reptar en su vida de relaciones cotidiana.
Son humanos, demasiado humanos, a pesar de todos los esfuerzos en pos de algo más que nunca llega. Por el contrario, lo que suele llegar es algo menos. Mucho menos.

Se acartonan. Se vuelven rígidos, solemnes. Hablan en voz baja, como si estuvieran en permanente estado de unción con una realidad que los demás no alcanzan a percibir o como si acaso estuvieran escuchando voces inaudibles para la mayoría.
Ellos son los iniciados. Los elegidos.Y casi siempre tienen un Gurú. Es decir, alguien tan incompleto en sí mismo que necesita de discípulos que llenen los agujeros que lo atormentan en la precariedad de su intima conciencia.
Y todos juntos, todos ellos, maestros y discípulos, se elevan. Se elevan... Pero parafraseando al sublime Santo de Dakshineswar, decimos que se elevan como buitres, ya que, por muy alto que se eleven, su mirada y su consciencia están siempre puestas sobre las carroñas de la tierra.

Pero se esfuerzan. Se esfuerzan mucho y se contorsionan insólitamente porque creen, a pie juntillas, que la Gracia puede conquistarse a base de esfuerzos, de posturas, de gestos y sacrificios.

Tratan con Dios como si fuera un banquero, el dueño de una compra-venta o de un mercado de pulgas donde uno se acerca para regatear mercancías. "Te doy tanto y tú me das esto otro", "si te doy esto tú me tienes que dar aquello", "te entrego todo esto, pero tú a cambio..."
Para ellos Dios es Don Jacobo o Don Moisés, y la Vida una puta barata que habrá de entregarse por unas cuantas piruetas, algunas plegarias, un par de inspiraciones...y la alimentación adecuada.
Pero ni Dios está al servicio de sus pretensiones ni la Vida es la putita tonta a la que habrán de engatusar con unos cuantos gestos bien estudiados a lo largo de años de calculadas prácticas.

La Gracia llega cómo y cuando quiere, y cae o se manifiesta sobre el que a ella le da la gana. No hay nada que podamos hacer para ganarla, porque no está, precisamente, en el mercado de la oferta y la demanda.
No es algo que uno "gana" o que uno "alcanza". Tal vez exactamente lo contrario. Sobreviene cuando uno está completamente solo, absolutamente quebrado y sin muletas a mano. Desnudo hasta una médula inconcebible y sin nada en qué apoyarse. Cuando ya no se busca ni se aspira a nada. Pero nada, absolutamente nada, que no es tan sólo una frase o una forma intelectual de decir. Y entonces la Gracia, si a ella le place, hace Alguien de Nadie, pero sólo de Nadie, porque si se es alguien, no se es nada. Hay que ser Nada para ser Alguien, pero Nadie en particular, sino Todo y Nada al mismo tiempo, pero Nada. Que es la Pléroma donde se manifiesta todo lo posible.
Para lo que es indispensable haber desaparecido.
De manera absoluta y definitiva.

Viajan o vuelven de la India.
Practican toda la higiene que pueden.
Y meditan mucho, y muy temprano.
Pero como sepulcros blanqueados, por mucho que se esmeren mediante todos los artilugios posibles, no pueden ocultar el hedor que emana de sus intenciones humanas, demasiado humanas.
Y mientras elevan la plegaria haciendo arder el incensario, traicionan a la Rosa, aplastan a la Rosa que sin ninguna intencionalidad ni ánimo alguno de provecho se ha Abierto frente a ellos...Para ellos.

El drama de Judas es el drama representativo del hombre.
El drama que se repite en un escenario infinito.

Ojos para quien pueda Ver
y Oídos para quien pueda Oir.

Manuel Gerardo Monasterio
a las 23.44 del Viernes 11 de Abril de 2008

8.4.08

Si hicieramos un collage con los políticos argentinos, saldría un cuadro a la “Hierionymus Bosch”. Porque esto es surrealismo extremo, pero un poco tardío.
Los surrealistas murieron hace tiempo, pero claro, esto es Argentina, y nosotros somos un poco lentos. Como que somos unos de los últimos bastiones del Freudolacanismo. Mientras que la Ciencia en serio, cuando recuerda a aquellos fósiles, es para reirse.

Y así están las cosas.
Si Dalí fuese argentino, hubiese sido pintor de paredes.

Tenemos, por un lado, una “hegeliana” cuyo asesor filosófico –se dice-es el inefable José Pablo Feinmann. ¿No hubiera sido mejor tener a la Mona Jiménez como asesor? Digo, hubiese sido parecido pero mejor: todo en joda pero menos peligroso. Por lo menos a nadie se le ocurriría confundir a la Mona Giménez con un filósofo.
En el caso de Feinmann, mucha gente se confunde.

¿Y si esta “neo-hegeliana”, evoluciona como “evolucionaron” los hegelianos?
¿Qué nos espera mañana?
¿Stalin?

La “hegeliana” tardía ha dicho, además, que debemos acabar con la perplejidad.
¿Habrá descubierto, finalmente, el principio universal de todas las cosas?
Porque si no fuese así, me parece que aún nos queda perplejidad para rato.
Por otra parte, el fin de la perplejidad es el final –es decir, la terminación, la destrucción- de toda inquietud filosófica e incluso de la evolución de la inteligencia.
¿Qué nos estará sugiriendo?
¿Un lobotomía universal?
A favor de eso, tiene mi voto incondicional.
Sería interesante volver para atrás, ya que como homínidos “pensantes” no nos ha ido como para estar orgullosos.

La señora defiende hoy las banderas de la "izquierda", la inoperante izquierda argentina, que no es más que muchos ceros a la izquierda, que ahora roban por derecha.


Luego tenemos a la señora cuyo partido es reconocido por una sigla que a su vez nos recuerda a un gran filósofo griego discípulo de Platón (¿O era un magnate griego casado con la mujer de Keneddy?)
Un gran amigo mío me comentaba que estaba muy contento con el equipo de gobierno que esta señora había presentado. Y yo le contesto que yo también estoy contentísimo con ese equipo. Es más, si quedara solamente el equipo y se fuera ella, mi voto estaría con ellos.
Pero, ¿qué quieren que les diga? Yo debo ser un tipo demasiado suspicaz, porque no termino de confiar en alguien en cuyo discurso logran convivir sin inconvenientes Foucault y el Vaticano. Debemos otorgarle el mérito del coraje y de haber superado –aparentemente- la evidente androfobia que la atormentaba hasta no hace mucho. Cuando habla de un hombre-cualquier hombre-mostraba los dientes. Ah, y se sacó la cruz grandota que llevaba siempre colgada.
Debo admitir que ver a Santiago Kovadloff en su equipo, representa para mí un deleite incontenible al tiempo que aumenta mi compasión por el insigne filósofo –en medio de las hienas, buitres, cerdos y caimanes de la política vernácula-. Supongo que el filósofo, en el fondo de su corazón, oculta una vocación de veterinario, de otra manera su actitud participativa resulta incomprensible.

Y está el engañoso Dr.Lavagna,cuya miserable estratagema para robarle votos a la gran Católica Foucaltiana no podrá ser lavada ni aún apelando a la magia homónima de su apellido.

Los hermanitos de San Luis, genuinos representantes del surrealismo mágico con una vida política y personal en la que conviven “Alien”, “Feos, sucios y malos”, “E.T.” y “Un maldito policía”.

El neandertal D’Elia, que en cualquier país medianamente serio tendría su vivienda permanente en una vitrina del Museo de Ciencias Naturales, pero en Argentina medra, manda y cobra sueldos y dietas millonarias.

No hace falta seguir citando la lista de maravillas y esperpentos que conforman la vida política nacional para comprender el triste predicamento en que se encuentran los ciudadanos medianamente honestos y medianamente lúcidos en este país que se presenta, tácitamente, como “popular y peronista”.

Hay una sola frase que, se me ocurre, puede explicar, aunque se trate de un consuelo insuficiente, la exquisita tragedia de haber nacido en la desafortunada Republica del Plata:

Bad Karma

26.3.08

Las manos que se unen,
tus manos y mis manos,
son siempre una plegaria!


Manuel Gerardo Monasterio, en "La Otra Orilla", 1983

14.3.08

El mundo actual, pináculo posmoderno en que se ha logrado finalmente que la población mundial viva en éxtasis ante el microchip, las tarjetas integradas y demás engendros portentosos de la tecnología sin alma que impera sobre el planeta, ha terminado dividiéndose en los siguientes biotipos humanos, cuyos prototipos se encuentran hoy paradigmáticamente diseminados por todas las megaciudades:

Una gran mayoría que a su vez divide en tres grandes grupos, a saber:

1-Pelotudos

2-Hijos de Puta

3-Pelotudos que además son hijos de puta

Y una minoría aplastada, perseguida y generalmente acorralada y/o marginada por la presión que ejerce sobre ella la mayoría anteriormente citada, que se compone de:

4-Buena gente medianamente lúcida


El panorama resultaría cómico si acaso no fuese trágico.
Y sería verdaderamente trágico si no fuese irrelevante
desde la perspectiva cósmica.
Lo que lo torna cósmicamente irrelevante,
o cómicamente trágico en su esencial irrelevancia cósmica.


Como los nativos del nuevo mundo, encandilados por los "conquistadores" con chucherías de vidrio y cuentas de colores, la población posmoderna mundial ha cambiado su vida por una montaña de contaminante tecnología que ha llevado el dictum de Nietzsche hasta una altura jamás sospechada:

"Cuando no hay amor, hasta las cosas mejores sólo sirven para hacernos peores"


Mientras los televisores de plasma muestran imágenes fascinantemente inútiles, los ojos han dejado de Ver la vida real.

Mientras las comunicaciones se expanden con una sofisticación creciente, la gente ya no tiene nada de valor para comunicar.

Hemos ido cercenando nuestro sentidos colocándolo todo afuera de nosotros, en aparatos y máquinas.

Devastación Interior.

¿Y es ésta la civilización que observa con soberbia displicencia a las culturas "primitivas" de sus ancestros?

¿Es esto "evolución"?

Los Edvours han terminado de construir su Neocyberg:

idiocia sin amor, bipedestada y con forma humana, que se expande por el planeta que áun tolera la equívoca presencia del Virus que la invade.


Manuel Gerardo Monasterio

a las 13 y 48, en la mal llamada ciudad de Buenos Aires

21.2.08

Wilhelm Reich: a cincuenta años del martirio y asesinato de un genio



Todavía estamos esperando que el benevolente y magnánimo “occidente civilizado y cristiano” responda por los crímenes cometidos contra la persona de Wilhelm Reich por los organismos policiales de los Estados Unidos de América, gran adalid de la democracia representativa que se publicita en todas partes como “el mejor de los sistemas posibles de gobierno”.

El 3 de Noviembre de 1957, moría de un ataque cardíaco en la prisión del país en el que Reich se había asilado escapando de la Alemania Nazi. En una suerte de macabra inversión de los valores, mientras el gobierno de los Estados Unidos lo perseguía a él, por el horroroso “crimen” de investigar las raíces de la vida en su ámbito más esencial y profundo, simultáneamente contrataba a los científicos nazis que habían trabajado durante la guerra fabricando bombas de temible destructividad y desarrollando las “bellezas” de la guerra química. Y mientras Wherner von Braun florecía fabricando los sueños espaciales norteamericanos, Wilhelm Reich era encarcelado por develar el secreto de la vida y denunciar los horrores de la muerte concentrados en las experimentaciones atómicas y en la escalada productiva de las sustancias químicas, los pesticidas, las radiaciones y los deshechos tóxicos que están convirtiendo nuestro habitat planetario en una verdadera bomba de tiempo que está explotando –aquí y ahora- a través de letales etapas sucesivas cuyo mortífero horizonte ni siquiera llegamos a imaginar.

Pero en honor al hombre, para tantos desconocido, veamos, sintéticamente, cómo se desarrollaron los hechos.

En 1919, siendo aún estudiante de medicina, tiene su primer encuentro con Sigmund Freud. En enero de 1920 es nombrado miembro de la Sociedad Psicoanalítica de Viena. En 1922 termina su carrera como médico y comienza una intensa práctica fundada, esencialmente, en el trabajo de campo con la ciudadanía de a pie. Mientras sus colegas intentan captar a la población de clase alta y media alta, Reich trabaja con los obreros y obreras investigando la higiene sexual y organizando seminarios de esclarecimiento para poder alcanzar la meta de una sociedad “genitalmente” sana.

Comienzan sus primeras publicaciones.
Investiga sin pausa. Trabaja en pos de la higiene sexual de la población, profundamente perturbada por siglos de represión organizada.
Se compromete con la Internacional Socialista.
Sigue publicando.
Mientras tanto, entre las sombras, sus colegas psicoanalistas conspiran para destruirlo. Entre una multitud de ínfimas maldades que se arremolinan en enjambres, le envidian profundamente a su mujer, con la que mantienen un matrimonio evidentemente vital, apasionado y libre. La personalidad de Reich, por supuesto, no ayuda. En algún momento, asqueado por las faltas éticas de algunos de los más prominentes psicoanalistas de su tiempo, dice: “Con mis pacientes, sean mujeres o varones, jamás mantengo relaciones sexuales”. Es demasiado. ¿Qué les queda a sus colegas que manosean las partes pudendas de sus pacientes femeninas durante las sesiones con la excusa de la "abreacción y la catarsis"? ¿ Y de los que se acuestan con sus cuñadas? Y en fin, de todos los onanistas del movimiento psicoanalítico que son, por cierto, abrumadora mayoría.

Abreviaremos la larga historia que los interesados podrán encontrar sin dificultad en las profusas biografías.
Lo enemistan con Freud. A Freud, para entonces, ya no le cuesta mucho enemistarse con cualquiera que no se pliegue a la ortodoxia patriarcal de la que ha terminado enamorándose. Las ideas de Reich son excesivas, no sólo para los psicoanalistas –que se ahogan (antes y ahora) en una cucharada de vida verdadera- sino también para sus camaradas comunistas. La revolución de Wilhelm Reich es en serio. Nadie está preparado para algo semejante.

En 1932 lo expulsan del partido comunista alemán.
En 1933, Freud le anula el contrato de edición de su Charakter Analyse. Reich lo publica a sus expensas.
Comienza su largo peregrinaje. Se traslada a Suecia. Al poco tiempo es expulsado de Suecia. Viaja a Dinamarca, donde vive con el pseudónimo de Peter Stein.
En 1934 el Secretario de la sección alemana de la Sociedad psicoanalítica le anuncia a través de una carta que “su nombre ha sido eliminado de los registros de la sociedad”.
Continua investigando y escribiendo. Enseguida se traslada a Noruega donde vivirá durante cinco años. Allí comienzan sus descubrimientos trascendentales, que deberían haber modificado radicalmente la visión que la humanidad tiene de la vida. Sin embargo, lo empujaron a su martirio final.
Descubre el “bion”.
Los psiquiatras y biólogos noruegos desencadenan una batalla campal contra él a partir de estos descubrimientos que, lógicamente, rechazan fervientemente. Y No utilizo “fervientemente” en vano.
Reich ha logrado lo inimaginable. Ha descubierto que la libido no sólo existe, sino que además, es una presencia real, viviente y mensurable en el laboratorio.
Esto es, por supuesto, absolutamente intolerable. Los psicoanalistas están desesperados. Pero, ¿es que a este hombre nadie le ha dicho que eso es un invento de Freud? Un constructo conceptual que sirve de materia prima para que los psicoanalistas podamos masturbarnos mentalmente en prolongadas –y costosas- sesiones sin solución de continuidad. ¿Y nuestras publicaciones? ¿Adónde irían a parar? Cientos de tomos donde se encuentran condensadas en densas ristras de criptogramas todas nuestras elaboradas poluciones! Litros de poluciones, nocturnas y diurnas, que más tarde habrán de transmutarse en las tetas benevolentes o asesinas de Melanie Klein o en el nudo borromeo del grande y maravillosos onanista francés y en su reverendísimo nombre del padre que son –Dios no admita lo contrario-artilugios completamente inútiles pero funcionales a los propósitos indispensables de la gran marea masturbatoria universal!

Reich es el enemigo número uno.
Lo que pretende representa un atentado mortal contra la caterva de loros desplumados que viven amurallados en los recintos herméticos de sus inexpugnables intelectos.
Hay un ingente negocio entre ellos…y la realidad.

En 1939, se dirige hacia Estados Unidos. La cuna de la libertad –la única libertad que conoce esta sociedad- donde será finalmente masacrado en nombre de la “peste emocional”. Como Servet y como Giordano Bruno. En pleno Siglo XX del Occidente liberado de las garras del fascismo de Mussolini y de Hitler…
El occidente de los aliados, de los buenos, de los buenos cristianos.

Más publicaciones. Más persecuciones. Quema de libros. El FBI asaltará su casa para robar sus documentos, destruir su laboratorio, romper sus equipos. Y ponerlo en prisión bajo la única escandalosa maniobra legal que les resulta accesible: “Ejercicio ilegal de la medicina”. Escándalo. El más absoluto y descarado escándalo.
Muere en la cárcel de un ataque cardíaco, como recordamos al comienzo.
¿Asesinado? En parte asesinado. Reich ha cooperado, por supuesto. Es tempestuoso, incontrolado, colérico, incansable, y además fuma como una chimenea. ¿Un poco loco, quizás? También. Si gozara de la cordura aplastante de los cuerdos no sería el genio desbordante que ha sido. Un genio al que la ciencia actual todavía no alcanza a comprender. Tal es el adelanto de su pensamiento. Un pensamiento que surge de la salud mental y emocional sin bloqueos. Algo muy escaso en esta sociedad. La salud mental y emocional de un hombre libre. La biografía de Reich podría llevar como subtítulo: El drama inenarrable de un hombre sano viviendo entre enfermos.

Y a pesar de todo, tarde o temprano, tendrán que aceptar que los trabajos de Reich son esencialmente correctos: La existencia está sustentada desde y sobre una energía viviente y palpable. Llámesela Orgón, Prana, Mana u Od (o con cualquiera de los múltiples nombres con los que se la nombrado en los diversos sistemas). Sin esa energía en las que “respiramos, nos movemos y somos”, no hay vida.
Y Wilhelm Reich fue el primer hombre de la historia conocida que científicamente la descubrió y experimentó con ella dentro del marco de la metodología científica en la que se había formado, impecablemente. Sin influencias de la religión ni del ocultismo (que conoce este fenómeno desde hace siglos)
Mal que pese a quien le pese, sea el FBI, la Food and Drug Administration o la venerable Sociedad Psicoanalítica Internacional.
Requiescat in pace. Todos ellos. Nunca Wilhelm Reich. A quien le auguramos siglos de cañonazos de luz contra las tinieblas de este y de todos lo siglos por venir.
Salud!


Manuel Gerardo Monasterio
Jardines de Prometeo
6/12/2007 a las 18 horas

29.1.08

(culs de sac, boobytraps, abismos, atentados y espejismos diversos en el camino de salida)

Primera Parte



Ojos para quien quiera Ver y oidos para quien quiera Escuchar


Lo que llamamos realidad no es más que una alucinación colectiva consensuada.Pero está lejos de ser un fenómeno fortuito o producto azaroso de lo que los científicos “civilizados” llaman “evolución”. Por el contrario, es un proceso pensado, planeado y sostenido desde estratos de consciencia mayormente ajenos a nuestra percepción.

Si un gusano (cuya percepción se limita a dos planos) fuera atravesado desde arriba -un tercer plano que le es perceptivamente inaccesible- por una lanceta, moriría sin “saber” lo que le ha ocurrido.Nuestra injustificada soberbia nos hace fantasear que podemos imaginar lo que está más allá de las posibilidades de nuestra imaginación. Y hay una infinitud que se extiende más allá de los límites a los que nuestra imaginación puede llegar.

En el primer párrafo escribí la palabra mayormente en bastardilla, porque hay fisuras posibles en aquello que de lo contrario sería un laberinto inexpugnable.Esas fisuras se abren a veces “graciosamente (es decir, “por gracia”) y a veces intencionalmente (luego de que el individuo en cuestión haya agotado todas las posibilidades de su cordura establecida y se encuentre en esa situación terminal que Madame Naglowska solía proponer a sus fieles mediante técnicas absolutamente non-sanctas y con propósitos que sólo ella conocía).

Chesterton decía que el mayor logro del diablo era hacerle creer a la gente que él no existe. Pero quien crea que nuestra verdadera lucha es “contra carne y sangre”, en el sentido literal, está mortalmente equivocado. Como reveló quien aparece como Saulo de Tarso, tenemos sin duda lucha contra principados y contra potestades, contra señores de las tinieblas de este mundo.
Y quien considere que esto no es más que una forma metafórica de expresar fuerzas intangibles, estaría nuevamente cometiendo un letal error.

Los señores de las tinieblas de este mundo odian la vida orgánica y toda su exuberancia, y disfrutan de los ambientes oscuros y subterráneos. Ambientes similares a los de las “Discos” repartidas por todo el mundo civilizado, donde en la madrugada y reptando por pasadizos oscuros, jóvenes (y no tan jóvenes) de ambos sexos se entregan a prácticas de promiscuidad sin amor creyendo que ejercitan así su libertad sexual. Ignorantes de que su energía es consumida y manipulada por Aquellos que están llevando al planeta a su destrucción ecológica, para que todo finalmente sea similar a los abismos subterráneos de donde ellos salieron.

No promuevo ni la monogamia ni la familia, ya que no siento inclinación alguna en particular por dichas instituciones. Sólo aseguro que el ejercicio de la sexualidad desvinculada del afecto –y de la natural empatía y respeto que de él dimanan- lleva a la degradación de la condición humana y a la disolución progresiva de la integridad del hombre.

Los seres vivos no pueden ser tratados como objetos sin ver inevitablemente corrompida su condición como tales. Para poder destruir la ecología "exterior" como se está haciendo, es preciso primero haber quebrado la ecología interior, es decir, la de la mente de los hombres.

Las culturas tradicionales –usualmente llamadas “primitivas”- tenían una consciencia cotidiana de Lo Sagrado. Para el hombre que vive en cosubstanciación con la naturaleza TODO ES SAGRADO.

Pero llegaron los señores de las tinieblas de este mundo. Llegaron a este planeta huyendo de quienes los perseguían, y los perseguían porque conocían bien de lo que eran capaces. Y se establecieron en este planeta. Y se hicieron pasar por dioses, porque los hijos de los hombres eran criaturas inocentes. Y manipularon genéticamente a los hijos de los hombres. Y escribieron luego varios de los libros religiosos que la mayoría de la gente tiene hoy como sagrados. Libros que los ponían a ellos-los falsos dioses-por encima de todo y más allá de toda duda.
Libros en los que invitaba al hombre a pensarse como afuera de la naturaleza, confrontado con ella.

Mientras que arrojaron además –de manera falaz e infame-todo el mal sobre los hijos de los hombres. Toda la culpa, y todo el miedo. Y todos los “pecados originales” que solamente ellos han creado y que solamente habitan en ellos mismos. El hombre no tiene ningún pecado original, ninguna culpa original. Toda la miseria le ha sido impuesta por estos genetistas estelares que irrumpieron en este planeta por la puerta trasera. Y se quedaron desde entonces generando todo el mal. Bajo el amparo de sus acólitos –concientes o inconscientes- los sacerdotes de todas las religiones organizadas desde el principio de la historia.

Cuando el hombre estaba en estado puro e inocente, no hacía falta ninguna religión. Porque no hacía falta “re-ligar” nada. Porque todo –aún el aliento-era Sagrado y en todo había consciencia de lo Sagrado.

Y con todo el mal trajeron todas las divisiones, todas las comparaciones, todas las carencias, todas las medidas. Todas las falsas estructuras que rigen hoy como entonces cada uno de los movimientos que el pobre hombre que orgullosamente se llama “civilizado” realiza a lo largo de su día –también falsamente medido y controlado por Aquellos-.

La miseria y el hambre son un producto artificial. La Naturaleza sólo conoce la abundancia. No hay carencia en la naturaleza. Pero la naturaleza debe ser respetada para manifestarse como tal en toda su integridad.

Y los Tenebrosos abrieron la caja de pandora de la que salieron todos los males y todas las carencias y todas las maldades que son originalmente ajenas al hijo del hombre.

Los científicos actuales fantasean con un eslabón perdido que jamás podrá ser encontrado, porque no es más que una fantasía de su tosca imaginación. Compartimos algo así como el 97% del ADN (punto más o menos) con los gorilas y otros primates.
¿De dónde o cómo creen que salió esa diferencia?
¿Como resultado de la evolución natural?
Hace falta tener verdaderamente una ingenuidad - y una credulidad- mayor aún que la de los fanáticos de las diversas religiones organizadas para poder creer o concebir semejante disparate.
Ese porcentaje es parte del ADN extraño que le fue implantado al hombre original por estos intrusos despiadados.ç

Espero que a partir de ahora –una vez dicho todo esto- todos los idiotas que utilizan solo una misérrima parte de su cerebro izquierdo –y menos o nada del derecho- se retiren de este lugar y dejen de leer lo que de nada puede servirles. Podrán continuar inclinándose ciegamente ante sus amos, persistiendo en sus robóticas rutinas cotidianas que les han sido impuestas sin que tengan la menor consciencia. Rutinas absurdas a las que llamaran, estúpidamente, “sus vidas libremente elegidas”. (Y se vuelvan para leer a Heidegger o a Hegel o a Lacan, o para ver el programa de Tinelli, que para el caso de perderse en la nada es exactamente lo mismo)

Ninguna de las estructuras de este mundo está fuera del control de Aquellos que han concebido este mundo que hoy habitamos. De hecho, han sido esencialmente creadas y establecidas bajo su constante “inspiración”.
Como he dicho, las religiones organizadas; la ciencia sin consciencia, la educación, los gobiernos, las grandes industrias, la banca internacional y todas las estructuras de entretenimiento y propaganda globalizadas. En todas estas estructuras hay, por supuesto, pequeñas fisuras por las que se filtra de manera inevitable la Luz de la Conciencia que Somos. Porque a pesar de toda su astucia y todo su poder mental, son falsos dioses, no dioses. Y hay, aquí y allá, elementos que escapan de su control. Pero no cometan el error de subestimarlos, porque han avanzado mucho. Todo a expensas de la ignorancia y la estupidez que, lógicamente, ellos mismos implantaron en el “nuevo hombre” que fabricaron.

La llamada “nueva era” ha estado infiltrada por ellos desde el comienzo. Sería absurdo pensar que se iban a perder esa estupenda oportunidad.
¿Cómo podemos saberlo?
¿Han visto ustedes lo que ocurre en prácticamente todos los movimientos “nueva éricos”, tarde o temprano?
¿Ven las luchas poder?
¿Los deseos de los individuos por adquirir dominio sobre los demás o tener el control sobre los otros?

El deseo de control sobre los demás, de dominio sobre el prójimo, es el signo distintivo de esa Bestia original que se llama “los señores de la tinieblas de este mundo”.
El hombre original, que está siempre intentando aflorar en nosotros por encima de la manipulación genética impuesta, no está interesado en controlar a nadie, en dominar a nadie, y se mueve por la vida “espiritual”sin afán de lucro ni ánimo de recompensa.Porque, como lo tiene todo –porque tiene la Consciencia-jamás le falta nada.

Es muy sencillo distinguir la paja del trigo.
Por sus frutos los conocerán.

Hubo varias grandes guerras de las que la historia no guarda memoria, pero están bien inscriptas en la estructura genético-memética de la humanidad.
Robert Oppenheimer –el padre principal de la bomba atómica- leía asiduamente –y aún citaba- el Mahabharata, una de las dos más grandes épicas de la literatura de la India, donde se relata, precisamente, una de estas grandes guerras estelares.
Cuando un estudiante de Princeton le preguntó a Oppenheimer –luego de Hiroshima- si esta era la primera vez que se había hecho estallar una bomba atómica de esa manera., Oppenheimer le contestó: “Bueno, en los tiempos modernos, sí, por supuesto”.

Los “hijos de la tiniebla” ya han devastado el mundo más de una vez en el pasado.
Lo hicieron en la Atlántida.
Mucha gente ingenua piensa que ese continente fue un especie de paraíso luminoso, cuando en realidad se trató del primer gran intento –aunque puede haber habido otro previo de menor alcance- de crear una “civilización globalizada” bajo el imperio de la tecnología y la ciencia sin alma. Por razones que hoy estamos comenzando a conocer, en parte fracasaron, no sin antes llevar al planeta a un cataclismo mayor.

Lo que conocemos ahora como “civilización globalizada” es el nuevo intento que marcha -desde el temprano siglo XIX-a velocidad ampliada.

Estamos en medio de la guerra más cruenta de la que guardemos memoria.El hecho de que casi nadie se de cuenta –o malinterprete los signos como lo hacen los fanáticos de las religiones organizadas- es un índice más del estado de sueño inducido en el que ha sido puesta la humanidad.

Armageddon ha llegado. Ya está aquí.
Lo que la mayoría desconoce, es que el campo principal de esta gran batalla
se está librando en la mente de los hombres.

Manuel Gerardo Monasterio

(que no se está convirtiendo de Rajneesh en Osho, ni “se ha muerto” como José Arguelles para que venga Valum Votan, sino que simplemente está "desapareciendo" para siempre sin que nadie venga a ocupar su lugar)

Ciudad de Buenos Aires –todavía-a los 29 días de Enero de 2008 del calendario que rige este mundo
 

Copyright 2010 Tristario.

Theme by WordpressCenter.com.
Blogger Template by Beta Templates.